Al día

¿Hamburguesa o burger meat?

El 28 de mayo se celebra el Día Internacional de la hamburguesa, y una de las dudas más frecuentes, de los consumidores que pasan por el centro de formación cárnico EDUCARNE, es “qué es una burger meat”, ese término que muchas veces vemos en el etiquetado al comprar elaboraciones de este tipo. Aprovechemos esta celebración para despejar las dudas y quitarnos los miedos o desconfianzas que a veces nos produce no conocer el significado de ciertos términos.

Se acerca el Día Internacional de la Hamburguesa y desde EDUCARNE proponen entender mejor su etiquetado y denominaciones, para conocer con seguridad y tranquilidad lo que comemos.

El centro de formación cárnico EDUCARNE realiza formación especializada para profesionales y empresas del sector cárnico, pero también -y cada día más- para consumidores interesados en carne, productos cárnicos, alimentación y nutrición.

Por ello, una de las formaciones de mayor éxito es la de etiquetado de los alimentos, un curso en el que una de las dudas más repetidas por los alumnos es “¿por qué en la etiqueta pone burger meat en lugar de hamburguesa?”.

Para salir de dudas preguntamos a María Santervás, veterinaria y docente del curso de etiquetado para consumidores de EDUCARNE: “¡que no cunda el pánico! No te están dando gato por liebre. Todos relacionamos la forma de una hamburguesa con la denominación hamburguesa, sean cuales sean sus ingredientes, pero, legalmente y en términos sanitarios, los establecimientos pueden denominarla como hamburguesa, burger meat u otros, según los ingredientes que esta lleve.

Veamos las diferencias:

HAMBURGUESA

  • Entre sus ingredientes están la carne picada (de una o más especies), agua, especias o condimentos, sal y otros productos alimenticios.
  •  
  • Tiene una vida útil (fecha de caducidad) entre 24 horas si no lleva ningún conservador/antioxidante, a 3 días siendo expedidos a granel sin envasar.
  • Se debe conservar entre 0 y 2ºC si la elaboración se ha llevado a cabo en un establecimiento minorista.

 

BURGER MEAT

  • Entre sus ingredientes están la carne picada (de una o más especies), agua, hortalizas y cereales en un porcentaje mínimo del 4%, y sulfitos que actúan como conservadores, en una cantidad máxima de 450 mg./kg. de carne (cantidad que se respeta y, por tanto, no supone riesgo para la salud).
  •  
  • Tiene una vida útil de 5 días si es expedida a granel sin envasar.
  •  
  • Se debe conservar entre 0 y 2ºC si la elaboración se ha llevado a cabo en un establecimiento minorista.
  •  
  • La denominación burger meat no tiene un formato determinado, puede estar presentado en forma de carne picada, con forma de hamburguesa, de albóndiga u otros.

 

Por tanto, la conclusión es que burger meat no significa que el producto sea de peor calidad o poco saludable, nada más lejos de la realidad. Simplemente indica que lleva siempre cereales u hortalizas, además de carne, en un contenido mínimo del 4%, y que, para alargar su vida útil, se han incorporado unos conservadores, comúnmente denominados sulfitos, permitiros por la normativa sanitaria y en cantidades que no son perjudiciales para la salud.

Esto es algo muy normal, habitual y necesario en la mayoría de establecimientos, pues, como se ha mencionado, cualquier preparado de carne picada sin conservador o antioxidante solo puede consumirse en las primeras 24 horas desde su elaboración (si no ha sido envasado manteniéndolo a unas temperaturas de conservación hasta 2ºC), por lo que muchos profesionales optan por dar seguridad a su producto y a los consumidores a través de aditivos autorizados, para que, en caso de una mala conservación no intencionada desde que el producto sale de la tienda hasta su consumo, el consumidor no vea comprometida su salud.

En palabras de Santervás: “la denominación burger meat indica seguridad alimentaria en la medida en que por su composición aumenta la vida útil del producto, por lo que el consumidor puede estar tranquilo al optar por este producto en la cesta de la compra”.