Al día

Meatless Farm ofrece a los consumidores la oportunidad de invertir a través de una campaña de Crowdcube

La marca de alimentos de origen vegetal, Meatless Farm, ofrece a los consumidores la oportunidad de formar parte de su viaje a través de una convocatoria de financiación para inversores minoristas a través de la plataforma crowdfunding “Crowdcube”. Así, quiere que los consumidores formen parte de su innovación, expansión y esfuerzo por convertirse en una empresa pionera en el sector.

La empresa tratará de recaudar inicialmente hasta 5 millones de libras, ofreciendo la oportunidad de comprar acciones de la marca desde 10 libras. Las inversiones se materializarán en un bono canjeable que se convertirá en acciones a un precio reducido durante la próxima ronda de financiación de capital corporativo, prevista para finales de 2021.

Meatless Farm se lanzó en el Reino Unido en 2018 y ahora opera en más de 20 países, incluyendo Reino Unido, Estados Unidos, Alemania, España y Países Bajos, con importantes socios minoristas y de restauración que venden al consumidor sus alimentos frescos a base de plantas, incluyendo carne picada, hamburguesas, salchichas y perritos calientes, así como una gama de productos destinados a profesionales.

La ambición de Meatless Farm es construir un sistema alimentario global sostenible, que apoye y fomente la biodiversidad y reduzca la dependencia mundial de la carne de cría intensiva. No estamos en contra de la carne ni a favor de los veganos, sino que nuestro objetivo es democratizar la alimentación vegetal inspirando a los “meat-lessers” a comer más a base de plantas, proporcionando métodos sabrosos, saludables y asequibles para hacer más comidas del día a día sin utilizar carne” tal y como afirma Morten Toft, CEO de la compañía.

Este último hito de Meatless Farm se produce tras un comienzo acelerado en 2021, empezando por el mejor mes de ventas de la historia en "Veganuary", nuevas alianzas con los principales restaurantes de Estados Unidos, el lanzamiento de una campaña a nivel mundial de nutrición sostenible con el gigante del fútbol, el Real Madrid, y la colaboración con el campeón del mundo de ciclismo, Mark Cavendish, para ayudar a impulsar su vuelta al deporte y la apertura de nuevas fábricas de proteínas vegetales en Canadá y los Países Bajos.

El mercado de los alimentos de origen vegetal está experimentando un crecimiento exponencial impulsado por el creciente interés de los consumidores por las alternativas en el marco de una mayor concienciación sobre los beneficios para la salud y el medio ambiente de consumir menos carne: el 54% de los consumidores afirma que quieren reducir su consumo de carne, y el 92% de las comidas de origen vegetal en el Reino Unido son consumidas por personas "flexitarianas"[1].

El mercado se ha duplicado en los dos últimos años en países como el Reino Unido y se calcula que el mercado global de proteínas vegetales crecerá un 700% para 2035, lo que supondrá un mercado de aproximadamente 290.000 millones de dólares[2].

Meatless Farm ha restringido previamente la inversión a grandes inversores, recaudando 38 millones de libras esterlinas en los últimos tres años de inversores privados y de oficinas familiares comprometidos con la inversión sostenible.

Esta recaudación ayudará a financiar la innovación y la expansión constante, incluyendo el desarrollo hacia la integración vertical completa como parte de un compromiso con el crecimiento empresarial renovable. El programa "de la granja a la mesa" implica la inversión en todas las fases de la cadena de suministro, desde la colaboración con los agricultores en la selección de cultivos, el rendimiento y la trazabilidad para producir ingredientes sostenibles de la mejor calidad, hasta el avance de la tecnología de proteínas vegetales en instalaciones de última generación, como las últimas inauguradas en Canadá y Europa, para acelerar la innovación y la fabricación más eficiente desde un punto de vista medioambiental. 

 

Morten Toft Bech, fundador de Meatless Farm, dijo: "Estamos llegando a un punto de inflexión en el que sustituir la carne por proteínas vegetales un par de veces a la semana ya no es un nicho, pero sabemos que es el poder de la gente el que llevará a cabo una auténtica revolución en la cultura alimentaria. Esto depende de la concienciación sobre la importancia de reducir el consumo de la carne para el medio ambiente y el impacto que pueden tener los pequeños cambios.”.

 

Así, continúa, “queremos contribuir a acelerar este proceso mediante las relaciones que mantenemos con los minoristas y los servicios de alimentación, los países en los que operamos y la gama de productos que ofrecemos. La innovación es fundamental para la categoría, ya que la clave para desarrollar todo el potencial del mercado está en la similitud de sabor, textura y precio con la carne”.

“Por ello, invertimos mucho en toda la cadena de suministro, trabajando con los agricultores para obtener las mejores cosechas, creando fábricas de proteínas vegetales de última generación para producir ingredientes aún mejores y contratando a los principales chefs de desarrollo alimentario y nutricionistas para evolucionar y mejorar aún más nuestros productos y presentar nuevas alternativas de origen vegetal, como ingredientes para pizzas, pollo y una nueva gama de aperitivos y soluciones para comidas. Todo esto tiene como telón de trasfondo la sostenibilidad, ya que nos comprometemos con el crecimiento empresarial sostenible, trabajamos para conseguir el estatus de B-Corp y tratamos de restablecer la biodiversidad en el sistema alimentario mundial” concluye Toft.

Por último, para animar a los consumidores a formar parte del movimiento Meatless Farm, "nuestros consumidores son fundamentales para Meatless Farm. Así, al abrirnos a inversores minoristas, ofrecemos la oportunidad de invertir en un momento en el que tenemos un crecimiento demostrable y damos la oportunidad de aportar financiación que ayude a impulsar tanto a Meatless Farm como a la categoría, reconociendo que un gran cambio sólo es posible cuando todos trabajamos juntos."

Meatless Farm tiene su sede en el Reino Unido, en Leeds, y dirige sus operaciones globales desde su sede en Ámsterdam, con el apoyo de oficinas en Nueva York y Singapur, y con más de 100 empleados en total.

Los posibles inversores pueden inscribirse en www.meatlessfarm.com/crowdcube a partir del lunes 14 de junio, y se podrá participar en www.crowdcube.com a partir del martes 22 de junio.