Al día

Los repartidores de Glovo ingresan de media más de 1.300 euros en España por una jornada de 40 horas semanales

Durante el mes de octubre, los repartidores de Baleares, Comunidad de Madrid, Canarias y Asturias han superado los 8 € de ingresos medios por hora, que extrapolado a una jornada laboral de 40h a la semana, supone unos ingresos mensuales de más de 1.300 euros

Los repartidores de Glovo con mejores ingresos durante el mes de octubre se sitúan en Baleares (8,7 euros por hora), Comunidad de Madrid (8,3 €/h) y Canarias (8,2 €/h). En todas estas regiones, los ingresos medios de los repartidores de Glovo superan los 1.400 € al mes, cuando se extrapolan a jornadas de 40 horas semanales (lo equivalente a una jornada laboral completa), muy por encima del Salario Mínimo Interprofesional.

A continuación, se encuentran Asturias (8 €/h), Cataluña y Aragón (ambas con 7,4 €/h), con cifras de ingresos al mes que superan los 1.250 euros al mes por jornadas de 40h semanales.

Los repartidores de Glovo de todas las comunidades autónomas de España registran ingresos medios por hora por encima de los 7,10 euros, con un volumen de pedidos medios por hora que se sitúa en 1,67. Los ingresos mínimos al mes se registran en Andalucía, Aragón y Catalunya, con 1.235,40 y 1.287,60 euros de media al mes, respectivamente, por jornadas de 40h semanales. En Aragón y Cataluña la media de ingresos por hora es de 7,40 euros.

A nivel nacional, los ingresos medios se sitúan en el último mes en 7,5 euros por hora, lo que supone 1.305 euros al mes para una jornada de 40 horas semanales.

Ingresos medios de los repartidores de Glovo al mes (40 horas semanales)

Además de los ingresos, Glovo pone en valor que los repartidores cuentan con un seguro privado contratado por la compañía, que recientemente ha ampliado las coberturas que ofrece. En caso de lesión por accidente durante el desarrollo de su actividad profesional, el seguro privado facilita que la compañía aseguradora indemnice al repartidor autónomo por los costes de tratamiento, asistencia sanitaria y reembolso de gastos médicos. Además, en caso de hospitalización, incluye ayuda económica para el desplazamiento de un familiar. Otra de las nuevas coberturas que incluye el seguro privado es la protección de los ingresos de los colaboradores autónomos para para los casos de incapacidad temporal derivada de un accidente durante el desempeño de su actividad profesional.

La activación de estas medidas permite mejorar la protección de los repartidores, un punto fundamental para la compañía: “Para nosotros, la seguridad de los repartidores, al igual que la de todos los usuarios, siempre ha sido una prioridad. Con estas nuevas coberturas aumentamos su protección durante el desarrollo de su actividad profesional”, afirma Diego Nouet, General Manager Glovo Iberia.

 

Cataluña, Valencia y Aragón, a ritmo de bici

Otro de los aspectos que tiene en cuenta el análisis de Glovo es el tipo de vehículo que utilizan los repartidores para desarrollar su actividad. En este punto, existen diferencias mucho más significativas que en el caso de los ingresos. Por ejemplo, en algunas regiones como Cataluña, Comunidad Valenciana o Aragón los repartidores suelen optar mayoritariamente por la bicicleta. En esta línea, el 72% de los repartidores de Cataluña utilizan la bicicleta como medio de transporte, mientras que en la Comunidad Valenciana es del 66% y en Aragón este porcentaje se sitúa en el 61%. A continuación, les sigue Andalucía (55%), mientras que Comunidad de Madrid, Baleares y Castilla y León alcanzan tasas entre el 40% y el 50%.

Entre las regiones donde los repartidores apuestan más por la moto, destacan los casos de Canarias y Asturias, ambos en el 64%. En el caso de la Comunidad de Madrid, por ejemplo, uno de cada tres repartidores de Glovo realiza su actividad en moto (34%). En Cataluña, Comunidad Valenciana, Andalucía y Aragón, el porcentaje de repartidores en moto se sitúa en torno al 25%.

Por último, en cuanto al coche, llama la atención el caso las regiones insulares, Canarias y Baleares, con un 25% y un 20%, respectivamente. Le siguen Andalucía (20%) y Madrid (19%), donde uno de cada cinco repartidores lleva los pedidos en coche.