Al día

Los alojamientos alternativos ganan terreno: ya representan el 30% de las reservas


Desde apartahoteles y casas rurales pasando por riads, ryokans, campings y hasta barcos, los españoles buscan vacaciones cada vez más auténticas, inmersivas y originales

El creciente interés por este tipo de alojamientos extraordinarios ha hecho que la demanda se dispare un 210% en junio con respecto al mismo mes de 2020, según datos de Rumbo.es

 

Irse de vacaciones va mucho más allá que visitar un destino. Ahora el objetivo es buscar experiencias auténticas e inusuales, y si permiten mimetizar con el entorno mucho mejor. Esto ha provocado un creciente interés por los alojamientos alternativos que, hasta hace poco, no eran nada tradicionales, pero que ahora son parte esencial del plan de viajes de cualquier español, a tal punto, que para este verano ya representan el 30% de las reservas, según datos de la agencia de viajes online Rumbo.es.

Apartamentos, apartahoteles, villas, casas rurales, Bed & Breakfasts, guest houses e incluso opciones para una auténtica experiencia cultural y natural como los riads y ryokans, o algo más exclusivo como los barcos, son algunas de las soluciones no hoteleras que progresivamente han ganado terreno, especialmente en estos tiempos de Covid, en los que la gente busca una mayor intimidad y libertad a la hora de organizar sus vacaciones. Tan solo el pasado mes de junio, las reservas se dispararon un 210% en comparación con el mismo mes del año anterior. Esto solo demuestra que estamos ante un fenómeno que llegó para quedarse.

El turismo nacional ha crecido más en este tipo de alojamientos que el extranjero, pasando del 82% en 2019/2020 al 85% este año,  de acuerdo a las cifras de Rumbo.es. Las parejas y las familias acaparan más del 50% de las solicitudes, aunque también se percibe una creciente demanda por parte de las personas que viajan solas, gracias a que muchos de ellos ofrecen la posibilidad de socializar de manera distinta, como es el caso de los campings.

 

¿Cuáles son los más populares?

Existe una gran variedad de alojamientos extraordinarios que con el paso del tiempo han ido ganando la confianza de los turistas por sus características muy particulares. Algunos son bastante novedosos y otros llevan mucho proyectándose, pero ha sido ahora cuando han tenido un repunte importante:

Apartamentos y apartahoteles, una alternativa que se afianza. Esta opción vacacional, nada desconocida, es de las que más sigue creciendo en España. Hoy por hoy aglutinan casi el 70% de las ventas en este segmento, de acuerdo a los datos de Rumbo.es. Son un éxito en casi todos los destinos, pero donde realmente triunfan es, sin duda, en las zonas de la costa, concretamente en las Islas Baleares y Canarias. Las grandes comodidades que ofrecen y la libertad de poder disfrutar de instalaciones como si estuvieses en casa le convierten en la selección perfecta para las familias.

El encanto de las guest houses. Las casas adaptadas para recibir turistas constituyen un atractivo para muchos que buscan vivir una experiencia tranquila, pero a la vez tradicional y un tanto casera. Esto ha hecho que las guest houses continúen ganando adeptos, concentrando hoy el 15% de las ventas en la categoría de alojamientos alternativos. Madrid y Barcelona se sitúan como las ciudades donde los turistas buscan más este tipo de casas, especialmente en las zonas históricas, aunque también a las afueras, en entornos más naturales alejados del bullicio. Fuera de España, la capital italiana, Roma, es la favorita para vivir esta experiencia.

Los resorts, para los que buscan servicios más completos. Estos complejos turísticos y su concepto de ofrecer una amplia gama de servicios de ocio y esparcimiento en un solo lugar (y para toda la familia) son los más demandados en las zonas de playa. Actualmente suman en torno al 5% de las reservas. Tenerife es el destino por excelencia para disfrutar de un resort, debido a que cuenta con una variada y muy completa oferta de opciones y servicios. Los que prefieren viajar más lejos, los buscan en República Dominicana y México.

Hostales y Bed & Breakfasts son la alternativa tradicional que se mantiene. Muchos de ellos, al estar situados en zonas céntricas y tradicionales, e incluso en edificaciones históricas, le convierten en la opción perfecta para quienes buscan algo barato, pero con encanto. Ambos suman en torno al 6% de las reservas, según Rumbo.es. ¿Dónde? En las ciudades icónicas como Madrid, Barcelona, Roma, Florencia, Londres y Marrakech.

Las casas rurales, los campings y las villas también se consolidan. El turismo de naturaleza sigue en alza. La gente está cada vez más interesada en mimetizar con el entorno y alejarse del bullicio de las ciudades. Este interés ha dado un importante impulso a alternativas de alojamientos como es el caso de las casas rurales, que tienen mucho éxito en las zonas de montaña de Mallorca, Lanzarote y Tenerife, mientras que las villas que son muy solicitadas en Fuerteventura y la Costa Blanca. Los campings son muy apreciados tanto en destinos de campo como urbanos, gracias a que progresivamente se han ido habilitando espacios especiales para los amantes de las acampadas. La Costa Dorada y Venecia es donde más acogida tienen.

 

Más originales, auténticos y tradicionales

La creciente demanda de experiencias cada vez más inmersivas ha provocado el surgimiento de alternativas muy originales y bastante curiosas que han conquistado a miles de personas. Los riads, esas casas o palacios tradicionales icónicas en Marruecos, se han colado en las preferencias de los españoles, sumando ya en torno al 3% de las reservas. Algunos son hoteles de lujo con una decoración impresionante, cuidada al detalle y que crea una atmósfera de elegancia y exclusividad.

El ryokan es un tipo de alojamiento tradicional japonés creado hace cientos de años para recibir visitantes por poco tiempo, pero que ahora conquistan a los turistas que van Japón, concretamente en ciudades como Koyasan, Kyoto y Takayama. Quienes quieran hacer “algo japonés”, como decía Lisa Simpson en su viaje al país nipón, deben entonces vivir la aventura de dormir y comer en estas modestas, pero fascinantes estructuras.

Por último, están los hospedajes en barcos. Más allá de las travesías que se puedan hacer en ellos, las embarcaciones adaptadas con todo tipo de comodidades se han colado entre las preferencias de aquellos ansiosos por tener unas vacaciones diferentes. Budapest, Praga y Estocolmo, las ciudades que más atraen a este tipo de viajeros que aman los mares.