Al día

Maskne: 3 tratamientos faciales y algunos consejos para combatir el nuevo acné

El roce de la mascarilla, acné adulto, sudor… Los tratamientos faciales son ahora más necesarios que nunca.

Si notas que en las últimas semanas han aparecido más granitos en tu cara, especialmente en la mitad inferior, es probable que tu mascarilla tenga algo que ver: la piel transpira peor y el roce incrementa la aparición de rojeces y de impurezas. Es lo que se conoce ahora como “maskne”, un mix entre mask (mascarilla) y acné.

Actualmente el 21% de los tratamientos reservados en Treatwell son faciales, lo cual demuestra que tras el boom inicial del cabello y las pestañas, lo que más nos preocupa ahora es el buen estado de nuestro rostro. A continuación, la lista de los 3 tratamientos faciales más reservados para limpiar y oxigenar la piel, y combatir el maskne.

 

Peeling químico

En el puesto número 1 se encuentra este tratamiento casi mágico que devuelve la luminosidad a la piel en un instante. Aplicando una solución con exfoliantes químicos, como los ácidos, se eliminan las capas superiores de la piel más dañadas para que la piel se vea de nuevo tersa y suave. Con ello también desaparecen impurezas y cicatrices de acné. “Dado que la piel se descama unos días después del tratamiento, es muy importante no exponerse el sol durante ese período de tiempo y aplicarse protección en el rostro después”, comentan los expertos.

 

Oxigenoterapia facial

Los tratamientos antiacné son los segundos más reservados, y entre ellos destaca uno: la oxigenoterapia. Es uno de los tratamientos estrella para hidratar la piel, eliminar impurezas y darle ese efecto glow tan de moda. “Se rocía la cara con un chorro de oxígeno frío a presión que penetra la dermis, de manera que se estimula la circulación sanguínea y se incrementa la producción de colágeno”, indican los expertos. Su éxito no solo se debe a sus resultados en sí, si no a la rapidez de éstos: en una sola sesión se puede apreciar como la piel está más tersa. Además, combinado con otros tratamientos como las máscaras LED, ofrece unos resultados muy positivos.

 

Micro-needling

El tercer tratamiento más reservado es uno de los más “instagrameables”: el micro-needling. Se trata de un rodillo con microagujas conocido como dermaroller que, al rodar por la piel, estimulan la producción de colágeno y elastina. El dermaroller tiene muchísimos beneficios, y para el acné actúa en doble sentido: atenúa las cicatrices de acné y permite que los tratamientos que se apliquen posteriormente penetren mejor. Eso sí, no caigas en la tentación de hacerlo en casa: siempre ha de ser un experto quién realice el tratamiento para asegurar que se cumplen las medidas de higiene necesarias.

 

Y otros tips…

Cambiar la mascarilla con frecuencia o lavarla si ésta lo permite, es ideal para evitar acumular más impurezas en la piel. Los expertos también recomiendan o bien prescindir de la base de maquillaje o, si no es posible, elegir una más ligera. Y como siempre, haya maquillaje o no, realizar una correcta rutina de limpieza cada noche antes de acostarse.

www.treatwell.es