La iniciativa ‘Letur Repuebla’ despierta el interés de familias de Hungría y Escocia para acabar con la España vaciada


Cantero de Letur, compañía especializada en la producción de lácteos ecológicos, se compromete con la revitalización del entorno rural manchego en su nueva iniciativa: ‘Letur Repuebla Viviendas & Coworking’. El proyecto busca combatir la España vaciada y lograr la repoblación del municipio albaceteño ofreciendo unas viviendas que comienzan a ser habitadas esta misma semana. La iniciativa ha despertado interés a nivel internacional, con peticiones desde Hungría o Escocia. 

En total, Cantero de Letur ha recibido más de 150 solicitudes de diferentes zonas de España y Europa. Algunas de ciudades como Madrid, pero también de partes como Canarias. Reflejo del atractivo que tiene el mundo rural español es que hasta familias de Escocia y Hungría han enviado sus solicitudes para sumarse a ‘Letur Repuebla’ e iniciar una nueva vida en la comarca albaceteña.   

Con el objetivo de revitalizar este enclave manchego, Cantero de Letur ha construido 10 nuevos hogares que disponen de 2 o 3 dormitorios y cuentan con todo tipo de comodidades para ofrecer un elevado confort a toda la familia. Las viviendas, catalogadas como inmuebles de alta eficiencia energética, con calefacción y refrigeración por suelo radiante, y ubicadas en el centro del municipio, a escasos minutos de la infinidad de parajes y rutas circundantes, ya han comenzado a recibir a sus primeros huéspedes. 

Las familias que ocupan estas casas irán instalándose progresivamente este mes de julio. Un tiempo en el que comenzarán una nueva vida en una zona rodeada de naturaleza, lejos del estrés de la ciudad, con atención casi personalizada en las aulas, y con una cálida acogida de un municipio que lucha por mantener las zonas rurales como herramienta de cohesión social y desarrollo cultural. 

La España rural supone actualmente un importante desafío. La población de estos pequeños municipios del interior peninsular cada vez está más envejecida debido al éxodo de los jóvenes a las grandes urbes en busca de oportunidades laborales muy difíciles de encontrar en los pueblos. En este contexto se enmarca una apasionada iniciativa con la que Letur aspira a voltear la tendencia y convertirse en una referencia a seguir para lograr repoblar y salvar estas regiones que, a pesar de estar olvidadas, tienen mucho para ofrecer. 

Esta pequeña población serrana que pertenece a la comarca de la Sierra del Segura y está habitada por unas 900 personas, es el lugar ideal para aquellos que quieran alejarse de la ciudad y busquen paz, calma y tranquilidad en un entorno natural. Precisamente esto es una de las principales ventajas de vivir en Letur, donde el contacto con la naturaleza es inmediato y no hace falta esperar al fin de semana para salir a dar un paseo por el campo. 

 

Salvar el colegio de Letur 

En el proceso de selección se han priorizado las peticiones de familias con hijos, pues el objetivo principal de esta campaña es la de luchar contra la despoblación y atraer a jóvenes. De hecho, una de las metas es defender la educación local sumando niños al colegio del municipio, que únicamente cuenta con 22 alumnos de cara al próximo curso. Una cifra que ahora crecerá paulatinamente gracias a la llegada de estas diez familias que se trasladarán a las instalaciones facilitadas por Cantero de Letur. 

 

Las nuevas posibilidades del teletrabajo 

Además, dentro de este proceso, también se ha primado que los candidatos a trasladarse a Letur cuenten con empleos donde el teletrabajo sea factible para así asegurar la estancia de estas familias en el pueblo y evitar la necesidad de tener que abandonar el pueblo para ir diariamente a las zonas urbanas. 

Actividades profesionales como el de desarrolladores web, comerciales, ingenieros informáticos o incluso abogados, son cada vez más frecuentes en el mundo del teletrabajo. Una vía que abre la tecnología y que se constituye en un aliado para la repoblación de zonas más alejadas de los principales núcleos urbanos, donde suelen concentrarse la mayoría de las empresas. 

Cantero de Letur, para facilitar este teletrabajo, ha adquirido un espacio para tener la posibilidad de establecer un espacio de coworking donde siete trabajadores podrían ejercer sus diferentes puestos de trabajo cerca de casa si así lo desearan en un futuro próximo. Este dispondrá de una sala de reuniones y una conexión a internet de alta velocidad con lo que se pretende fomentar el trabajo tranquilo y cooperativo, además de un desarrollo eficiente de cada empleo.  

 

Un paraje inigualable 

Residir en Letur es sinónimo de calidad de vida. Su maravillosa ubicación en pleno paraje natural hace de él un lugar perfecto para hacer deporte al aire libre y huir del ritmo de las ciudades. Algunas de las actividades deportivas más recomendadas para hacer en el pueblo son rutas de montaña o en bicicleta, ya que despone de una red de senderos de 183 km. 

Este municipio albaceteño, también conocido como ‘el pueblo del agua’, está atravesado por numerosos arroyos, acequias y piscinas naturales. Además, tanto el trazado urbano como el alcantarillado y el sistema de regadío son muestras visibles en la actualidad del legado musulmán en la Sierra del Segura, especialmente en Letur, que fue declarado Conjunto Histórico Artístico en el año 1983 gracias a la magnífica conservación del diseño urbano árabe, convirtiéndose en el conjunto musulmán más importante y mejor conservado de la provincia de Albacete.  

 

Castilla La Mancha frente a la despoblación

El cambio demográfico supone uno de los mayores retos que afrontan las regiones, ciudades y núcleos rurales de población en Europa.

El impacto que la demografía tiene en el mundo rural manchego se traduce en la existencia de zonas con niveles de despoblación muy por encima de la media nacional y europea. Esto implica afrontar nuevos desafíos con el desarrollo de normativas propias que atajen la problemática.

Por ello, para combatir los retos poblacionales actuales y futuros de Castilla-La Mancha, se ha aprobado la Ley 2/2021, de 7 de mayo, de Medidas Económicas, Sociales y Tributarias frente a la Despoblación y para el Desarrollo del Medio Rural en Castilla-La Mancha, que tiene un enfoque multisectorial y transversal.

De esta manera y por primera vez, el Gobierno regional introduce la política fiscal en la lucha contra la despoblación dentro su programa político y explica que “en el tramo del IRPF cedido a las comunidades autónomas se plantea una desgravación del 50% de la cuota autonómica (el 25% del total) para las personas que tengan estancia efectiva en zonas rurales así como la desgravación del 10% para adquisición o rehabilitación de una vivienda para los que vivan o quieran vivir en el medio rural”. 

Estas medidas fiscales suponen una valiosa ventaja para la España vaciada al permitir reducir a la mitad el impuesto de transmisiones patrimoniales y el impuesto de actos jurídicos documentados para la adquisición de viviendas o locales para el establecimiento de empresas. Además, ofrece un 40% más de ayudas para aquellos autónomos que se desplacen a trabajar a zonas despobladas y 500 euros de deducción los dos primeros años en la cuota íntegra autonómica de traslado de vivienda habitual.  

Esta ley, por tanto, garantiza el acceso a los servicios públicos y la igualdad de oportunidades para los habitantes del medio rural, además de fomentar el desarrollo económico y social para alcanzar la cohesión social y territorial. Todo un primer paso para luchar contra un problema que cada vez deja más pueblos vacíos por toda España.