Al día

Un mundo envuelto en arte

Cada 15 de abril se celebra el Día Mundial del Arte para poner en valor la importancia del arte y el pensamiento creativo en la sociedad, su contribución a múltiples aspectos de nuestra vida, enriqueciendo nuestra forma de expresarnos y canalizando modos de comunicación que han perdurado a lo largo de los siglos. 

En este año Xacobeo, es clave reivindicar el papel de uno de los mayores legados compartidos de la historia del arte: el Camino de Santiago, un recorrido espiritual, pero también artístico, que permite a los peregrinos vivir una experiencia inmersiva a lo largo de siglos de arte europeo. 

El románico y el gótico son los estilos que predominan en la ruta jacobea, pero su riqueza artística a lo largo del recorrido va mucho más allá y ha vivido incorporaciones recientes que reflejan la evolución del arte hasta nuestros días. 

Es el caso de “Las Estrellas del Camino”, la exposición de arte urbano que acaba de inaugurar Estrella Galicia a lo largo de las últimas siete etapas del Camino Francés. Se trata de la exposición más extensa del mundo, un espacio abierto para que la sociedad pueda disfrutar de un arte urbano fusionado con la naturaleza del emblemático paisaje del Camino de Santiago, un gran referente del arte para Europa.

 

El arte como base de la comunicación

Tras once años de ausencia, el 2021 es Año Xacobeo y Estrella Galicia ha querido utilizar el arte para expresar su agradecimiento a todas aquellas personas que siguen manteniendo el espíritu del Camino de Santiago, acompañando a los peregrinos y haciendo que este se convierte en una experiencia inolvidable llena de tradición. Para ello, ha inaugurado la exposición artística más extensa del mundo: “Las Estrellas del Camino”.

 

 

 

¿En qué consiste la exposición “Las Estrellas del Camino”?

Hoy en día, existen muchas maneras de hacer arte, lo que hace que vivamos rodeados de distintas manifestaciones artísticas. En esta ocasión, Estrella Galicia lo ha hecho integrando el arte dentro del Camino Francés con una galería artística de 140 km a lo largo de las últimas siete etapas del Camino.

El artista gallego, Mon Devane, ha sido el encargado de poner rostro a algunos de los protagonistas de esta ruta xacobea, a través de una serie de murales, que se encuentran fusionados en la naturaleza y cuentan las historias de vida de estas personas.

Además de rendir homenaje a los verdaderos protagonistas de esta ruta, también materializa su idea de “Resistencia”, esa manera de pensar, de ser y, sobre todo, de actuar frente a la vida, a través de la proyección de unos valores coincidentes con las personas que forman parte de la exposición y de la sociedad en general.