Al día

Celebramos el Día Mundial de la Pizza en Ozio Gastronomico, El Bacaro de Fabio Gasparini y Volea


El próximo 9 de febrero es el Día Mundial de la Pizza y ¿qué mejor excusa que aprovechar esta efeméride para disfrutar de uno de los emblemas por excelencia de la cocina italiana? En el recién llegado Ozio Gastronomico (Aviador Zorita, 37. Tel. 917 129 170 www.oziogastronomico.es), Dario Genova, chef ejecutivo y gran maestro pizzero, siempre está en continua búsqueda de las mejores materias primas y entre la amplísima oferta de este restaurante hay una selección de pizzas irresistible. La carta se divide en napolitanas y sicilianas -la diferencia fundamental, además de la forma (redondas y ovaladas, respectivamente) está en el tipo de harina que llevan: de trigo blando las primeras y de mezcla de trigo blando y duro las segundas- y se pueden encontrar desde la clásica Margherita DOP como emblema, pero hecha con su queso zizzona (una mozzarella de 5 Kg), a la Rianata -pesto de perejil y almendras, anchoas, tomates cherry pera de colores, quesos tuma y pecorino, aceite de ajo y orégano-. También están las ‘Made in Ozio’, donde Dario da rienda suelta a su creatividad, con propuestas como la Covaccino Bronte -burrata, mortadela Favola y pesto de pistacho de Bronte- o la Santa Flavia -tomate datterino, mozzarella de búfala ahumada, queso pecorino, anchoas de Aspra, albahaca, orégano y aceite-. En total 16 elaboraciones, todas ellas fermentadas durante 3 días y con poca sal; sin duda en cada visita merece la pena probar una diferente.

Otro italiano imprescindible es El Bacaro de Fabio Gasparini (Hartzenbusch, 9. Tel. 91 445 46 68. Plaza de La Paja, 2. Tel. 91 039 04 57. Atenas, 2. Pozuelo de Alarcón. Tel. 913 51 22 22.  www.elbacarodefabio.es). En esta tasca típica veneciana del Grupo Mimosa -capitaneado por los hermanos Aarón y Mesala Guerrero, junto al reputado cocinero Fabio Gasparini- destacan las deliciosas pinsas. Están a caballo entre una pizza y una focaccia y se realizan de manera artesanal con masa madre, una mezcla de harinas de maíz, arroz y trigo, aceite de oliva y una fermentación de hasta 72 horas. Entre las nuevas incorporaciones están la Scamorza ahumada, calabacín y pesto; con alcachofas y salame picante; con anchoas del Cantábrico… aunque tampoco hay que perder de vista otras combinaciones como Mortadella, burrata y pistachos o Cecina, parmesano y rúcula.

Para finalizar, una parada nacional en Volea (Pedriza, 6. Club Mad4Padel. Pozuelo de Alarcón. Madrid. Tel. 91 488 22 12. www.volea.net), el proyecto más personal de Óscar Portal -en los fogones- y Jorge Dávila -en la dirección-. Un remanso de paz dentro de un club de pádel donde tomar el aperitivo, comer, copear, cenar… es una experiencia única, casual y divertida que no dejará indiferente y de la que puede disfrutarse en la amplia terraza, la barra y el restaurante. Su carta es de lo más variada, para que estén contentos grandes y pequeños, pues el sitio tiene un carácter muy familiar, por lo que entre sus propuestas no falta una deliciosa Pizza de masa casera con jamón ibérico y tomate piennolo, que sin duda enamora a los niños pero que también encandila a los mayores, al fin y al cabo es perfecta para reponer fuerzas tras una partida de pádel…