Al día

Un pincel y un Caffè Latte, de viaje con la ilustradora Alicia Aradilla


Alicia Aradilla ha sido elegida como artista embajadora y parte del jurado del Concurso de Diseño puesto en marcha por Kaiku Caffè Latte para apoyar el talento y plasmar la receta de sus cafés con 100% ingredientes naturales.

La ilustradora pacense, cuya creatividad ha acompañado a los  participantes del concurso, nos invita a descubrir su taller y sus trucos, Caffè Latte en mano.

Solo granos de café arábica de plantaciones certificadas Rainforest Alliance, leche y azúcar; la receta mejorada de los cafés con 100% ingredientes naturales es la excusa perfecta de Kaiku Caffè Latte para volver a apoyar el talento creativo. Los cups de Espresso, Cappuccino y Macchiato se transforman en un lienzo en blanco en el Concurso de Diseño Talent Hunter donde cualquiera con alma creativa puede participar hasta el 1 de julio. Los tres ganadores crearán un diseño por café que llegará a las estanterías a finales de otoño en forma de edición limitada.

Con el fin de acompañar a los participantes, el proyecto cuenta con dos artistas embajadores de excepción, Alex de Marcos y la ilustradora Alicia Aradilla, que también forman parte del jurado que designará a los tres ganadores.

El concurso, que dio comienzo a finales de abril, se ha visto afectado por las circunstancias pero de forma positiva: la explosión de talento ha provocado que muchos hayan creado un espacio en casa a la medida de su creatividad y se hayan puesto manos a la obra. En este aspecto, Alicia Aradilla, viajera y artista a partes iguales, ha hecho lo propio y nos invita, Kaiku Caffè Latte en mano, a descubrir su taller.

Para quienes no la conozcan, la ilustradora Alicia Aradilla (Badajoz, 1989) convierte los paisajes de sus viajes en acuarelas y una a una conforman increíbles cuadernos de viaje y obras que comparte a través de Instagram. Tras un año dando la vuelta al mundo, su material es tan original como inspirador, pero al igual que la mayoría, ella también ha recluido su creatividad en un estudio, cambiando sus rutinas para seguir pintando. Con motivo del Concurso, Aradilla nos muestra los secretos de su proceso creativo y sus trucos a la hora de crear.

UN CAFFÈ LATTE CON ALICIA ARADILLA

¿Qué hay detrás de la palabra creatividad para ti? Trabajo. Muchos creen que la inspiración es algo que de repente viene flotando, nos coge de la mano y gracias a ella empezamos a crear, pero la realidad es que esa mano no se mueve sola y si algo he aprendido a lo largo de estos años es que la creatividad se entrena, se pone a prueba y da sus frutos cuando uno trabaja diariamente. 

¿De dónde viene tu vena artística? Mi vena artística existe desde pequeña. Mi madre pintaba al óleo como pasatiempo y recuerdo que dibujaba por la noche, cuando mi hermana y yo ya estábamos en la cama. Por la mañana lo primero que hacía era ir a su caballete y ver cómo por arte de magia poco a poco se iba completando el cuadro. Me fascinaba.

¿A dónde te ha llevado tu pasión por pintar? Mi pasión por los viajes y el arte me llevó a dejarlo todo: un trabajo estable en una agencia de publicidad como diseñadora, mi casa en Madrid, mi familia… Dejé aparcada esa vida cómoda para cumplir un sueño: viajar durante un año por el mundo y plasmarlo en mis cuadernos de viaje. Gracias a esa aventura y a todo lo que vino después hoy me dedico a mi vocación y no puedo ser más feliz.

¿Qué te inspira a la hora de crear tus obras? Sabemos que muchas de ellas nacen durante los viajes ¿Cómo es tu proceso creativo? Cuando viajo, más que pensar en el resultado final lo que me motiva a sacar el cuaderno es todo lo que conlleva el proceso de creación. Puede que el lugar lo elija por la luz, el color o el encuadre, pero lo que realmente valoro es el hecho de estar pintando al aire libre y disfrutar de todo lo que ocurre mientras dibujo: las miradas curiosas de los niños, conversaciones con gente local, observar el día a día de la ciudad… Todo eso queda plasmado en el dibujo.

Mi proceso creativo cambia bastante si estoy pintado dentro o fuera de casa. Cuando viajo busco un lugar que me guste, saco mis materiales y simplemente empiezo a llenar el cuaderno. Tardo más o menos unos 45 minutos por dibujo, lo cual me permite pintar y al mismo tiempo seguir viajando. A medida que voy completando las páginas voy diseñando su estructura, añadiendo textos, notas de color, es un proceso continuo.

Cuando trabajo en casa suelo hacer una investigación previa del tema a pintar. Busco en libros,  Internet, documentales e incluso en programas de radio. Por ejemplo, ahora estoy muy interesada en los grandes viajes de la historia, como la llegada al polo Norte, la primera mujer que circunnavegó la tierra o la carrera por la conquista de la Antártida.

Cuando te encuentras delante de un folio en blanco ¿qué te ayuda a dar ese primer paso y empezar a crear? ¿Tienes algún ritual especial? Yo soy una persona muy ordenada, la verdad. Tengo una planificación mensual, semanal y diaria, esto me ayuda muchísimo a trabajar de manera tranquila, dedicándole su tiempo a cada proyecto, así puedo pensar ideas e investigar antes de sentarme frente a la hoja en blanco. Creo que es muy importante ponerse unos horarios y seguir una rutina diaria. Levantarse a la misma hora, hacer pausas para descansar, desconectar del móvil... Uno de mis rituales consiste en dejar todo ordenado al acabar de trabajar para encontrar el estudio listo a la mañana siguiente.

 

¿Qué consejo le darías a alguien para animarle a expresarse de forma artística? Le diría que intente mirar la realidad con nuevos ojos y que sea curioso. Que se deje sorprender por lo cotidiano como si fuera la primera vez: la primera vez que prepara un café, que riega las plantas o hace la cama. Aprender a mirar es el primer paso para plasmar lo que nos rodea de una manera original y personal, ahí reside la clave del arte.

¿Ya que lideras el concurso para diseñar los cups de Kaiku Caffè Latte, ¿Cómo imaginas tu propia versión?Me gustaría que transmitiera ese aroma tan especial que tiene el café. Investigar sobre sus orígenes, dónde nace el producto y plasmarlo mezclando el detalle de la pluma con la espontaneidad de la mancha en acuarela.

 

TODOS LOS DETALLES DEL CONCURSO

Para participar en el concurso de Talent Hunters by Kaiku Caffè Latte existen dos vías: mediante el diseño de una plantilla descargable en la página web, o bien a través del envío de porfolio personal al mail concurso@talenthuntersbykaikucaffelatte.com. Desde el 20 de abril y hasta el 1 de julio será posible demostrar el talento y optar a uno de los premios.

Para designar a los ganadores que mejor hayan plasmado la esencia de los cafés con 100% ingredientes naturales, Kaiku Caffè Latte ha formado un jurado de expertos entre los que figura Alicia Aradilla. Ellos serán los encargados de entregar un premio para cada café, tres en total, con una dotación de 2000€ al mejor diseño de cada tipo. Una vez se hayan designado los ganadores, los diseños premiados se materializarán en una serie de edición limitada que llegará a los puntos de venta a finales de otoño.