Rusticae, mucho más que turismo rural

Descubre nuestros hoteles con propuestas de agroturismo

Por lo general, cuando hablamos de agroturismo nos viene a la cabeza una escapada, en familia, a una casa rural, en la que además de disfrutar de la estancia y del contacto con la naturaleza, es posible integrarse activamente en el entorno y en el modo de vida de la población campesina, viviendo en primera persona los procesos de producción y transformación de la ganadería o la agricultura, entre otras actividades.
 
Pero el agroturismo no está únicamente circunscrito a alojarse en una casa rural y, para aquellos que quieren vivir una experiencia agroturista pero sin renunciar a los beneficios y comodidades de alojarse en un hotel, en Rusticae también contamos con una selección de hoteles en los que es posible practicar este tipo de turismo. ¡Acompáñanos a descubrir algunos!
 
Hotel Nafarrola Rusticae (Bermeo, Vizcaya)

Hotel Nafarrola es un alojamiento sostenible de 8 habitaciones, ubicado en las inmediaciones de Bermeo en el corazón de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai.  Su ubicación y el planteamiento del propio hotel hacen sentir al huésped en plena armonía con la naturaleza.

Así, en su restaurante, y de la mano del chef Gaizka Goikoetxea, la protagonista es una gastronomía que gira en torno a platos basados en la tierra y el mar, cocinados respetando la tradición de la cocina local. El huerto propio provee de frutas y hortalizas de temporada que se utilizan para la elaboración de sus platos, y además el hotel se nutre, prácticamente en su totalidad, de proveedores de cercanía, ya sean gremios profesionales como productores de alimentos de km0.
 
Fuera del hotel, el entorno invita a vivir experiencias de agroturismo, descubriendo a esos proveedores locales de cerveza, bodegas, conserveras… en una clara vocación por generar sinergias con el entorno que rodea al hotel, porque en Nafarrola les gusta transmitir a sus huéspedes la esencia de la comarca, del pueblo, de las personas que lo habitan, y para ellos y con ellos crean experiencias personalizadas para quienes se alojan en su casa.
 

Hotel Consolación Rusticae (Monroyo, Teruel)

Consolación no es un hotel rural al uso. Si bien es cierto que está ubicado en plena naturaleza, en el corazón de la comarca del Matarraña, su diseño y su concepto lo convierten en un hotel, cuando menos, singular. Y es que, inspirado en las casas rurales escandinavas, Consolación se caracteriza porque 11 de sus 13 habitaciones son un cubo con grandes ventanales gracias a los cuales la naturaleza es parte integral de la misma estancia.
 
Son espacios que invitan a relajarse y a disfrutar, pero el entorno también invita a descubrir conceptos como la sostenibilidad, la ecología, el equilibrio, la proximidad, la autenticidad… y así, con el objetivo de acercar esta realidad a sus huéspedes, desde el hotel proponen diversas opciones de agroturismo, como puede ser visitar un molino de aceite, un obrador de cosmética natural, una finca, un huerto, un obrador alimentario, una pequeña bodega… todo ello ecológico y de la mano de los propios agricultores o productores, los cuales son los encargados de dar a conocer su realidad y cuál es el proceso de transformación del producto de principio a fin, y el porqué de su consciencia ecológica.
 

Hotel Cardamomo Sigüenza Rusticae  (Carabias, Guadalajara)

Este hotel en el corazón de La Alcarria es un remanso de tranquilidad. Un hotel donde materiales tradicionales como la piedra y la teja conviven con otros más modernos como el acero corten, y en cuyo interior sorprende con rincones llenos de encanto, sus dos chimeneas siempre encendidas, y las impresionantes vistas sobre el valle que se disfrutan desde 12 de sus 13 habitaciones. Sus dos suites abuhardilladas han sido decoradas por Javier Meredith y son un auténtico lujo en creatividad y confortabilidad y su Spa con jacuzzi, sauna y zona de masajes invita al relax y la revitalización.
 
De puertas afuera, el agroturismo toma forma en torno a la famosa miel de La Alcarria. Así, han diseñado una experiencia para sus clientes llamada “Cardamomo, con sabor a miel” que puede disfrutarse de abril a octubre y que en la que los huéspedes combinan actividades de apicultura con productores de miel de la zona y el relax que proporciona el Spa del hotel. La experiencia incluye 2 noches en habitación doble con desayuno, actividad de apiturismo, 2 cenas en el hotel (bodega incluida con vino Finca Rio Negro), 2 masajes de 25 minutos, y 45 minutos de acceso privado a jacuzzi y sauna. 

Además de esta selección, en Rusticae puedes encontrar una amplia selección de hoteles y casas rurales en los que practicar agroturismo 
y la mejor selección de alojamientos con encanto para disfrutar de una experiencia única.