Al día

PASCUAL


Lanza la primera botella de leche hecha a partir de materiales vegetales

Pascual continúa aplicando su estrategia de sostenibilidad para innovar en nuevos formatos más respetuosos con el medioambiente, pero también adaptados a las nuevas demandas de los consumidores. Es el caso de su último lanzamiento, la primera botella de leche del mercado español fabricada a partir de materiales de origen vegetal. Las nuevas botellas de Leche Pascual incorporan un 28% de resina vegetal, producida a partir de caña de azúcar. Un hito único en nuestro país.

Con la introducción de este nuevo material, bautizado como Biopet, las nuevas botellas de Leche Pascual disminuirán la cantidad de plásticos de origen fósil introducidos en el mercado y reducirán las emisiones de la compañía. El nuevo envase estará disponible para la gama de leches clásicas (leche Entera, Semidesnatada y Desnatada) y tendrá un mayor tamaño de 1,5 litros, respondiendo a las nuevas demandas de los consumidores, identificadas por la compañía.

“Estamos constantemente buscando nuevos caminos para aplicar la innovación a nuestros envases y hacerlos más sostenibles. Ya fuimos pioneros en España al introducir el primer Tetra Brik aséptico en 1973, y el año pasado lanzamos el primer Tetra Brik para leche UHT con un 89% de materiales procedentes de fuentes renovables, el más sostenible del mercado”, declara Javier Peña, director del Negocio Lácteo y Bebidas Vegetales de Pascual.

De hecho, las nuevas botellas convivirán en los puntos de venta con este envase que Leche Pascual inauguró en 2020, el ‘Tetra Brik® Aseptic Bio-based’, fabricado a base de caña de azúcar y cartón FSC, que proviene de bosques gestionados de manera responsable y otras fuentes controladas, según los criterios del Forest Stewardship Council.

Las nuevas botellas de Leche Pascual, compuestas de Biopet a partir de resina de origen vegetal, también incorporarán otros elementos para aportar mayor valor añadido al formato, como su nuevo tapón sin aluminio fácil de abrir -girar y servir-, boca más ancha que facilita en vertido y un retráctil agrupador más sostenible con un 85% de plástico reciclado (rPET).

“Las nuevas botellas fabricadas a partir de materiales de origen vegetal son la muestra de cómo Pascual aplica la innovación para reducir su impacto medioambiental en cada fase de la cadena de valor. Esta estrategia de sostenibilidad 360º responde directamente al propósito de la compañía: mejorar la calidad de vida de las personas aportando valor en las comunidades donde estamos presentes” ha recalcado Peña, quien también ha recordado que “Pascual fue el primer gran fabricante en conseguir, en 2018, el certificado Bienestar Animal AENOR Conform en la totalidad de sus granjas proveedoras de leche. Nuestro compromiso es seguir dando lo mejor a nuestros consumidores”.

Con este movimiento, Pascual sigue generando innovaciones para construir su estrategia de liderazgo sostenible en el sector agroalimentario, minimizando su impacto medioambiental y su huella de carbono a la vez que ofrece soluciones para generar hábitos de consumo cada vez más responsables.

 

Más de 50 años comprometidos con el sector ganadero

Pascual lleva más de 50 años comprometida con el campo y sus ganaderos, cuidando cada eslabón de su cadena de valor láctea, a fin de garantizar la máxima calidad de todos sus productos y el fomento del desarrollo rural y la economía local.

La compañía arandina fue el primer gran fabricante en certificar todas sus granjas en Bienestar Animal en 2018, de la mano de AENOR. Se trata de la única certificación en España que puede garantizar los requisitos establecidos en los referenciales de Welfare Quality®, el más alto estándar europeo para las evaluaciones en granja de vacuno lechero.

Para continuar dando lo mejor en todos los terrenos, la compañía fija población en el medio rural gracias a la colaboración estrecha con sus ganaderos: el 85% lleva con Pascual más de 15 años y con ellos trabaja diversos programas de eficiencia productiva para ayudarles a rentabilizar y mejorar su producción. De esta manera, la compañía quiere dar vida a los pueblos de la “España Vaciada” apostando por productos de origen 100% local e impulsando las economías rurales en las que desarrolla su actividad, a través de la generación de empleo y la adquisición de bienes y servicios.

Pascual va a seguir desarrollando, en los próximos años, un ambicioso proyecto sostenible: humano, social, medioambiental y económico, que cuide a toda la cadena de valor, desde el productor al consumidor final. Siempre buscando dar lo mejor en cada eslabón del proceso y ofreciendo un producto sostenible, responsable y de la máxima calidad.

¡Entra a nuestra granja virtual!