Al día

ACQUA DI PARMA

COLONIA FUTURA

Colonia Futura amplía el universo de las colonias de Acqua di Parma, una nueva fragancia que está llamada a ser el emblema del manifiesto de sostenibilidad de la histórica Maison italiana. No en vano se llama Acqua di Parma Futura. Sostenibilidad, para Acqua di Parma, significa preservar las tradiciones, respetándolas y también renovándolas. Significa crear una línea dinámica y vital entre el pasado, el presente y el futuro para proteger y legar a las próximas generaciones el auténtico estilo italiano vivo e intacto.

Colonia Futura es la expresión contemporánea de un interés por preservar y destacar la importancia de los recursos naturales y culturales que forma parte de la Maison desde sus orígenes y que se materializa en la adopción de un enfoque ético y transparente, y siempre sostenible. Y es que Acqua di Parma lleva más de un siglo custodiando y transmitiendo el Arte de Vivir italiano. Somos conscientes de que para que esto sea posible es necesario que se den las condiciones para proteger el patrimonio cultural, artístico y natural italiano. Ahora la Maison, ante la continua evolución de los escenarios medioambientales y de los estilos de vida, ha sentido la necesidad de condensar todo ese compromiso en una nueva creación. Una fragancia que nace desde el corazón de la Maison para incorporarse a su universo original, el de las colonias. Colonia Futura recupera la tradición de Colonia, fragancia icono de la Maison, en la firma olfativa y en la calidad de sus Frutti d’Oro, pero la proyecta hacia el futuro, sabiendo que la sostenibilidad es una condición indispensable para la evolución.

Colonia Futura se convierte, así, en toda una declaración de amor por la naturaleza de Acqua di Parma. Una vibrante explosión de ingredientes naturales, perfectamente imbricados, sin tener que ceder por ello ni un ápice de protagonismo. Transparente en su esencia y rebosante de vida.

La composición de la nueva Eau de Cologne tiene un 99 %* de ingredientes de origen natural, en línea con la certificación ISO16128. Un alma en profunda conexión con la naturaleza. Un respeto total por los cultivos locales y los recursos humanos empleados. Una fragancia que recupera algunos de los ingredientes más clásicos y sugerentes de la estructura olfativa Cologne y, por ende, de la historia de la perfumería en sí. De esos ingredientes selecciona las mejores cualidades y las que más matices sensoriales originales ofrecen para materializar una interpretación absolutamente vibrante y contemporánea. Las notas alegres y luminosas de la Bergamota, con denominación de origen de Calabria, la redondez de la Salvia Sclarea y la frescura de la Lavanda son las esencias clave de Colonia Futura. Unas notas olfativas magistralmente orquestadas y dosificadas en una composición que desvela la riqueza luminosa de los paisajes italianos bañados por el sol, el eterno signo distintivo de Colonia.

 

También el envase es sostenible, ya que ha sido diseñado siguiendo una lógica respetuosa con el medioambiente, como se han seleccionado asimismo los elementos que lo componen. Entre las innovaciones, cabe destacar que se ha sustituido el icónico tapón de baquelita por un nuevo tapón de plástico reciclado y reciclable.

El dispensador es una pieza independiente del frasco de cristal, de forma que se facilita su separación y, por tanto, su reciclaje. La etiqueta, fabricada con polvo de residuos procedentes de canteras de mármol, aparece en el frasco y en el estuche amarillo Parma, con su inconfundible volumen de cilindro, y en ella destacan los tonos del verde salvia, un guiño al ingrediente principal de Colonia Futura. El icónico cilindro está fabricado con papel con certificación FSC. Cada uno de los elementos es el resultado de un esfuerzo dedicado a la sostenibilidad. Esfuerzo que comparten todas las personas que intervienen en la producción y que aporta a todos los componentes una perspectiva de economía circular.

El hecho de que las partes de Colonia Futura se puedan reciclar es ejemplo del gran empeño de Acqua di Parma por fomentar un uso más consciente de los recursos del planeta y, al mismo tiempo, por catalizar los beneficios que representan las economías circulares. Reutilizar el cristal y el plástico reduce la cantidad de material contaminante con la que tiene que lidiar el planeta y eso produce un efecto beneficioso para todos, a nivel medioambiental y social. De esta forma, Colonia Futura comulga plenamente con los valores que ven en el rito de la transmisión entre generaciones el leitmotiv de todo el universo de las Colonia Acqua di Parma. Pasado, presente y futuro son dimensiones temporales cuya existencia es interdependiente. La nueva fragancia es el modo que tiene Acqua di Parma de avanzar hacia el futuro con un regalo que viene directamente de la naturaleza.

 

La pirámide olfativa

Colonia Futura. Una nueva fragancia que para Acqua di Parma ha supuesto un auténtico reto creativo y un estimulante ejercicio de composición para conseguir darle un giro contemporáneo a los ingredientes históricos de la perfumería. La dosificación y calibración de cada uno de los ingredientes hace posible que se unan en una combinación única y moderna.

Colonia Futura revela desde el inicio su naturaleza indómita y vibrante. Su estructura, vertical y dinámica, libera ya desde las primeras notas los sutiles acentos de vetiver, envueltos en la explosión cítrica y luminosa de la Bergamota, el Limón y el Pomelo, a partir de los matices especiados de la pimienta rosa. Esa apertura palpitante se redondea en el corazón, que desvela el alma fougère y aromática que caracteriza esta nueva fragancia, en un fantástico dueto entre la frescura herbal de la lavanda y el trasfondo, casi táctil, de la salvia. Una armonía que alcanza un perfecto cierre en el fondo, en el que el vetiver aporta su toque a madera con su composición terrosa y matérica.

 

La línea corporal

La colección incluye, junto con Eau de Cologne, un Gel de Ducha y Champú y un Desodorante, en formato spray y en barra.

El Gel de Ducha y Champú tiene una textura ligera, luminosa y transparente y, al contacto con el agua, se transforma en una espuma suave y cremosa. Su delicada fórmula, enriquecida con pantenol y oligoelementos marinos, deja en la piel una agradable sensación de frescura y una textura lisa y el cabello fácil de peinar. El envase de 200 ml también está fabricado en plástico reciclado y reciclable, así como el tapón.

El Desodorante en spray no contiene gas y, con su fórmula a base de alcohol, aporta un efecto de frescura inmediata y de larga duración. En formato de 150 ml.

El Desodorante en barra también aporta una sensación de agradable frescura. Una fórmula sin alcohol para las pieles más sensibles. En formato de 75 ml.

*El cálculo se basa en la norma ISO 16128 parte 2 y en los datos de los proveedores, incluido el porcentaje de agua. El resto, el 1 %, contribuye a optimizar la integridad de la fórmula a lo largo del tiempo.