inicio
Martes 11 de diciembre de 2018
12/11/2018
preparar para imprimir

Marbella “respira” con BREATHE

 
 
  

UN PUNTERO OASIS DE GASTRONOMÍA Y DISEÑO QUE SE AUTOABASTECE DE ENERGÍA Y MATERIA PRIMA

Se puede disfrutar del día y la noche de la forma más “in” en Marbella cuidando y respetando el entorno. Esa es la premisa de Breathe, que abre sus puertas como un pionero multiespacio en la Costa del Sol que conecta con la naturaleza, la cocina y el mejor diseño de la forma más “trendy”.

Un antes y un después en Marbella, en las inmediaciones de Puerto Banús: Breathe es más que un restaurante, es un proyecto que aúna las últimas tendencias en cocina, sostenibilidad, interiorismo y ocio de la mano de grandes nombres en cada materia.

 

DISEÑO EN ESTADO PURO ATENDIENDO AL MEDIO AMBIENTE

Breathe es el resultado de una colaboración de un gran equipo de profesionales, cada uno líder en su ámbito. Entre los creadores de este imponente y polifacético proyecto gastronómico, de arquitectura, paisajismo y decoración se encuentran nombres tan prestigiosos como el arquitecto Rodolfo Amieva (González & Jacobson, responsable de grandes hoteles 5 estrellas y restaurantes con estrella Michelin) y Mathieu Lèbre (Lema Paisajes y Premio Internacional de Arquitectura DOM3 en 2016), responsables del edificio y sus preciosos jardines.

Becara, una de las marcas pioneras del diseño y el interiorismo en España, ha sido la artífice de todo el mobiliario con la implicación personal de Begoña Zunzunegui, habiendo fabricado a medida y con todo detalle cada pieza con un carácter e historia únicos. Becara conforma un tándem ganador en colaboración con la decoradora Marta del Ganso que trae un estilo “young & fresh” a un proyecto de interiorismo en el que ella contemporiza el estilo de esta gran casa sin salirse de los elementos exóticos y materiales naturales que la caracterizan.

La premisa era que Breathe se inspirara al completo en la naturaleza con materiales reciclables y en bruto que evolucionarán, como el espacio y el propio entorno, a lo largo del tiempo. Entre otros, se han utilizado los mejores mármoles, maderas de teca, roble, iroco, bambú y hierro.

La cocina del chef ejecutivo Simone d’Elia, con su “fresh-thinking gastronomy” y su concepto “farm to table”, utilizando en todo lo posible productos locales y ecológicos de productores cercanos o de la huerta propia de Breathe, es protagonista en los diferentes ambientes junto a la coctelería de autor de Fran Manrique.

 

ECO & SOSTENIBILIDAD

Cada decisión tomada ha sido estudiada con antelación para ahorrar energía. La selección de plantas, los materiales utilizados, reciclables en la medida de lo posible…Hasta la propia agua se reutiliza en BREATHE. El agua potable que sobra, junto a la que se recoge de la lluvia, se utiliza para regar las plantas.

Breathe posee su propia planta de energía geotérmica, formada en su mayor parte por 12 perforaciones con canaletas en la tierra que van por debajo del edificio, cada una de ellas de aproximadamente 120 metros de profundidad. Contienen un circuito relleno de agua que actúa de intercambio térmico. Esto permite, de una manera sostenible, aprovechar la temperatura de la tierra (de aproximadamente 18°C) para enfriar el edificio durante los meses más cálidos, calentarlo durante los meses más fríos y disponer de agua caliente durante todo el año. 

Además, para reducir las emisiones, se consume carbono ‘in situ’ a través de las plantas. Ayuda un total de 175 m2 de densos jardines verticales, casi como un pequeño bosque que trabaja para ello.

 

“FRESH THINKING GASTRONOMY”

“Fresh Thinking Gastronomy” es el concepto con el que Breathe presenta su cocina. Es, más que un estilo culinario, una filosofía: Comer sano, de una manera sostenible, ética y sin dañar al medio ambiente, dando importancia no solo a los ingredientes que consumimos si no también a las personas que los manipulan en los orígenes (“fair trade”), con una política de KM.0 que busca siempre agricultores locales con lo ecológico por bandera.

En Breathe se reinventan platos clásicos de aquí y de allá con el mercado como pilar. A pocos kilómetros de Marbella se encuentran los terrenos en los que Breathe dispone de sus propios cultivos: Todas las frutas, vegetales y verduras se cosechan ahí y los platos del restaurante se adaptan a la oferta producida cada temporada. Los huertos no utilizan pesticidas ni productos artificiales por lo que ofrecen los productos más honestos y de mejor calidad. El agua de Breathe se purifica y remineraliza para el consumo a través de un proceso de ósmosis.

 

LOS ESPACIOS

GROUND

La planta baja, GROUND, está a pie de calle y ya desde lejos llama la atención por la vegetación y árboles frutales en su fachada. En ella, se encuentra una panadería y cafetería donde los comensales pueden ver, al fondo, los hornos en los que se realiza el pan de forma artesanal.

GROUND es la opción perfecta para los amantes de la comida sana y el estilo “home made”, la elección idónea para aquellos que buscan desayunar, almorzar o merendar saludablemente con muchísimas opciones aptas para cualquier filosofía o intolerancia alimentaria. Desde bollería sin gluten, tartas sin azúcar ni edulcorantes artificiales,“raw food” y “power balls” a todo tipo de platos con opciones vegetarianas y veganas para quienes lo deseen.

Cuenta, además, con una tienda “gourmet” que ofrece productos de marca propia de altísima calidad. En ella podemos encontrar desde bebidas artesanales hasta platos “take away” hechos en el día. Dispone también de una gran variedad de caprichos como galletitas o “snacks” saludables.

BREATHE

El nivel intermedio es el corazón de Breathe, Restaurante, Gastro Bar y Garden. Se podría decir que es el  núcleo del edificio y en él, al igual que en las otras plantas, naturaleza y urbanismo cohabitan en armonía.  Es una superficie de alrededor de 1000 m2 en la que están presentes alrededor de 600 m2 de exuberantes jardines verticales para complacer la vista y purificar el aire. Esta zona de jardín está habilitada para abrir al público durante todo el año.

El restaurante cuenta, además, con impresionantes fuentes en cascada para asegurar que el sonido del caudal de agua llega a los visitantes; 6 árboles de “Palo Borracho” plantados para crear una sombra frondosa natural y un muro de 40 metros de bambú verde, denso y alto, entre otras plantas, frutales y arbustos.  Una barra de madera de roble natural especialmente labrada es la encargada de separar el restaurante del jardín y funcionar como bar a ambos lados.

Simone d’Elia, executive chef de Breathe, nos deleita con su cocina “fresh-thinking gastronomy”. Su trayectoria profesional se ha desarrollado en diferentes países y es conocedor de multitud de tendencias gastronómicas globales que se reflejan en las propuestas del restaurante. 

Italia, Londres, Ibiza y, ahora, Marbella. En Breathe, Simone busca sorprender a los comensales con la mezcla de diferentes cocinas del mundo y platos tradicionales con un toque único.

Entre los entrantes cabe destacar la panna cotta de queso de cabra andaluz con remolacha y semillas de chía, los crujientes rollitos de lechón malagueño, el aguachile de corvina andaluza o el tartar de vaca gallega madura con manzana, caviar y queso parmesano.

También dispone de una variedad de pinchos elaborados al estilo Robatayaki, método de cocina parecido a la barbacoa occidental que se usa en Japón para preparar, principalmente, pescado, marisco y vegetales.

El solomillo Wellington de carne gallega, el risotto de mojito con salmonete y nueces de Brasil o el ravioli de bogavante rojo con almejas son los favoritos entre los platos principales junto a otras fantásticas opciones.

La carta del Gastro Bar ofrece una selección de raciones y bocaditos perfectos para disfrutar fuera de horas de almuerzo o cena. Esta carta también estará disponible en la barra para quienes quieran picar algo de manera más informal.

 

AIR: RAW FOOD & SIGNATURE COCKTAILS

El edificio culmina con AIR, el “sky bar” de Breathe, que dispone de las mejores vistas de Puerto Banús hacia “La Concha” de Marbella. Se trata de una terraza al aire libre con vegetación, elementos de fuego y una fuente suspendida en el aire que crea un ambiente único para disfrutar del atardecer y de las primeras horas de la noche en la mejor compañía.

En Air los cócteles son dulces, afrutados e influenciados por el “expertise” de Fran Manrique, que realiza mezclas nunca vistas con las frutas de temporada. La carta es variada y novedosa, en ella destacan combinados como el Lady Peña (con vodka, zumo de lima y sandía), el Garden (vodka, mango y fruta de la pasión) o el Fuming El Chapo (tequila, zumo de naranja y limón, mango y chile),  inspirados también, como la cocina, en el mundo.

En AIR, no sólo se crean nuevos cócteles, sino que  también se reinventan algunos clásicos repasando las notas de cata de estas mezclas, suavizando la fuerza del alcohol en algunos casos o reforzando el sabor a través de especias que equilibran el sabor.

Estos cócteles enlazan a la perfección con la oferta gastronómica del “sky bar”, que propone un “Raw Food Bar” con una selección de platos como ostras, distintos ceviches o o caviar.



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: