inicio
Martes 16 de octubre de 2018
02/02/2017
preparar para imprimir

Cómo elegir el cepillo perfecto para tu pelo

 

 
 

Seguramente hace años que usas el mismo cepillo, así que probablemente ya sea hora de que lo cambies. ¡Pero no te preocupes! Patrick Phelippeau, Director de marca de Jean Louis DavidFranck Provost, te va a resolver todas las dudas que puedas tener. ¿Es el momento de comprarse un nuevo cepillo? Descubre sus consejos.
 
¡Los cepillos se estropean! "Fíjate en las cerdas de tu cepillo. Lo más seguro es que algunas ya no estén y que a otras se les note el uso. Si tu cepillo ha perdido tantas cerdas que tiene huecos en algunas zonas, es el momento de cambiarlo".
 
Puedes alargar la vida de tu cepillo cuidándolo correctamente. "No es nada extraño limpiar el cepillo con champú. Es una buena forma de hacer que aguante durante más tiempo. Y además, en el día a día elimina los restos de cabello que se quedan en el cepillo".
 
Antes de elegir un nuevo cepillo, ¡pruébalo! "Los milagros no existen así que hay que probar los cepillos. Si necesitas ayuda coméntaselo a tu peluquero e indícale el uso que quieres hacer del mismo. ¿Lo quieres para alisarte la melena? ¿Para que las ondas se mantengan bien formadas? Ten en cuenta todos estos factores además de tu tipo de cabello".
 
Existen muchísimos tipos de cepillos. "Los metálicos o en cerámica permiten calentar el cabello desde el interior hasta el exterior así que son perfectos para hacerte un brushing. Sin embargo con los de cerdas naturales tardarás más tiempo para conseguir el mismo efecto. Con los cepillos naturales lo que conseguirás es un efecto natural".
                           
                                                                                                           

Nuestro consejo: Es mejor tener dos cepillos. Uno para desenredarte el cabello antes de acostarte y otro para ponerte el cabello a punto antes de salir a trabajar por la mañana.
 
Tus accesorios de peinado son verdaderos nidos de microbios, peines y cepillos incluidos. Normalmente contienen impurezas y restos de productos capilares. ¡Sobre todo si se comparten con la familia! "Presta también atención a los micro cortes del cuero cabelludo. Ningún riesgo en cuanto a salud o capilar, no te preocupes, pero ello significa necesariamente más bacterias sobre tu peine y cepillo".
 
Así que tómate tu tiempo en limpiarlos regularmente. La frecuencia de cuidado depende de la utilización que realizas de tus peines y cepillos. "A menudo el cepillo plano se utiliza todos los días, para peinarse o desenredar el cabello. El cepillo redondo sirve normalmente para brushings, por lo que su utilización es más puntual y, finalmente, el peine sirve normalmente para desenredar tras los lavados".
 
Así que puedes lavarlos una vez por semana, incluso cada 15 días. "En cuanto al peine, ya sea de cerámica, plástico o carbono, remójalo en agua tibia con lejía para desinfectarlo correctamente·". Acláralo bien y sécalo.
 
Para tus cepillos, planos o redondos, ¡comienza por sacar todo el cabello atascado! Su utilización se optimizará y te será más fácil limpiarlo. "A continuación utiliza jabón emulsionado con agua y aclara perfectamente. Sécalo con un secador de cabello teniendo cuidado de no quemar los pelos del cepillo".
 
Nuestro truco: Para sacar el cabello atascado en tu cepillo utiliza un peine (antes de limpiarlo). Pasa tu peine entre tu cepillo para deshacerte del excedente de cabello. ¡Y límpialo a continuación! No estás obligada a esperar la limpieza de tus cepillos para sacar el cabello. No dudes en hacerlo tras cada utilización.



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: