Al día

Cuando seas padre, beberás champagne

 

Se acerca el día más especial para los padres. Su día, en el que ellos son los protagonistas y los hijos tienen la misión de impresionar a esa persona que tanto admiran, un ejemplo a seguir, que ha adquirido su grandeza con el paso de los años.

Porque al igual que ocurre con el champagne, la edad aporta elegancia, profundidad, riqueza, complejidad y misterio.

Por ello, qué mejor que sorprender a los padres más gourmet y amantes de la calidad que con un champagne inolvidable.

A los padres equilibrados y elegantes, Krug Vintage 2004 les hará vivir un momento inolvidable y lleno de frescura.

A los padres con carácter, Veuve Clicquot Extra But Extra Old les revela un vino ultra-premium. Una mezcla de los mejores vinos.

Dos grandes motivos para brindar con la persona más especial.