Al día

La revolución mundial del sacaleches llega a España


Bombeo y alimento, pero soy una mujer. Sí, me ordeño a mí misma, pero no soy una vaca. Entonces, ¿por qué debería seguir lidiando con tubos y cables grandes y anticuados? Por si no lo has notado, estas no son ubres, son mis tetas”, así comienza el videoclip que ya acumula casi 1.500.000 visualizaciones en YouTube. 

Hace un año, la marca de tecnología femenina Elvie presentó su última innovación a través del videoclip más rompedor que has visto nunca, con la que ha logrado sumar más de 25 galardones por sus rompedores tecnología y diseño. En él cuatro mujeres bailan al ritmo de Pumping Unplugged, la canción que empodera a las mujeres que dan el pecho comparándolas con ¡una vaca!. ¿Por qué debería sentirme como una vaca si soy una mujer moderna, cosmopolita y trabajadora? Muchas mujeres se sienten así cada vez que tienen que utilizar su sacaleches: el sonido, las molestias y la necesidad de esconderse hace de esta práctica toda una gymkana. 

La lactancia materna es la primera opción elegida por las mujeres tras dar a luz, tanto por los nutrientes y anticuerpos que aporta al bebé, necesarios para lograr un crecimiento, desarrollo y salud óptimos, como por los beneficios que aporta a las madres. De hecho, un 80% de las españolas dan el pecho. Sin embargo, y pese a que según la OMS, la lactancia materna es fundamental durante los seis primeros meses de vida, y debería continuar de forma complementaria hasta los 2 años, una de cada tres mujeres deja de dar el pecho a los tres meses por razones sociales y laborales. Concretamente, el 71% abandona a las seis semanas, el 66% a los tres meses y el 47% a los seis meses.

Una de las principales razones por las que las mujeres dejan de dar el pecho es laboral y coincide con la vuelta al trabajo tras la baja maternal, y es que muchas madres tienen que esconderse en el baño para poder extraerse la leche. Pero, ¿qué madre tiene tiempo para eso? Ninguna que sepamos. Cualquier mujer que lo desee debería poder extraer su leche tanto si se encuentra en una reunión, va de camino al trabajo, pasea al perro, se sirve un café o incluso lucha contra el crimen, y para ello necesita discreción. 

Olvida al lechero, soy la maga de la leche, soy la reina de la leche materna”, dice la canción del videoclip. Y es que Elvie Pump, el primer sacaleches manos libres y silencioso del mundo es lo suficientemente silencioso y pequeño para caber en el sujetador. “Tan ágil y tan shhh que ni siquiera lo puedes ver”.  

Tania Boler, fundadora y directora general de Elvie, compañía que ha creado el primer sacaleches silencioso y sin cables del mundo afirma que, “en lo que respecta a la extracción de leche, hacía muchos años que no se había producido ninguna innovación, las madres no tenían alternativa. Por esta razón, quisieron hacer algo al respecto diseñando el sacaleches “Elvie Pump para que se adaptara sin problemas al estilo de vida de las mujeres actuales, en lo que puede ser un momento extremadamente estresante, permitiendo a las madres tener flexibilidad”.  

Elvie Pump[1] se puede adquirir en España en www.elvie.com, farmacias seleccionadas, tiendas de puericultura, en Amazon y en El Corte Inglés.


[1] El precio de Elvie Pump individual es de 299 euros, mientras que el Elvie Pump doble cuesta 559 euros.