Al día

El cuidado de las personas y del planeta, eje del esfuerzo de Lilly España por generar un impacto positivo

• En 2023, Lilly España puso en marcha 95 estudios (+11% que en 2022), en los que participaron 3.354 pacientes (+36%) • En el ámbito ambiental, dio un paso significativo al iniciar la medición de su huella de carbono en Alcance 3 • En 2023, la compañía encabezó el ranking Great Place to Work® de las mejores empresas para trabajar en la categoría de más de 1.000 empleados

Lilly España ha publicado  su Estado de Información No Financiera (EINF) 2023, un documento que recoge el sólido compromiso de la compañía por la aplicación de los principios del cuidado en todas sus áreas de impacto como eje transversal de su estrategia ESG (Medioambiente, Sociedad y Gobernanza). Entre los datos destacables del informe se encuentra el esfuerzo de su actividad investigadora.   

El cuidado de las personas en el entorno de la salud

En 2023, Lilly España destinó 54,8 millones de euros en I+D. Este informe recoge el anuncio de la inversión de 15 millones en dos años para infraestructuras y equipamiento en el Centro de Investigación Preclínica. En cuanto a la investigación clínica, Lilly España puso en marcha 95 estudios clínicos (11% más que en 2022), involucrando a 896 equipos de investigación en centros sanitarios (+9%), abarcando cuatro áreas terapéuticas y contando con la participación de 3.354 pacientes (+36%) y 1.920 investigadores.

Por otro lado, la planta de producción de Lilly España, situada en Alcobendas (Madrid), es una de las ocho plantas con las que cuenta Eli Lilly & Company y la única fuera de Estados Unidos que suministra medicamentos a todo el mundo. En 2023 en ella se fabricaron 759.809.897 dosis y se empaquetaron 41.155.246 envases.

“Lilly es una compañía médica que transforma la ciencia en soluciones de salud para mejorar la vida de las personas en todo el mundo. Los medicamentos innovadores traen nuevas esperanzas, por lo que seguimos trabajando cada día con esfuerzo e ilusión para cumplir con nuestro propósito, ayudar a las personas a mejorar, sentirse mejor y a vivir mejor, creciendo de manera responsable y sostenible para beneficiar a la sociedad en su conjunto y mirar hacia el futuro con optimismo”, señala Teresa Millán, directora de Asuntos Corporativos de Lilly España.

Para cumplir con este propósito, Lilly España colabora con los profesionales, poniendo a su alcance herramientas que puedan ayudarles en el ejercicio de su profesión y apoyando el desarrollo de su conocimiento científico. Asimismo, interactúa con las administraciones públicas para hacer llegar los medicamentos a los pacientes, que puedan prescribirse con un precio adecuado y en el menor tiempo posible.

En concreto, este 2023, Aula Lilly, el programa de formación con base en el aprendizaje transversal en torno a la evidencia médica y la metodología de la investigación, realizó 98 eventos a los que acudieron 3.781 profesionales sanitarios. Además, la filial duplicó sus colaboraciones (44 en 2023 frente a 21 en 2022) e incrementó sus patrocinios (491 en 2023 frente a 425 en 2022).

El cuidado de nuestras personas

La apuesta por la cultura colaborativa se torna como un imprescindible no solo para atraer talento, sino también para retenerlo. Este compromiso con el bienestar de los empleados y empleadas propició que, un año más, Lilly alcanzara la primera posición en el Ranking Best Workplaces España 2023 como mejor empresa para trabajar en la categoría de más de 1.000 empleados.

“Queremos que todas las personas de Lilly alcancen su máximo potencial y bienestar, por lo que nos esforzamos por ofrecer las herramientas y los recursos necesarios para apoyarlos en su crecimiento profesional y personal en un ambiente seguro y saludable”, continúa la directiva, quien destaca que, de las 1.078 personas que conforman el equipo humano de Lilly España, más de la mitad (54,17%) son mujeres, quienes ocupan cerca de la mitad de los cargos directivos (49,77%).

Según el documento, en el último año, se impartieron 65.334 horas de formación, lo que supone una media de 7,58 horas de formación por persona empleada, un 8,8% más que el año anterior. Además, la calidad del empleo que ofrece Lilly es patente; prueba de ello es que el 94,8% de los contratos laborales son indefinidos, el 100% son a jornada completa y ninguno es a tiempo parcial.

El cuidado para impactar en la sociedad

Entre los ejes de impacto positivo en la sociedad, se encuentra la labor que desempeña la Fundación Lilly y su es fuerzo por promover la Ciencia, la Medicina y el Humanismo. Para ello, la Fundación Lilly se relaciona y establece colaboraciones con los mejores expertos nacionales e internacionales, así como con instituciones públicas y privadas que persiguen los mismos fines de reflexión y debate abierto en estos tres campos.

La otra forma de generar impacto positivo en las comunidades es a través de programas de acción social, basados la mayoría de ellos, en la implicación de los empleados a través del voluntariado corporativo. Lilly en su estrategia se ha propuesto mantener estos programas aportando para llevarlos a cabo el tiempo de sus empleados en horario laboral -3.275 horas en 2023-. Además, en 2023, la compañía médica invirtió 1,1 millones de euros en donaciones, 2,5 veces más de lo destinado en 2022.

El cuidado del medioambiente: hacia la neutralidad climática

En el ámbito ambiental, Lilly también dio un paso significativo al establecer un sistema de medición de sus emisiones de carbono, con 55.287 toneladas de CO2 huella de carbono Alcance 3- aquellas que provienen de la cadena de valor de Lilly y no están bajo su control- La incorporación de esta medida permitirá implementar estrategias efectivas para mejorar sus resultados de cara a un futuro más respetuoso con el entorno.

El ahorro en los consumos de agua y energía, la disminución de los residuos que se envían a vertedero, así como la reducción de emisiones y de fósforo en los vertidos son el foco de la gestión ambiental de Lilly España, partida a la que destinó más de 693.000 euros (un 12,5% más que en 2022). Un esfuerzo que permitió que, en 2023, la organización alcanzara los objetivos de ahorro en consumos de agua (+7,67 % en 2023) y energía (3,38% del consumo energético total del campus es producido por placas solares), así como en la disminución de residuos peligrosos generados (-9,41 % en 2023).

El cuidado de nuestra empresa: gobernanza ESG basada en el diálogo y compromiso con los grupos de interés

Lilly aplica los principios del cuidado en sus propias decisiones empresariales, estableciendo los más altos estándares éticos y vigilando de cerca su más estricto cumplimiento porque, para la compañía, la responsabilidad pasa por identificar, prevenir y paliar riesgos en todas las operaciones, pero también por incorporar los aprendizajes obtenidos y lleva a cabo procesos de diálogo con profesionales sanitarios, gestores de la Administración Pública, reguladores, pacientes, empleados, entidades sanitarias y comunidades locales sobre los temas materiales. 

Cabe destacar que, por favorecer la profesionalización, la difusión y la consolidación de la función de Compliance en España desde el rigor, el conocimiento y el buen hacer, Lilly España resultó ganadora de la VII edición de los Premios ASCOM 2023, convirtiéndose así en la primera farmacéutica en obtener este reconocimiento.

El liderazgo sobre el diseño, seguimiento y supervisión del cumplimiento de la estrategia ESG 2020-2025 de la compañía y sus 18 objetivos recae sobre el Comité de Sostenibilidad, que es autónomo y reporta directamente al Comité de Dirección.

Buscamos dar un paso más allá de la clásica responsabilidad social corporativa (RSC), orientada a lo que la empresa hace para ser responsable, e ir más allá, poniendo foco en el impacto que genera con su actividad, dirigiéndonos por objetivos ambientales, sociales y de gobernanza integrados en toda su cadena de valor”, subraya la directora de Asuntos Corporativos de Lilly España.