Al día

Tea Shop Bebidas en tendencia: Bubble Tea, SmooTeas, Tés fríos. ¿Cómo prepararlos?


Aunque solemos asociar el té caliente a los días fríos, gracias a su capacidad para ayudar a regular la temperatura corporal y mantenernos cálidos, el té no es exclusivo del invierno. En los días más calurosos del verano, el té frío es una opción ideal para mantenerse completamente hidratado y fresco, además de saludable. Al respecto, Tea Shop tiene diferentes novedades saludables para saciar la sed y refrescar el paladar.

Prepara fácilmente la bebida de moda: Bubble Teas

 La reconocerás por ser una bebida colorida, graciosa y en tendencia en la mayoría de los países europeos. La diferencia es que, en Tea Shop, las perlas están rellenas de zumo y envueltas por una capa de gelatina 100% vegana y sin gluten.

En Tea Shop lo preparamos de manera natural en 4 pasos:

  1. Escoge la base de té a granel que más te guste: Té negro clásico, té oolong, matcha, infusión de frutas o ¡lo que prefieras!
  2. Añade los BUBBLES NATURALES DE FRUTAS que quieras: Perlas rellenas de diferentes sabores como fresa, mango, arándanos, melocotón o manzana 100% veganas y sin gluten.
  3. Personaliza tu Bubble con los toppings más deliciosos: Latte, nata montada, sirope, virutas de chocolate negro, cacao en polvo, entre otros.

Disfrútalo hasta el último sorbo.

Disfruta el sabor de cada ingrediente del té, pero en versión fría: Set Iced Teas

Una colección de 5 blends con combinaciones muy apetecibles para disfrutar de la mejor manera:

  • Sunny Peach: Una refrescante combinación de té blanco y té verde con melocotón y un toque de pera.
  • Fresh Melon: Té blanco con un refinado sabor a melón.
  • Tropical Colada: Té negro de estilo cocktail con coco y piña.
  • Oriental Lime: Exótica mezcla de té verde con cítricos, manzanilla y un toque de lima.

Apple Temptation: Una infusión vitamínica y antioxidante de manzana de montaña, naturalmente sabrosa y jugosa

¿Cómo prepararlo? Existen 2 maneras:

  1. Frío express: Prepara el té de la forma habitual, pero utiliza solo la mitad del agua requerida. No aumentes el tiempo de infusión para intensificar el sabor; en su lugar, utiliza más té para lograrlo. Una vez que la infusión esté lista, endúlzala si lo deseas. Luego, añade hielo para enfriar rápidamente la bebida sin diluirla.
  2. Maceración: Coloca tu té o infusión habitual en agua fría o a temperatura ambiente y déjalo reposar durante toda la noche. Por la mañana, filtra la mezcla y estará lista para disfrutar.

Añade un toque especial con pequeños trozos o cáscaras de fruta, hierbas aromáticas como la menta, especias como la vainilla o pétalos de flores.

Combina té con fruta, lácteos, hielo o ingredientes congelados: SmooTeas.

 Otra bebida que es fácil de preparar y que resulta muy saludable y saciante. Esta colección cuenta con sabores muy veraniegos y con propiedades nutritivas por la calidad de los ingredientes:

  • Fresh Colada: Té verde con sabor tropical y aroma de fresa.
  • Magic Mango: Té verde con mango y moringa, una superfood explosiva.
  • Orange Bonbon: Té negro con sabor a chocolate y aroma fresco de naranja.
  • Strawberry Cream: Té rojo Pu Erh con sabores delicados, cremosos y depurativos.
  • African Sunset: Rooibos con naranja y dulzor de zanahoria.

Prepáralo en 6 pasos:

  1. Prepara el té o infusión que más te guste: Ingredientes afrutados combinados con té verde, té negro, té rojo Pu Erh o Rooibos. Se puede preparar en frío express o con el método de maceración.
  2. Añade los líquidos antes que la fruta: Esto ayudará a proteger las cuchillas, según las capacidades de tu batidora.
  3. Usa fruta congelada o hielo: Elige solo una opción para lograr la mejor textura.
  4. Los smoothies son versátiles: Agrega canela, vainilla, cacao, nuez moscada, semillas o frutos secos según tu gusto.
  5. No olvides la presentación: Un vaso bonito hace que el smoothie sea aún más apetecible.
  6. Saborea cada sorbo: Disfruta tanto el sabor como la textura.

Y recuerda nuestros 2 tips esenciales para preparar tu té, smoothie o bubble tea: no dejes tu té infusionado más tiempo del recomendado y añade las medidas correctas para evitar que quede demasiado aguado.