Al día

La Cocina de María Luisa reabre en homenaje a las mujeres


Fuerte, generosa, luchadora y amorosa. María Luisa Banzo solo merece cosas buenas en su vida, pero ni esta ni la pandemia se lo han puesto fácil… aun así, seis meses después de bajar la persiana,  vuelve a abrir su restaurante con toda la energía para seguir repartiendo cariño a través de su deliciosa cocina

Sus guisos de siempre, más esos platos denostados y difíciles de encontrar, así como lo mejor de la huerta y el monte de cada temporada, junto a ese trato cercano, de madre, hacen que uno solo piense en volver allí, porque… ¡Cómo la hemos echado de menos!

 

Han sido meses muy duros desde marzo, para la salud, para la economía y el ánimo de todo el mundo, especialmente quienes han perdido a un ser querido… pero hay mujeres que son ejemplo de lucha, que no se rinden y pese a las piedras en el camino salen adelante para honrar a otras que ya no están. Es el caso de María Luisa Banzo, una mujer que derrocha amor y que en esta temporada ha pasado, además de los problemas que en mayor o menor medida nos hemos encontrando todos, por el fallecimiento de su madre, a la que admiraba, cuidaba y tenía presente a diario en su restaurante a través de sus recetas, escritas a mano y decorando las paredes, su delantal, e incluso su cocina de carbón expuesta en un salón. María Luisa Amat era una persona ilustre, reconocida cocinera y querida tanto en su pueblo, Navaleno, como en todos los lugares donde dejó su huella. Ahora, ese pequeño ‘museo’ se transforma en un cúmulo de recuerdos aún más valiosos y Banzo reabre sus puertas con fuerza y ganas para homenajearla a ella y honrar a las mujeres de la posguerra que sacaron a tantas familias adelante en tiempos difíciles como el que ahora vivimos. Vuelve La Cocina de María Luisa (Jorge Juan, 42. Madrid. Tel. 91 781 01 80. www.lacocinademarialuisa.es), por y para ellas…

Y lo hace en pleno otoño, donde emergen los sabores a los que tan buen partido saca: guisos, platos de caza y setas -que irán llegando poco a poco, según broten y la demanda, porque sí, también pueden encargarse-… En definitiva cocina ‘humilde’ y de temporada más unidas que nunca a través de recetas como: Sopa castellana con huevo, Delicias de acelga rellenas de pato y trufa negra de Soria, Revuelto de setas de temporada, Pastel de setas de cardo, trufa y salmón ahumado, Patatas guisadas con costillas y setas, Jabalí estofado como en Navaleno, Perdices en salsa hortelana, Pochas con ave

En su carta siguen apareciendo deliciosos segundos como las Chuletillas de lechal, el Solomillo de ternera blanca al foie o la siempre apetecible Manita de cerdo rellena de carne y trufa negra de Soria, que para eso es uno de los imprescindibles de la casa. Los más ‘pescaderos’ pueden decantarse por el casi olvidado congrio, que María Luisa borda con una receta de su abuela Aurora o el Bacalao gratinado con confitura de naranja…  Y no os olvidéis que en esta casa siempre hay que dejar sitio para el postre, todos ellos caseros, sencillos y deliciosos. ¿Unos Buñuelos de plátano con helado de yogurt o una clásica Tarta de almendras?

La Cocina de María Luisa (www.lacocinademarialuisa.es) tiene capacidad -en condiciones normales- para 65 personas divididas en tres salones sencillos, pero llenos de historias, como el presidido por las cocinas antiguas de su madre y su abuela, que ahora se van ocupando en función de las medidas oportunas para asegurar la distancia entre personas y la terraza, mientras el tiempo acompañe, resulta de lo más agradable. El servicio, de los de ‘toda la vida’, es atento, amable y profesional. En su amplia y variada bodega predominan las referencias de Ribera del Duero. Porque como dice María Luisa, “degustar un buen plato, correctamente servido, con un buen vino, en un ambiente agradable es similar a disfrutar de una magnífica obra de arte. Si la compañía es especial, es como rozar el cielo con los dedos”. Y aquí hacen todo lo posible para que así sea… El horario de cocina es de 13:30 a 16:00 y de 20:30 a 23:30 horas y el precio medio es de 45 €.