Al día

El edificio en madera Impulso Verde de Lugo será el primero en España en lograr la certificación de proyecto FSC, garantía de su sostenibilidad

•Este visado garantiza que toda la madera utilizada, igual en estructuras que en encofrados, procede de fuentes gestionadas según estrictos estándares de sostenibilidad tanto ambientales como sociales.

El edificio Impulso Verde, dentro del Barrio Multiecológico del LIFE Lugo + Biodinámico, será el primero de España y uno de los pocos en el mundo que logra la prestigiosa certificación de proyecto FSC (Forest Stewardship Council). Este visado garantiza que toda la madera utilizada, igual en estructuras que en encofrados, procede de fuentes gestionadas según estrictos estándares de sostenibilidad tanto ambientales como sociales. La obra no contribuye a la deforestación y apuesta por un producto local, al tiempo que ofrece máxima eficiencia y se convierte en herramienta activa de lucha contra el cambio climático.

La pionera construcción “de kilómetro cero” está hecha en madera certificada FSC de pino y eucalipto gallego procedente de la Mariña Lucense, y ha sido tratada en plantas de Laminados Villalpol en Trabada e Hijos de Ramón Rubal en Alfoz. La madera se ha integrado en paneles contralaminados CLT de alta calidad técnica por EGOIN, empresa líder en la construcción con madera estructural. APCER es la entidad de certificación que está evaluando el proyecto.

Otros famosos proyectos certificados FSC en el mundo son el Canary Wharf Crossrail Place de Londres o la pasarela del recinto ferial BuGa cerca de Bonn.

Lara Méndez, alcaldesa de Lugo, destaca el valor del Impulso Verde, semilla del primer barrio multiecólogico de España y ya un referente en Europa, "que no solo mejorará la fortaleza de Lugo como ciudad que buscar ser neutra en carbono para afrontar la emergencia climática, sino también un impulso al sector forestal local, ya que gracias a esta estrategia ha nacido ya alguna nueva empresa vinculada a este tipo de construcción respetuosa con el medio ambiente".

En este sentido, Lara Méndez apuntó que "la certificación FSC garantiza que la obra no contribuye a la deforestación y apuesta por un producto local, al tiempo que ofrece máxima eficiencia y se convierte en herramienta activa de lucha contra el cambio climático".

“Estamos muy orgullosos de que nuestro primer proyecto certificado FSC en España sea una construcción tan simbólica como la de Impulso Verde, llamada a convertirse en modelo de una nueva construcción capaz de mejorar su eficiencia y confortabilidad sin dañar al medio ambiente gracias al uso de la madera estructural certificada”, ha señalado Gonzalo Anguita, director ejecutivo de FSC España. Y añade: “FSC es una herramienta fiable, robusta y reconocida internacionalmente que ayuda a demostrar el origen responsable de los materiales de origen forestal empleados, garantizando que no hay explotación ilegal o destrucción de altos valores naturales de conservación”.

La edificación, tanto por los materiales que incorpora como por su uso, representa hasta un 35% de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en la UE. Frente a ello, la producción de componentes de madera puede consumir 24 veces menos energía que la producción de acero. En el caso concreto del edificio Impulso Verde, presenta un balance energético casi nulo, pues emitirá un 90% menos de CO2 a la atmósfera. Además, su mayor eficiencia y aislamiento supondrá un ahorro energético de un 74% con respecto a los viejos edificios de oficinas y de un 54% respecto a los de nueva construcción.

Paralelamente, la apuesta por madera gallega fomenta la bioeconomía circular y un desarrollo económico local más sostenible que incide positivamente en el mundo rural.

La construcción con madera utiliza fuentes naturales, reduce las emisiones, mejora la eficiencia energética de los edificios y mitiga su huella ecológica al comportarse como reservorios de carbono. Sin embargo, el uso de materiales de origen forestal implica una mayor responsabilidad para garantizar que las zonas de las que proceden estos productos se cuiden adecuadamente. La certificación FSC garantiza que esa madera proviene siempre y en exclusiva de fuentes bien gestionadas.

El proyecto “Impulso Verde” se levanta en Lugo en el marco del proyecto europeo LIFE Lugo + Biodinámico impulsado por el Ayuntamiento y la Diputación de Lugo y en el que participan como socios la Universidad de Santiago de Compostela y la Universidad Politécnica de Madrid