inicio
Martes 31 de marzo de 2020
05/03/2020
preparar para imprimir

KOMVIDA apuesta por la mujer del entorno rural

 

KOMVIDA, marca española referente en la producción y distribución de kombucha, nació hace tres años de la mano de dos jóvenes emprendedoras en un desván de Extremadura. Nuria Morales, ingeniera química experta en fermentados, y Beatriz Magro, especialista en marketing y comunicación, buscaron la fórmula perfecta de la kombucha, un refresco probiótico que se prepara con té y se fermenta con SCOBY, una simbiosis de levaduras y bacterias, para comercializarla desde España a todo el mundo.

La mayoría de las marcas internacionales que molan y que incluso hoy cotizan en bolsa empezaron en California en un garaje de la mano de emprendedores que pasaban horas con la mirada perdida programando delante de un ordenador. KOMVIDA es una empresa extremeña que nació de la mano de dos mujeres también emprendedoras y soñadoras, Beatriz y Nuria en Fregenal de la Sierra.

Dos mujeres de pueblo y de mundo. Dos amigas de toda la vida que habían crecido juntas y que un buen día decidieron unir sus destinos después de que Beatriz, viajera impenitente, descubriera la kombucha en un rancho de California. Desde ese momento se dedicaron durante muchos meses a investigar la fórmula perfecta de este refresco fermentado a base de té.

Así KOMVIDA, desde su fábrica ubicada en Fregenal de la Sierra en Badajoz, produce y distribuye esta bebida a más de 3.000 puntos de venta entre los que se encuentran las principales cadenas de supermercados de España y Portugal y otros países de Europa y América. Para ello cuenta con más de 20 trabajadores, de los cuales la mayoría son mujeres (81%) y para algunas su primera oportunidad laboral.

KOMVIDA nace en 2017 para impulsar la economía femenina y rural, de forma que las mujeres pudieran desarrollarse en las mismas condiciones que los hombres y acceder al mercado laboral a través de esta empresa. “Podríamos haber montado KOMVIDA en cualquier otra localidad, más cercana a la capital, con mayores recursos. Pero precisamente quisimos apostar por dar una oportunidad a nuestro pueblo y las mujeres que nos han visto crecer”, explica Beatriz Magro, quien además solo puede mostrar “cariño, agradecimiento y admiración por la implicación de todas ellas”.

Las mujeres KOMVIDA

Milagros Nogales Rebollo- 55 años. Maestra kombuchera desde los orígenes de KOMVIDA y madre de Beatriz.

Con tan sólo 14 años tiene que abandonar sus estudios en el colegio para trabajar como ama de casa y así poder ayudar en la economía familiar. Mujer de Antonio, jefe de fábrica y madre de 3 hijos. Con una vida dedicada a los demás de forma altruista, por fin Komvida Kombucha le brinda su primer trabajo remunerado a la edad de 53 años.

 

 

Eva María Roque Álvarez- 48 años. Maestra kombuchera

Se forma en el instituto I.E.S. Eugenio Hermoso de Fregenal de la Sierra y después como Técnico Auxiliar Administrativo. Comienza su trayectoria laboral en empresas locales como encargada de oficina y contabilidad, entre otros. Asimismo, comprometida con la sociedad, ha realizado diferentes labores con la Asociación de Mujeres Rurales y ha colaborado con el Pueblo Saharaui acogiendo a una niña durante varios años.

 

María José Vega Serrano 33 años. Especializada en envasado de KOMVIDA.

Se forma como Técnico de Farmacia. A lo largo de su vida laboral trabaja como dependienta en diferentes comercios, así como cuidando niños. Colabora también con la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui desde hace diez años.

 

 

 

 

Remedios Nogales- 37 años. Especializada en pedidos y logística de KOMVIDA.

Es licenciada en Geografía y Ordenación del Territorio por la Universidad de Extremadura. Ha trabajado como técnico de medio ambiente en CEDER y ha impartido clases a mujeres sobre igualdad de género.

 

 

 

https://www.komvida.com



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: