Al día

SOS manchas: cómo reconocerlas y tratarlas (sin láser ni pinchazos)

Los expertos en cosmetología de algunas de las marcas de autor que comercializa mumona.com dan las claves para diferenciar los distintos tipos de manchas provocadas o agravadas por la exposición solar, y tratarlas correctamente (sin láser ni pinchazos) en función de su origen.

Cuando volvemos al asfalto tras unos días de vacaciones al sol es frecuente que encontremos que se han generado manchas oscuras en la piel o, las que ya teníamos, han empeorado. Esto en general está relacionado con la exposición solar excesiva, ya que los rayos solares estimulan la producción de melanina, que es el pigmento que le da el color a la piel.  Sin embargo, las alteraciones hormonales, el uso de medicamentos y otros factores actúan también sobre los melanocitos dando origen a diversas manchas.

Los expertos en cosmetología de algunas de las marcas de autor que comercializa mumona.com dan las claves para diferenciar los tipos de manchas que provoca y/o agrava la exposición solar y para tratarlas correctamente (sin láser ni pinchazos) en función de su origen.

 

El primer paso: una limpiadora con tratamiento específico

Sea cual sea el tipo de mancha, según los expertos de mumona.com “el primer paso para que cualquier tratamiento tenga el efecto adecuado es realizar una limpieza de la piel a conciencia. En este caso, mucho mejor si esa limpiadora ya ayuda a mejorar la apariencia y unificar el tono de las pieles irregulares, como es el caso de la limpiadora enzimática en polvo para peeling Enzyme Cleanser de Barbara Sturm”.

Imagen que contiene lociónDescripción generada automáticamente

El éxito y la fama de la limpiadora Enzyme Cleanser de Barbara Sturm (54€ en mumona.com) radica en la capacidad que tiene de mejorar la textura de la piel y unificar su tono. Esto ocurre gracias a Skin Protect Complex, una combinación de extractos derivados de microorganismos marinos y enzimas que trabajan profundamente mediante un proceso exfoliador para limpiar y proteger la piel del daño oxidativo, reduciendo la aparición de las manchas en la piel de forma visible. En su fórmula también se encuentran esenciales como el ácido ascórbico (Vitamina C) o la Maltodextrina que aporta calma y crea una película para mejorar la retención de los activos. El conjunto, hace que la piel luzca revitalizada, uniforme y suave.

 

 

 

Vitamina C para los léntigos solares

Se trata de pequeñas manchas de tono parduzco que pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo que haya sido expuesto al sol. Pero ¿cómo podemos difererencialos de las pecas? Según Raquel González, directora de educación de Perricone MD (de venta en mumona.com), “son muy parecidas, pero a diferencia de las pecas o efélides, los léntigos solares sí cambian de color con la exposición solar. Por otro lado, los léntigos solares siempre se limitan a zonas que hayan acumulado mucha radiación solar, como rostro y escote, el tercio superior del tronco, dorso de manos y antebrazos.”.

Imagen que contiene alimentos, botellaDescripción generada automáticamente

Para prevenirlas y tratarlas, según indica Raquel, “será siempre de extrema utilidad acudir a formulaciones ricas vitamina C para prevenir con su potencial antioxidante, así como tratar la pigmentación y unificar el tono, además de mejorar la luminosidad de la piel.”.

 

Un producto básico es Photo Brightening Moisturizer spf30 Vitamin C Ester de Perricone MD (75€ en Mumona.com) ya que lleva una alta concentración de Vitamina C Easter y ácido alfa lipoico para evitar la aparición de manchas y tratarlas si ya han salido unificando el tono de la piel y corrigiendo las imperfecciones. Además, favorece la síntesis de colágeno y elastina.

 

Retinoides para el Melasma

Son manchas de color marrón en distintas intensidades que se dan (casi exclusivamente) en mujeres y generalmente se producen o agravan en el embarazo o como consecuencia de la toma de anticonceptivos hormonales, así como en la menopausia. Según Elisabeth San Gregorio, directora técnica de Medik8 (de venta en mumona.com) “estas manchas se diferencian bien porque suelen aparecer en el rostro, cerca de la frente o los pómulos a partir de los 30 años”.

 

Imagen que contiene artículos, lociónDescripción generada automáticamente¿Cómo podemos tratar el melasma? Estas manchas son mucho más difíciles de tratar que los léntigos solares al tener un componente hormonal y una sensibilidad al sol tan extrema, siendo muy difícil eliminarlas por completo. Sin embargo, sí podemos mitigarlas, para ello, según indica Elisabeth, “con cualquier mancha hay que tener constancia y tratarla de forma continuada, pero con el melasma especialmente. Por un lado, es fundamental utilizar protector solar alto durante todo el año y, por otro, recomiendo atacar con un tratamiento rico en alfa o betahidroxiácidos y retonoides (retinol, retinaldehido o retinoato, por ejemplo). Esto nos ayudarán a exfoliar y a acelerar la renovación celular, reduciendo la pigmentación, y mejorando además la síntesis de colágeno y elastina.”

Un producto interesante en este sentido es Crystal Retinal 3 de Medik8 (58€ en mumona.com). Este tratamiento está formulado con 0,03% de retinal estabilizado, un potente derivado de la vitamina A que puede ofrecer resultados comparables a los de la vitamina A de grado clínico hasta 11 veces más rápido que las formas clásicas de retinol. Contiene un mix de activos entre los que destacan el ácido hialurónico, vitamina C, vitamina E y extracto de canela. Una formula con propiedades regeneradoras, hidratantes, seboreguladoras y despigmentantes que minimizan y mejoran visiblemente la apariencia de las manchas y/o marcas que pueda haber causadas por varios factores como el acné, los radicales libres, alteraciones hormonales, etc.

Encuéntralos en www.mumona.com