Al día

El sur de España, pionero en la reconstrucción de la Biodiversidad


La Agricultura Bio-Inclusiva, liderada en España por la empresa sevillana Iberhanse-NaturGreen está ya presente en 1.200 hectáreas de fincas agrícolas. Se trata de un revolucionario modelo de producción agrícola que garantiza prácticas naturales y sostenibles para el entorno, trabajando por la recuperación de flora y fauna en áreas de cultivo, y conjugando la producción de alimentos con la protección de la biodiversidad.

Gracias a las técnicas aplicadas por Iberhanse-NaturGreen, las 67 fincas que participan en el proyecto han reducido un 25% el consumo de agua, un 20% el consumo energético y un 70% el número de tratamientos fitosanitarios aplicados, minimizando su carga tóxica. Además, los resultados para el entorno son sobresalientes: se han recuperado más de 75 especies de animales, se han convertido 3 millones de metros cúbicos de agua en ecosistemas naturales, se han recuperado más de 30.000 metros de lindes y riberas, y se han creado más de 14.000 metros de corredores verdes.

A la cabeza del eficaz y revolucionario movimiento en España, se encuentra la empresa sevillana Iberhanse-NaturGreen, pionera nacional de la Agricultura Bio-Inclusiva que pretende combatir el agresivo y descontrolado modelo productivo actual, y que hoy lanza su manifiesto por la Agricultura Bio-Inclusiva. Este manifiesto pone en evidencia el éxito que ha tenido la Agricultura Bio-Inclusiva y comparte los principales pilares de como ejercer esta práctica tanto como los resultaos que se pueden obtener, para proteger y ayudar a la fauna, al medio ambiente y a la naturaleza.

Luis Bolaños, CEO de Iberhanse-NaturGreen, ha señalado: “Llevamos años observando cómo el actual modelo agrícola está llegando al colapso y es urgente un cambio. La agricultura no puede seguir siendo la causante principal de la pérdida de la diversidad biológica mundial. Por ello creamos la Agricultura Bio-Inclusiva que, además de crear productos más sanos, trabaja para restaurar y conservar la biodiversidad en las fincas agrícolas. Estamos muy satisfechos con este modelo y, para finales de 2020, esperamos llegar a las 2.000 hectáreas de cultivo. Hemos iniciado la gran revolución del siglo XXI y con ella queremos convertir nuestras plantaciones en los bosques del futuro”.

 

La formación a agricultores: una potente herramienta contra el cambio climático

Con el objetivo de ampliar estas prácticas sostenibles a otras zonas de cultivo, Iberhanse-Naturgreen inició en el año 2017 una labor formativa entre los agricultores de la zona, impartiendo formaciones sobre prácticas agrícolas sostenibles, técnicas respetuosas con el medio ambiente y la biodiversidad, así como nuevas formas de cultivar.  Así, y gracias a esta labor divulgativa, la Agricultura Bio-inclusiva se ha extendido a las explotaciones de otros empresarios agrícolas hasta alcanzar las 67 fincas.

 

Los 10 mandamientos de la agricultura Bio-Inclusiva

1- Convierte a los insectos en tus ayudantes. Los insectos no corren peligro en nuestras fincas, pues no usamos productos con alta carga tóxica.

 

2- Respeta los ciclos naturales de cultivo de la flora. Así como por los ciclos reproductivos de las especies animales con las que conviven, con el fin de proteger el ecosistema autóctono. Un ejemplo: para respetar el ciclo reproductivo de las perdices, no se destruyen las hierbas entre los árboles en periodos de reproducción.

 

3- ¡Los linderos se respetan! Los insectos no corren peligro en nuestras fincas, pues no usamos productos con alta carga tóxica.

 

4- ¡La hierba es vida! Una finca con sus calles llenas de hierba no es una finca sucia, es una finca llena de biodiversidad. Queremos acabar con la costumbre de asociar la hierba con una finca descuidada.

 

5- Conviértete en constructor. Construimos en las fincas hoteles para insectos, cajas-nido para rapaces, pedregales para reptiles.

 

6- Cuida de las especies más desfavorecidas. Protocolos de recuperación y protección de especies autóctonas extintas en la zona.

 

7- Constancia y esfuerzo. Control exhaustivo a lo largo de todo el año de especies existentes y análisis de depredación sobre plagas, en colaboración con profesionales expertos en agricultura sostenible y biodiversidad.

 

8- Reserva un espacio para la biodiversidad. Crea áreas de reserva en las zonas menos productiva de tu finca. Inclusión en los cultivos de cubiertas vegetales funcionales, áreas de reserva (un 5% del total de la superficie de cultivo) y corredores naturales en los que la flora y la fauna se recupera de forma espontánea.

 

9- Radiografía la tierra. Fomentamos el conocimiento del terreno de las fincas con sistemas de sonda y catas de suelo para el control del riego. Ambos sistemas permiten hacer un uso responsable del agua y evitan la contaminación por nitrógeno de los acuíferos.

 

10- Convierte las balsas de riego en lagunas naturales llenas de biodiversidad y las acequias en arroyos. Conversión de las balsas de agua de hormigón en balsas de agua naturales con islas flotantes para el fomento de la vida natural, y las acequias en arroyos con riberas naturales con árboles y flora autóctonos.