Semana sin Carne - Lo de siempre está bien, pero probar cosas nuevas está aún mejor

Ya son más de 32.000 personas en España que se han unido a la Semana sin Carne

En la organización para la conciencia alimentaria, ProVeg España, sabemos lo cómodo que es hacer siempre lo mismo, pero, incluso eso a lo que llamamos favorito, todos los días cansa y por eso, en esta recién concluida sexta edición de la Semana sin carne, más de 32.000 personas han querido abrir su relación (con la carne).

“Los tiempos cambian y cada vez estamos más dispuestos/as a probar cosas nuevas, de hecho, siempre vamos en busca de experiencias diferentes” dice Verónica Larco, directora de comunicación de ProVeg España. “Las personas cada vez somos más conscientes de nuestro impacto y queremos que nuestro estilo de vida vaya en concordancia con ello, incluyendo nuestra alimentación. Desde ProVeg queremos proponerle a cualquier persona, haya tenido o no antes curiosidad por esto de la alimentación vegetal, abrirse a nuevas experiencias, nuevos sabores, nuevas texturas e incluso a nuevos productos”, añade.

El 20 de marzo, coincidiendo con el Día Mundial sin Carne, comenzó la Semana sin carne. Un reto de 7 días en los que todas las personas que decidieron apuntarse han podido vivir una experiencia vegetal diferente en cada día del reto. Siete días en los que se les proporcionó un menú diario, recetas exclusivas veganas, tablas nutricionales comparativas o consejos y apoyo nutricional de la mano de la Unión Vegetariana Española, entre muchas más cosas.

“Sabemos que a muchas personas les llama la atención la tendencia plant-based, vemos burgers vegetales que nadie diría que no son de carne, pizzas veganas en las principales cadenas de España, pollo vegetal en todos los supermercados y hasta atún que “engaña” a cualquiera pero… aún así, mucha gente no se atreve a dar el paso a una alimentación (más) vegetal porque les falta información o no saben muy bien por dónde empezar, en la Semana sin carne les ofrecemos todo ese apoyo que necesitan”, comenta Larco.

De hecho, la publicación del Sexto Informe de Evaluación (IE6) del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), reitera claramente que son necesarias más dietas basadas en plantas para ayudar a mitigar el cambio climático antes de que el planeta caiga en el caos climático.

"El informe subraya la necesidad de cambiar a dietas más basadas en plantas para reducir las emisiones de GEI del sector agrícola y cumplir el Acuerdo de París de mantenerse por debajo de 1,5C", ha comentado Raphaël Podselver, Director de Asuntos de la ONU de ProVeg International.

¿Qué nos han dicho los que han experimentado esta Semana sin Carne?

Tras concluir una semana más sana y vegetal, algunos de los participantes han dejado sus comentarios y han querido de esta forma, compartir su experiencia.

Y después de 10 días… Recordaré los principales beneficios de implementar hábitos alimenticios sin origen animal: sentirme mucho más enérgico, notar un gran cambio en el estado de mi piel que luce mucho mejor, ser consciente de que tu alimentación está siendo mucho más saludable y respetuosa con el medioambiente y, sobre todo, descubrir que no hay que estar supeditado a los productos cárnicos ni el pescado, lo que abarata la lista de la compra.” Héctor Anaya, Revista MINE.

“Estaba muy escéptica de poder llegar a habituarme a estar sin comer absolutamente nada de proteína animal, pero me he dado cuenta de que se puede y que los cambios, en la energía, o sentirse mucho más ligera y saludable, han sido los puntos que han hecho replantearme mi forma de comer. Creo que solo una semana me ha servido para ser más consciente de mis malos hábitos alimenticios”. Testimonio de una de las participantes del reto.

“Hacer este reto me ha supuesto darme cuenta de que no nos cuestionamos una de las cosas más importantes en nuestra vida. ¿Cómo nos alimentamos y por qué decidimos comer esto o lo otro? Ahora he de decir que no veo la alimentación de la misma forma, y ese cambio ha supuesto que me siento mucho mejor conmigo mismo, no solo a nivel de energía, sino que mi mente está más clara y me siento mucho más positivo”. Testimonio de uno de los participantes del reto.

La gente quiere más carne… pero vegetal

La carne vegetal está cada vez más presente en los supermercados y restaurantes, y es un sector totalmente al alza. Según datos publicados por el proyecto europeo Smart Protein, el valor del mercado plant-based en España llegó a los 448 millones de euros a finales de 2020. Además, las alternativas a la carne, los huevos, los lácteos, el pescado y el marisco representarán el 11 % del mercado global de proteínas y el valor del mercado alcanzará al menos 290.000 millones de dólares en 2035, según estimaciones de Boston Consulting Group y Blue Horizon Corporation.

La demanda de carne vegetal no deja de crecer. Según la Encuesta de consumidores de alternativas vegetales realizada por ProVeg, el 90 % de las personas que consumen productos plant-based son flexitarianas (no veganas o vegetarianas) y de estas, el 29 % quiere ver aún más carne vegetal en los supermercados. Los datos no deberían sorprendernos si tenemos en cuenta que uno de cada cinco españoles dice no comer carne, uno de cada 3 quiere reducir su consumo o que el 40 % de los europeos/as ya está intentando rebajar su consumo de carne roja.1

1 https://www.beuc.eu/publications/beuc-x-2020-042_consumers_and_the_transition_to_sustainable_food.pdf