Al día

Balance positivo de la campaña del bonito del Norte con certificado de pesca sostenible MSC


La campaña de bonito del Norte de 2020 se encuentra ya muy avanzada, con un 75% de la cuota capturada a principios de agosto.

En este momento, son 164 los barcos certificados de flota de bajura del País Vasco, Cantabria y Asturias que capturan bonito elegible para portar el sello MSC.

La pesquería se dirige al bonito en el Golfo de Vizcaya y aguas adyacentes mediante los artes de caña y curricán. Son métodos tradicionales que mantienen las poblaciones en buen estado y apenas generan capturas incidentales.

La certificación inicial tuvo lugar en 2016 a iniciativa de la flota vasca y la Cofradía de San Martín de Laredo. En 2019, se unieron más barcos de la flota cántabra y asturiana interesadas en formar parte de la certificación.

“En los últimos años los pescadores estamos observando la buena salud o estado del bonito del norte, con buenas capturas a lo largo de la campaña agotando la cuota antes de la finalización del período habitual de pesca y este año también para agosto esperamos finalizar la campaña por agotamiento de la cuota. Está siendo un año complicado por la situación generada por la COVID-19. Si bien podemos estar contentos al haber afectado en menor medida a la campaña del bonito. Hemos podido mantener el precio a niveles cercanos a años anteriores con intervenciones puntuales en las lonjas para mantener el precio. Por otra parte, tras todas las medidas de precaución y protocolos establecidos en los puertos la COVID-19 no ha afectado de manera grave entre la tripulación dedicada a esta pesquería, a diferencia de lo que en un primer momento podríamos temer.

Consideramos que MSC está contribuyendo a la buena gestión de esta pesquería y también permite al consumidor tener garantías de que con su opción de compra de nuestro bonito del norte está contribuyendo a su sostenibilidad.”

Declaraciones de Miren Garmendia, Secretaria General de la Federación de Cofradías de Pescadores de Guipúzcoa


Estado de la población

El bonito es un atún de aguas cálidas, distribuido ampliamente a través del océano Atlántico y el mar Mediterráneo. Las evaluaciones del estado de la población realizadas por ICCAT (Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico) muestran que ha mejorado en los últimos años. En 2015, la biomasa de la población se encontraba por encima del Rendimiento Máximo Sostenible. La pesquería ha contribuido de manera proactiva al desarrollo y adopción de un conjunto de reglas de control de capturas a nivel regional establecidas por ICCAT, que ha implementado completamente, abordando las dos condiciones impuestas. Así, ha quedado reflejado en la auditoría de actualización del
Principio 1 del Estándar (relativo al estado del stock), en la que todos los indicadores han puntuado por encima de 80 y no se han establecido condiciones.

Impactos ambientales

Se establecieron dos condiciones para la flota de caña tendentes a mejorar la información y garantizar que hubiera una baja probabilidad de generar impactos inaceptables en especies en peligro, amenazadas y protegidas por acción directa de la pesquería. Estas condiciones todavía están en desarrollo. La pesquería es muy selectiva (el 98% de las capturas son de la especie objetivo) y con niveles nulos o muy reducidos de interacción con especies PAP (protegidas, amenazadas o en peligro), según los registros de los observadores.

Gestión

El cumplimiento dentro de la pesquería es muy alto y se han incorporado nuevas regulaciones concretas para establecer objetivos específicos para la pesquería. En 2017, ICCAT adoptó una regla de control de captura provisional para el bonito, que garantizará el mantenimiento del estado de la población en el futuro. La flota certificada ha adoptado un código de conducta que establece acciones a realizar en el caso de cetáceos, aves y tortugas, con el objetivo de asegurar la liberación segura y la máxima supervivencia.

El bonito con sello MSC aumenta en España

Eroski obtuvo la cadena de custodia para vender pescado con sello MSC en sus pescaderías en 2017, desde entonces, lidera las ventas de bonito fresco con sello MSC capturado por la flota vasca. Desde julio, la cooperativa está llevando a cabo una campaña en sus tiendas y en medios de comunicación para promocionar el bonito del Norte Eroski Natur con sello MSC.

“En EROSKI fuimos, hace tres años, la primera empresa de distribución minorista en España en obtener el sello MSC que certifica la cadena de custodia del pescado fresco proveniente de caladeros sostenibles. Ello es buena prueba de nuestro compromiso por mejorar de forma permanente los estándares de sostenibilidad ambiental y social de nuestros procesos de suministro desde el origen (en este caso el caladero) hasta las operaciones en tienda, lo que incluye los sistemas de información y la actividad de logística y transporte. El fomento de una alimentación más sostenible forma parte, además, de los Diez Compromisos en Salud y Sostenibilidad que guían buena parte de nuestra misión como organización”, ha señalado Alejandro Martínez Berriochoa, Director de Salud y Sostenibilidad de EROSKI.

Este año el bonito del Norte con sello MSC también estará disponible en el canal de la distribución mayorista. MAKRO fue la primera empresa de distribución en España que certificó su cadena de custodia con el sello MSC en el año 2014. Como muestra de su compromiso con la sostenibilidad, la compañía ha ampliado año tras año las especies certificadas en sus pescaderías, incorporado bonito certificado procedente de las lonjas de Cantabria para ofrecer así a sus clientes de hostelería los mejores productos de calidad y origen sostenible.

En la actualidad, 121 empresas tienen cadena de custodia MSC para comercializar bonito certificado de diferentes orígenes y alrededor de 100 productos de bonito con el sello MSC se encuentran a la venta en España, fundamentalmente conservas. El volumen comercializado de bonito con el sello MSC ha experimentado un crecimiento del 60% en el último año en el mercado español.