Al día

Aove Ecológico Fontclara, el aceite gourmet que recoge la esencia del Empordá


Empordà. Entre la Costa Brava y los Pirineos. Donde las olas acarician la llanura, y antes de que la tierra empiece a ganar altura, nace uno de los mayores tesoros del Mediterráneo.

El aceite de oliva virgen extra.

Lo comparan con el oro por su color. La intensidad de sabor y olfato, donde se expresan aromas botánicos autóctonos, lo ha convertido en el emblema de su tierra. De un paisaje enel que conviven ocre, verde y esmeralda: una  tierra bañada por el sol, la tramontana y el mar, entre pinos, sal y arena.

El Empordà.

Suelo, saber hacer, clima y flora se fusionan aquí con todos sus contrastes, sus equilibrios y armonías. En esta tierra, en un campo de olivos en el corazón del Empordà, entre pueblos medievales, como si de un paisaje de cuento se tratase, emana el aceite Fontclara.

Elixir de oro líquido, homenaje a su origen y el fruto de una historia de amor entre un hombre, una tradición y una tierra. Del Empordà llega al mundo, con sabor y amor.

El aceite de oliva virgen extra Fontclara.

Fontclara, una historia de pasión y amor

La historia de Fontclara es la de un flechazo. La de Roland Zanotelli con el Empordà, con su paisaje, su flora, su tradición, su tierra, su gastronomía, y, por supuesto, sus campos de olivos.

Apasionado de la botánica, la gastronomía y el arte, y cautivado por la zona, Zanotelli decidió convertir su sueño en un proyecto real creando raíces con gente del territorio en este hermoso lugar que, a sus ojos, recogía como ningún otro en el mundo todos los valores del espíritu mediterráneo. De esta historia de amor con los olivos centenarios que encontró plantados en la finca del municipio de Palau Sator, nació el aceite de oliva virgen extra Fontclara, de variedades Arbequina y Argudell.

Intrépido hasta la médula y emprendedor incansable, enseguida empezó a comercializar el Aceite Fontclara alrededor del mundo. Una colección singular, única y limitada por añadas que ha sido acogida y alabada por gourmets internacionales, además de recibir el reconocimiento de la crítica. En efecto, Aceite Fontclara cuenta ya con numerosos premios de certámenes internacionales y, lo que es más importante, con el apoyo de un público fiel ávido de sentir en su paladar la esencia del Empordà.

Una extensión de terreno, que aumenta año tras año, permitirá en los próximos años incrementar la producción de litros de aceite, y en un futuro también se prevé la integración de productos complementarios en el catálogo de Fontclara. Pero eso será otra historia.

La tierra, el origen: olivos centenarios en una zona privilegiada de la Costa Brava

La Finca Zanotelli de Fontclara, situada en el corazón del Baix Empordà, entre los encantadores pueblos medievales de Peratallada, Palau-Sator y Ullastret y Pals (conocido popularmente como el triángulo de oro del Empordà), dispone de diversos campos repartidos por la zona entre arrozales y árboles frutales. Es un lugar privilegiado de la Costa Brava, bendecido por un microclima sobre un terreno de alto poder de producción: es una especie de milla de oro arquitectónica y natural de donde nace el mejor tesoro líquido, el aceite de oliva virgen extra Fontclara.

El enfoque sostenible de la finca es una seña de identidad de Fontclara. Se produce de forma respetuosa y ecológica, bajo la supervisión del Consell Català de la Producció Agrària Ecològica, que garantiza el cumplimiento de las normativas exigidas. Todo ello supone, por ejemplo, que en todos los campos se favorezca la floración espontánea de hierbas y flores bajo los olivos, para promover el equilibrio de flora y fauna y crear ecosistemas vivos que favorecen el control de plagas. Esta biodiversidad se mantiene gracias a las aguas subterráneas que, a partir de la construcción de pozos impulsados por energía solar, riegan el subsuelo mediante canalizaciones que se encuentran bajo tierra, aportando el agua justa que necesitan las raíces de los olivos, a la vez que se mantiene el campo siempre verde y en flor.

Actualmente se cultivan unos 6.000 olivos en 35 hectáreas de terreno, muchos de ellos árboles centenarios. Las aceitunas de las variedades Arbequina y Argudell se recogen verdes a finales de septiembre o principios de octubre. Solo se conservan los mejores ejemplares, tras un minucioso proceso de selección manual, para evitar cualquier alteración en los matices de sabores y aromas del aceite.

Se procesan inmediatamente en la misma almazara de la finca con el molino Mori, procedente de Italia, última tecnología para optimizar la calidad del aceite, donde también se almacena en depósitos de acero inoxidable con temperatura controlada, y se embotella solo según demanda el aceite de oliva conseguido antes de su distribución internacional.

Un homenaje a la cultura mediterránea en todo su esplendor, a través de uno de sus bienes más preciados desde tiempos lejanos: el aceite de oliva virgen extra.

 

Una embajadora de lujo: Iolanda Bustos

El entorno natural del Empordà, una gastronomía que ensalza la materia prima local, una oda a las flores y las plantas, una pasión por la tierra. Todos estos son los valores que ha tenido en cuenta Roland Zanotelli a la hora de nombrar a la mejor embajadora que podía tener su preciado aceite de oliva virgen extra: Iolanda Bustos, más conocida como la Chef de las Flores.

Una cocinera de renombre en cuyo recetario la botánica cobra otra dimensión, ya que las flores y plantas no son simples aderezos, sino protagonistas en sí mismas de los más elegantes y creativos platos. Qué mejor embajadora, pues, que una cocinera nacida en Palau-Sator, conocedora como nadie de los ingredientes, particularidades y talante de la zona, cuya cocina aúna como pocas sofisticación, sensibilidad y delicadeza, valores que casan a la perfección con los de Fontclara.

“El aceite de oliva virgen extra Fontclara ilumina y realza todas las notas aromáticas y gustativas de mi cocina, despertando la vida de ingredientes botánicos apreciables con todos los sentidos”, explica la cocinera, feliz de su vinculación con un producto que ama. “Mi pasión es cocinar e interpretar los ingredientes en su propio hábitat natural, y lo hago haciendo maridajes botánicos, catas de paisaje y actividades gastronómicas ligadas a la naturaleza. El objetivo es ofrecer una mirada distinta del paisaje, fijándome en productos excelentes que nos brinda la naturaleza, como es el caso del aceite de oliva virgen extra Fontclara”, explica la cocinera. Bustos define este aceite como “un AOVE elegante, con una personalidad botánica muy marcada, con carácter ampurdanés, auténtico y exquisito”.

Un aceite muy especial

Mediterráneo, excelencia y tradición alcanzan su máxima expresión en cada gota de aceite Fontclara. Un producto fruto de olivos centenarios propios que reciben los mejores cuidados en un entorno natural de excepción: el Empordà.

Para elaborar un litro de este aceite de oliva virgen extra de las variedades Arbequina y Argudell, se necesitan ENTRE ocho Y DIEZ KILOS de aceitunas. Las aceitunas de las tierras de la familia Zanotelli se recogen del árbol a partir de finales de septiembre y se procesan de forma natural mediante la más moderna maquinaria Mori de Italia. Modulando la temperatura y tiempo de producción para preservar las características organolépticas del mejor aceite.

A continuación, se determina su grado de pureza y embotellado en la misma finca, desde donde se distribuye a todo el mundo tanto para particulares como para profesionales de la gastronomía.

El resultado es un oro líquido aterciopelado y exquisito, de color verde esmeralda: un aceite premium elegante tanto en cocina como en mesa. Un elixir que es, además, fuente de salud, como testifican infinidad de estudios sobre alimentación.

Los aceites de Fontclara, de Arbequina y Argudell, componen una colección única, limitada y exclusiva, añada tras añada, que se comercializa on-line o en tiendas selectas de todo el mundo.

Fontclara Aceite de Oliva Virgen Extra Arbequina

DESCRIPCIÓN

El zumo ligeramente afrutado de la arbequina juega con tonos verdes y aterciopelados que crean la elegancia que se percibe en boca. Encontramos a su paso un aroma afrutado, a hierba fresca, manzana, plátano y almendra. En palabras de Bustos, “la Arbequina es es una variedad de oliva más pequeña y redonda, que produce un aceite muy afrutado, verde pero con matices dulces, con una densidad muy agradable, untuoso con notas claras de hierbas aromáticas, de almendras, aguacate, malvas, llantén, pimpinela, hinojo, tomatera, hueso de melocotón...”.

Fontclara Arbequina es, pues, un aceite de oliva armonioso cuyas notas frescas, vivas e intensas fragancias complementan y ensalzan tanto la cocina fría como la caliente. Su profundidad se mantiene estable incluso durante el proceso de cocción y fritura, por lo que puede ensalzar infinidad de platos.

MARIDAJE

Un aceite maravillosamente fino, especialmente recomendable para verduras, mayonesas, huevos, ensaladas, pescados y carnes blancas. Para repostería es un ingrediente perfecto en sustitución de la mantequilla, por su increíble densidad y volumen. Es versátil, no enmascara los sabores de los platos y se recomienda para la cocina caliente y fría, tanto dulce como salada. Un Indispensable.

FORMATOS DISPONIBLES

250 ml – PVP 8€    1 l – PVP 25€
500 ml – PVP 14€  3 l – PVP 55€

La botella de 250 ml está diseñada para poner directamente en la mesa; la de 500 ml y la de litro para tener en la cocina para uso habitual; y la de 3 litros es perfecta para todos aquellos que consumen con mucha frecuencia aceite de oliva virgen extra o para profesionales de la restauración.

Fontclara Aceite de Oliva Virgen Extra Argudell

DESCRIPCIÓN

La personalidad de la variedad Argudell recuerda el fuerte carácter de las alcachofas, la rúcula, el diente de león, los higos verdes, la salvia, el orégano fresco y los frutos secos. Fontclara Argudell es un aceite de oliva armonioso, cuya intensa profundidad se mantiene estable incluso durante el proceso de cocción y fritura, por lo que puede mejorar muchos platos. “Podríamos decir que nuestra variedad Argudell vendría a ser un potenciador natural de aromas y sabores de muchas recetas, con un carácter marcadamente ampurdanés, que destaca y realza los ingredientes”, señala Bustos.

Mientras la Arbequina “tiene una personalidad más calmada, untuosa y de respeto por todos los ingredientes, que da volumen y crea sensaciones balsámicas y agradables al paladar, la Argudell potencia y destaca: cada aceite contribuye a sacar a relucir lo mejor de cada producto”, asegura la chef.

MARIDAJE

Un aceite singular y endémico del Empordà, de notas más intensas, ideal para potenciar y ensalzar el sabor de las verduras o la pasta y sublimar sobre todo la cocina fría. También es un aliado excepcional para aderezar la carne a la parrilla, el pescado azul, las frituras, el marisco y los arroces. También es sensacional con postres de chocolate negro.

Tanto Fontclara Argudell como Fontclara Arbequina funcionan también a las mil maravillas en uno de los formatos preferidos de gran parte de los visitantes que día tras día recalan en la Finca Zanotelli: en crudo, con apenas un buen pan de la zona, regalando al paladar toda una explosión de matices y sabores en estado puro, sin aderezos, sin máscaras: autentico aceite de oliva virgen extra.

FORMATOS DISPONIBLES

250 ml – PVP 8€    1 l – PVP 25€
500 ml – PVP 14€  3 l – PVP 55€

La botella de 250 ml está diseñada para poner directamente en la mesa; la de 500 ml y la de litro para tener en la cocina para uso habitual; y la de 3 litros es perfecta para todos aquellos que consumen con mucha frecuencia aceite de oliva virgen extra o para profesionales de la restauración.

“Prefiero hablar de jugo de aceituna, de su alta calidad al prensarlo lentamente en frío, de sus notas afrutadas y de su alto contenido en polifenoles tan beneficiosos para nuestra salud.

Mueva nuestro aceite en la copa como se degusta un buen vino. Huela y pruebe el aceite sobre su paladar, solo entonces entenderá mi afirmación. Comprenderá la alta calidad de la aceituna verde-dorada y disfrutará de los aromas y sabores vivos sin restricciones: ¿plátano, tomate verde, alcachofa? Déjese llevar por las sensaciones...”

Oleoturismo o cómo descubrir el Empordà con los 5 sentidos

El equipo de Fontclara tiene un objetivo común, que va mucho más allá de producir el mejor aceite de oliva virgen extra: hacer pedagogía y compartir todos los secretos sobre este producto y su territorio con todos aquellos que comparten esta pasión con Zanotelli y los suyos. Es por ello que el empresario suizo puso enseguida su finca a disposición de esta iniciativa, de manera que acoge diversas experiencias relacionadas con este elixir, en un ambiente siempre familiar y acogedor, ya que se nos recibe en su propia vivienda.

"Nuestro objetivo no es solo vender un producto, sino también hacer divulgación sobre un aceite y un territorio del que somos auténticos apasionados", destaca Zanotelli. En esta línea están las experiencias que propone Iolanda Bustos desde Fontclara, rodeada de flores y olivos, en un idílico entorno natural.

Así pues, todas aquellas personas deseosas de adentrarse en el universo Fontclara podrán reservar plaza en alguna de las experiencias que tienen lugar en la finca de la mano de la chef ampurdanesa. Los asistentes podrán disfrutar de diversas opciones de experiencias sensoriales de cata de AOVE maridando gastronomía y paisaje.

Todo ello, en la hermosa Finca Zanotelli, en Fontclara, en pleno corazón del Empordà, un lugar mágico donde parece que el mundo se detiene, atardeceres con cielo rosado y las más preciosa puesta de sol del Empordà, rodeados de olivos y plantas y con unos anfitriones de lujo: el equipo formado por Iolanda Bustos, Roland Zanotelli y la directora del proyecto, Núria Torrent.

PRECIO VISITA COMPLETA A LA FINCA, EXPLICACIÓN Y CATA DE AOVES
15 € /persona

(menores de 12 años gratuito)

DESAYUNO BRUNCH SALUDABLE
Incluye visita-paseo, cata sensorial de AOVES y menú ligero para disfrutar en versión pícnic entre los olivos.

45 € /persona
(menores de 12 años gratuito)

MENÚ ‘ENTRE OLIVOS Y ARROZALES’
Incluye visita-paseo, cata sensorial de AOVES y menú tradición con platos de la región y arroz como plato principal.

65 € /persona

MENÚ DEGUSTACIÓN VIRGEN EXTRA VEGETARIANO FONTCLARA
Incluye visita-paseo, cata sensorial de AOVES y menú degustación.

95 € /persona

Todos los menús cuentan con aguas florales y bebidas naturales sin alcohol. Si lo desean pueden disfrutar los menús con una cuidada selección de vinos de la zona, pensados para maridar a la perfección con la comida. Consulten nuestra carta.

Quién es quién

ROLAND ZANOTELLI

El empresario suizo Roland Zanotelli descubrió el Empordà en uno de sus frecuentes viajes a Barcelona, ciudad que visitaba a menudo por negocios. El flechazo fue instantáneo, y enseguida decidió no solo adquirir una casa allí, sino crear allí un negocio. La finca, ubicada en el hermoso pueblo de Fontclara, reúne en un solo espacio las grandes pasiones de Zanotelli: la naturaleza, el mar, los paisajes, las flores, todos esos valores intangibles de la cultura mediterránea que hacen del Empordà un rincón del mundo de enorme belleza, que el empresario y su familia sienten como un hogar.

Uno de los numerosos valores de la bellísima finca Zanotelli es que siempre tiene puertas abiertas para acoger a amigos y celebrar la vida alrededor de una buena mesa entre los 200 olivos plantados en el jardín de su casa. El empresario, que ha sido siempre un enamorado de los olivos y del aceite de oliva virgen extra, decidió adquirir varios terrenos y ampliar hasta 6.000 árboles en un total de 35 hectáreas destinadas, en la actualidad, a la producción del más puro y exquisito aceite de oliva virgen extra. De hecho, el amor de Zanotelli por el AOVE viene de lejos: ya producía en Sicilia un excelente AOVE bajo el nombre de Oliva verde.

Así pues, si visitamos La Finca Zanotelli a cualquier hora del día, es habitual encontrarnos a Roland Zanotelli paseando entre sus olivos descalzo, sintiendo su energía (cosa que hace a diario todo el año), revisando sus imponentes jardines, con sus espectaculares arreglos florales, organizando catas o interactuando con alguna de las muchas personas que día tras día visitan su finca. Todos ellos atraídos por ese canto a la vida que supone siempre atravesar las puertas de este lugar increíble, donde todo gira alrededor del aceite de oliva virgen extra más puro y expresivo.

IOLANDA BUSTOS

Sus padres, cocinera y pastor, originarios de Jaén, descendientes del cultivo del olivo y de la aceituna, se establecieron en el Empordà en los años 60. Concretamente, en Palau Sator (Baix Empordà). De ellos aprendió la pasión por el campo, la botánica, y la cocina. Hace más de 25 años que se dedica profesionalmente a la gastronomía como cocinera, hostelera, formadora y divulgadora. La adoración que siente por la naturaleza, y concretamente por las flores, ha condicionado su forma de vivir, entender y transmitir el oficio de cocinar. Popularmente se le conoce como “La chef de las flores”, ya que con los años ha creado un estilo propio de cocina, de inspiración constante y honesta con el campo, los productos de proximidad y el paisaje del Empordà. Después de muchos años con restaurante propio, ahora se ha propuesto un nuevo reto: cocinar y divulgar desde la misma naturaleza, realizando maridajes botánicos, catas de paisaje y actividades gastronómicas ligadas siempre a la naturaleza. Su objetivo es ofrecer una mirada distinta del paisaje, a productos de humilde excelencia que nos da el campo, como el aceite de oliva virgen extra Fontclara. Un AOVE elegante y a la vez con una personalidad botánica muy marcada, con carácter ampurdanés, autentico y exquisito.

NÚRIA TORRENT

Nació y creció en Fontclara, en el seno de una familia dedicada desde hace generaciones a la agricultura y la ganadería. Tras residir unos años en Italia, la directora del proyecto decidió regresar a sus orígenes cuando nació su primer hijo, decidida a verle crecer con la misma calidad de vida con que lo hizo ella. En cuanto conoció a su nuevo vecino, el intrépido Roland Zanotelli, la conexión y las ganas de hacer crecer un proyecto en el que ambos creían firmemente fue mutua, y se ha traducido en una relación profesional fructífera y duradera. Trabajadora infatigable, Torrent aporta día tras día su experiencia, sus valores y el conocimiento al milímetro de una tierra que la vio nacer para dar forma a este proyecto que dirige con firmeza y pasión.

www.fontclara.es