Al día

Cualquier día... ¡Pedegrú!


Tras seis meses de andadura y una nueva dirección en los fogones, este precioso restaurante del exclusivo barrio de Aravaca se llena de novedades -especialmente en carta- con la intención de mejorar día a día para sus clientes

Una propuesta diferente con carro de aperitivos; opción de chef table entre bambalinas; cócteles, música en directo y varios espacios diferenciados harán las delicias de quienes busquen un lugar para estar a gusto desde la mañana hasta la noche

 

Llevan medio año rodando y aprendiendo de lo que demanda su clientela. Con el único afán de mejorar y hacerles felices, Pedegrú (Avenida de Valdemarín, 167. Madrid. www.pedegru.es), cuyo nombre viene precisamente del pedigrí de su linaje, se llena de novedades. Se encargan de ello sus responsables: Shiva Alizadeh -directora del restaurante con amplia trayectoria en hostelería y restauración, entre ellos L’Obrador-, Rafael Arvín -coctelero y jefe de sala con más de 25 años de experiencia internacional- y Sara Peral en los fogones -que se ha consolidado en restaurantes de renombre como DiverXo o Coque-, además de un amplio y profesional equipo que funciona en perfecta sintonía.

Las novedades irán llegando también a la carta, como por ejemplo la original Urta con salsa de curry amarillo aunque por supuesto, mantienen sus creaciones más exitosas, ya casi inamovibles, como el Sándwich Pedegrú, con solomillo de vaca madurado -obligatorio comerlo con las manos y chuparse los dedos-, el Bulbo de hinojo a la brasa con queso de cabra, la Merluza a la romana con cremoso de berberecho, Nuestros Tigres, con finísima tempura y mayonesa en escabeche o los Huevos rotos… con lo que quiera Sara, que no pueden faltar en la comanda. Todo suena bien, pero sabe mejor, porque si algo prima aquí es el producto. Para los que quieran profundizar en la cocina y ver el espectáculo desde dentro, existe la opción de vivir una experiencia única en la Chef Table, un servicio para un mínimo de 4 personas y un máximo de 8 en el que se sirve un menú sorpresa de entre 10 y 12 pasos.

Más allá de la carta, Pedegrú sorprende con detalles como su carro de aperitivos. Porque sí, ya estamos hechos a ver carros de dulces o de quesos rondando por los restaurantes… ¿pero uno en el que elegir con qué quieres acompañar la caña o el vermú? Por supuesto también se puede elegir el ambiente en el que disfrutarlo -y que apetece trasladar al salón de casa, por cierto…-, porque en este mini paraíso, repleto de vegetación y decorado con un gusto exquisito, hay diferentes espacios, desde la impresionante barra o una bonita terraza cubierta hasta varios salones -uno de ellos semi reservado, otro con vistas a la gran cocina- con butacones, sofás, sillas altas y bajas… y una iluminación cálida, por el día gracias a la luz natural que entra en el local y por la noche por sus bonitas lámparas.

Pedegrú ofrece una propuesta para todos los días y para todo el día… desde ese aperitivo ‘a la carta’ hasta la comida o la cena pasando por el afterwork, porque está abierto ininterrumpidamente para tomar un café, una copa de champagne por 7 €, una de sus 260 referencias de vinos -18 de ellas disponibles por copas- o uno de los cócteles que prepara Rafa con mimo y tiento, preguntando siempre al cliente sus gustos para acertar hasta con los menos duchos en la materia. Disponen de una carta sólida más corta -con sugerentes ‘pica pica’ para las horas fuera de los servicios principales y los jueves y los sábados, entre las 19:00 y las 21:00 horas y a partir de las 23:00 h. hasta el cierre un saxofonista ameniza las veladas.

Pedegrú (www.pedegru.es) abre todos los días a la semana de 12:30 a 00:00 horas y los fines de semana hasta la 01:00 h. El precio medio de la carta es de 40 € y el exclusivo momento Chef Table cuesta 120 € por persona (bebidas aparte). El acogedor espacio, puede albergar hasta 140 personas y cuenta con servicio de aparcacoches diario. De cara a los próximos festivos está abierto en Navidad, Nochevieja -cena, uvas y una espectacular fiesta con DJ, fotomatón, recena…- y Año Nuevo con deliciosas propuestas.