Al día

Mifarma alerta sobre los peligros de utilizar mal las mascarillas y nos da las claves para protegernos

Inmersos en uno de los veranos más atípicos de las últimas décadas, la mascarilla se ha convertido en absoluta protagonista a causa de la crisis de la Covid-19. La mayoría de las comunidades autónomas de nuestro país ya han impuesto su uso obligatorio, tanto en espacios abiertos como cerrados, y ya es extraño ver a alguien que se atreva a ir sin ella. Sin embargo, en ocasiones, seguimos sin utilizarla de la manera correcta.

Fue hace meses, cuando entramos en la fase a la que denominamos “desescalada”, cuando un elemento hasta el momento reservado a personal sanitario entró en nuestras vidas y parece que ha llegado para quedarse. En ese momento empezamos a interesarnos por los tipos de mascarillas que existían, qué características tenían cada una, cúal protegía más… pero según se ha ido generalizando su uso, las dudas han ido creciendo exponencialmente.

Cuestiones como ¿cuánto tiempo podemos utilizar las mascarillas de un solo uso?, ¿qué pasa si las reutilizamos, es peligroso?, ¿cómo debemos colocárnosla?, ¿los más pequeños tienen que utilizarla y de qué tipo? o ¿dónde y cómo guardo la mascarilla al quitármela en un local como un restaurante o bar, o en piscinas y playas? son algunos de los interrogantes que siguen surgiéndonos.

Desde Mifarma, líder online en la venta de productos de farmacia y parafarmacia, han querido facilitarnos toda la información para resolver esas dudas que pueden poner en riesgo nuestra salud, teniendo en cuenta que usar la mascarilla no es sinónimo de protección si no se siguen las recomendaciones sanitarias necesarias.

 

¿Cuánto tiempo podemos utilizar las mascarillas de un solo uso?

“Es un error pensar que por llevar mascarilla ya estamos protegidos. Es fundamental conocer cuánto tiempo podemos utilizar cada mascarilla y cambiarla para que sigamos protegiéndonos y protejamos a los de nuestro alrededor”, señala Reme Navarro, farmacéutica y cofundadora de Mifarma.

Basándonos en las recomendaciones del Ministerio de Sanidad, no es recomendable utilizar las mascarillas quirúrgicas, higiénicas y EPI, una vez se haya superado las cuatro horas. En el caso de que se humedezca o deterioren antes de cumplir ese tiempo, se deben desechar de inmediato, y en ningún caso pueden reutilizarse puesto que no se garantiza que conserven sus propiedades.

“Es importante destacar además que debemos utilizar una mascarilla de nuestra talla, si esta no se ajusta correctamente, no tendrá la eficacia que debe. Tiene que ajustarse bien a la nariz y que cubra la barbilla”, puntualiza Reme Navarro.

 

¿Qué tipo de mascarilla deben utilizar los más pequeños?

No todos los niños deben utilizar mascarillas, en caso de hacerlo será a partir de los 3 años y siempre deben optar por las higiénicas con una talla adecuada a su rango de edad. Es crucial que un adulto siempre supervise su colocación y su retirada.

 

¿Cómo debemos colocarnos las mascarillas de forma correcta?

Desde Mifarma se recomienda, basándose en las indicaciones de la Organización Mundial de la Salud, seguir el siguiente procedimiento a la hora de colocar y retirar la mascarilla:

1- Lavarse las manos con un gel desinfectante o agua y jabón antes de colocarse la mascarilla.

2- Tocar la mascarilla únicamente por las gomas que van a las orejas. Es fundamental cubrir la boca y la nariz en todo momento evitando que queden espacios.

3- Evitar manipular la mascarilla mientras se realiza la colocación, evitando tocarla demasiado, y que en el caso de hacerlo, sea posterior a un lavado de manos.

4- Si en algún caso la mascarilla llega a estar húmeda hay que evitar utilizarla, es mejor cambiarla y no reutilizarla más.

5- Para quitarla, hay que comenzar por detrás (evitando tocar la parte delantera de la mascarilla) con un previo lavado de manos y sujetándola por las cuerdas o gomas. La mascarilla que desechemos debe introducirse en una bolsa o recipiente cerrado, y posteriormente proceder a lavar las manos con alcohol o agua y jabón.

 

¿Cómo debemos cuidar las mascarillas?

Algunas de las grandes dudas surgen cuando acudimos a establecimientos en los que necesitamos quitarnos la mascarilla, ¿qué hacemos con ella y cómo debemos guardarla para que no pierda su efectividad? El siguiente consejo puede resultar muy útil en lugares como piscinas o playas.

Como primera recomendación, debemos tener en mente que en ningún caso la mascarilla debe dejarse encima de la mesa, tampoco airearla, ni colocarla en el brazo. Tampoco debemos dejarla puesta y tirar de ella arriba y abajo cada vez que consumamos.

La mascarilla debe guardarse, la cuestión concreta es dónde. No debemos en ningún caso meterla en un bolso, una mochila o bolsillo. Tampoco en bolsas de plástico, puesto que retienen la humedad y pueden hacer proliferar otros organismos. Lo más recomendable es llevar siempre un sobre de papel, que absorbe la humedad, y en caso de no tener, optar por telas que posteriormente desinfectemos.