Al día

Los gallegos consolidan su preferencia por los productos frescos, biológicos y ecológicos al realizar la compra

El 95% de los gallegos acostumbra a escoger bien los alimentos que va a consumir. Se consolida su preferencia por los productos frescos y se afianza también el porcentaje de los que se inclinan por comprar alimentos orgánicos, biológicos y ecológicos con un 59% de los encuestados, 15 puntos más que la media nacional. Además, siguen descubriendo nuevos alimentos, como las algas que las consumen el 40% de los encuestados, 15 puntos porcentuales por encima de la media. El 100% opta por el consumo de carne fresca y un 88% por el pescado fresco en detrimento del congelado, un porcentaje que supera con creces el 75% del resto del país. Solo uno de cada diez gallegos opta por comprar los productos frescos en bandejas preparadas por el establecimiento; 11,74% frente al 16,5% en España. La mayoría prefiere adquirirlos al peso y eligiendo ellos mismos el producto (47%). Todo ello según las conclusiones de la Encuesta Sobre Hábitos de Consumo 2020 de la Mesa de Participación Asociaciones de Consumidores (MPAC).

 

Combatir el desperdicio de alimentos

El 98% de la población gallega encuestada afirma que el desperdicio de alimentos es un problema a combatir. Para contribuir a ello el 37,5% planifica mejor sus compras, el 27,76% reutiliza los alimentos y un 26% ajusta la cantidad a las raciones. Además, la separación de residuos también está calando en la sociedad gallega y se convierte en una de sus principales contribuciones para reducir la contaminación medioambiental con un 80% de los encuestados que la practican. El 39,77% de los gallegos aprovecha más la comida evitando el desperdicio, frente al 25,51% de la media nacional.

De acuerdo con los datos de este estudio, los gallegos coinciden en muchos puntos con el resto de la población española pero también se sitúan por encima de la media en su concienciación sobre la responsabilidad social en los hábitos de producción y compra en alimentación (82% frente al 59%). Ante esta pregunta, un 60% de los usuarios de Galicia opina que la culpa del desperdicio de alimentos la tiene el conjunto de los actores implicados en el proceso, es decir: el productor, el distribuidor, el consumidor, la hostelería y las Administraciones Públicas.

 

Calidad, cercanía y surtido de producto

Según los datos de la Encuesta de la MPAC, los consumidores encuestados valoran, por este orden, la calidad (58,5%), la cercanía (46%), el surtido/variedad de productos (39%), y el precio (34%) a la hora de decantarse por elegir uno u otro establecimiento para hacer la compra. Los supermercados y las tiendas de barrio siguen siendo los favoritos con un porcentaje del 76%. Y a la hora de optar por un producto el factor determinante es la calidad 49%, seguida de las preferencias personales 35% y del precio 15%. Se comportan igual que la media nacional.

 

Etiquetas muy pequeñas e incomprensibles

Los gallegos siguen considerando que no están bien informados cuando se habla de alimentación y gran consumo en un 58%, que está por encima del 49% de la media nacional. El 49% de los encuestados busca información en la etiqueta del producto, seguida de internet, RRSS y aplicaciones específicas que utilizan el 21,3%. También consideran que el etiquetado debería de ser más sencillo (63%), con letras más grandes y palabras menos técnicas (58%) y con la información nutricional por raciones (35%).

 

Fecha de caducidad y consumo preferente

El 78,3% de los encuestados distingue perfectamente entre fecha de caducidad y de consumo preferente frente al 16% que no está seguro. Tres de cada cuatro gallegos consumen productos una vez pasada la fecha de caducidad, 16 puntos porcentuales por encima de la media nacional. El 50% considera que hay unos márgenes de tolerancia dependiendo del producto y un 26% piensa que lo importante es el aspecto del producto en sí, su textura, olor y sabor.

 

Reticentes con el comercio online

Según se desprende de la encuesta, los gallegos se muestran un poco más reticentes a la hora de confiar en el comercio online que el resto de los encuestados (57,62% frente al 64,89%); aunque también es cierto que un 36% no sabe o no contesta. La compra por internet en alimentación y gran consumo mejora su percepción y gana adeptos. El aspecto que más se tiene en cuenta en la compra online es la comodidad (68,35%) y las ofertas y precio (21%).