Al día

Las ventas de Grupo Telepizza crecieron mes a mes durante el segundo trimestre.

Estos resultados confirman una recuperación sostenida y avalan la solidez de su modelo de negocio.

Aunque la actividad del negocio continúa afectada por el impacto de la COVID-19, especialmente en Latinoamérica, el negocio ha comenzado una recuperación gradual durante el segundo trimestre, superando las estimaciones comerciales y financieras internas de la propia compañía.

Las medidas tomadas para adaptar su modelo de negocio al entorno de la COVID-19, reducir su estructura de costes y preservar la liquidez están dando resultados en todos sus mercados.

Esta tendencia positiva se pone de manifiesto en la recuperación sostenida de sus ingresos durante el 2º trimestre de 2020, con incrementos del 23% en mayo (respecto de abril) y del 12% en junio (respecto a mayo).

Gracias a las acciones llevadas a cabo para mantener el servicio de delivery, aplicando los más estrictos protocolos de seguridad e higiene, durante los primeros meses de pandemia y la gradual recuperación del servicio de take away y recogida en local, la compañía generó ventas cadena de 486 millones de euros en el primer semestre de 2020, con una caída de menos del 20% respecto año anterior, y unos ingresos de 171 millones de euros, un 10% menos respecto a la primera mitad de 2019. Cifras que resultan muy positivas en el contexto de pandemia y en la compleja situación que está viviendo el sector de la restauración.

El EBITDA ajustado en el segundo trimestre alcanzó los 3 millones de euros, por delante de las previsiones internas, lo que demuestra la solidez de su modelo de negocio.

Grupo Telepizza mantiene una sólida posición de liquidez, con 64 millones de euros en efectivo a finales de junio, incluyendo 10 millones de euros de nueva financiación obtenida de un préstamo ICO en España.

Además, la compañía ha realizado puntualmente el pago de los intereses de su deuda el pasado 15 de julio, tal y como estaba comprometido, y continúa trabajando en la evaluación de posibles alternativas para lograr una financiación de entre 95 y 115 millones de euros para desarrollar su plan de recuperación e inversión y mantener una posición de liquidez suficiente.

Las negociaciones con Yum! respecto a la modificación de los objetivos de aperturas de nuevos establecimientos y otros aspectos de la alianza para adaptarlos a la nueva situación del negocio y la economía como consecuencia de la COVID-19 siguen en curso y desde Grupo Telepizza confían en poder alcanzar un a acuerdo mutuamente beneficioso para las partes antes de final de año.

El Grupo reafirma sus previsiones de EBITDA y CFADS [i]para el año fiscal 2020, de 17 a 24 millones de euros y de -14 a -22 millones de euros, respectivamente, asumiendo que no se produzca un agravamiento significativo en la evolución de la COVID – 19 que afectase a la capacidad del negocio de continuar prestando sus servicios en los niveles actuales.  

 

 

[i] Cash Flow disponible para el servicio a la deuda