inicio
Miércoles 21 de noviembre de 2018
14/03/2018
preparar para imprimir

Coco, StarWars, PJ Masks y las monas personalizadas, protagonistas de este año

Pascua 2018 - Coco, StarWars, PJ Masks y las monas personalizadas, protagonistas de este año.

El Gremio de Pastelería de Barcelona prevé vender unas 700.000 monas de Pascua artesanales, un 1% más que el año pasado.

Los clientes pueden personalizar fácilmente su mona a través de la técnica del chocotransfer.

Las monas artesanas son el resultado de más de tres horas de trabajo y su precio oscila entre 20 y 100 euros en función de la complejidad de la figura

 

Coco, la última película de Disney, parte como gran favorita para ser la estrella de la Pascua de este año. Los protagonistas del filme de animación convivirán las próximas semanas con otros personajes familiares para el público infantil como son las figuras de StarWars, los jugadores del Barça, los superhéroes de PJ Mask, Ladybug o los cachorros de la Patrulla Canina. Para los más exigentes, el Gremio de Pastelería de Barcelona propone las monas personalizadas gracias al chocotransfer. Con esta técnica, basada en la impresión con tintas alimentarias, los clientes pueden trasladar al chocolate las imágenes que desean y así sorprender a sus ahijados con una mona artesana y única.

 


Las previsión de ventas para este año es positiva. Según el Gremio de Pastelería de Barcelona, este año esperan superar las 700.000 unidades vendidas, lo que significa un ligero aumento respecto al año anterior de un 1%. Los profesionales pasteleros atribuyen en esta mínima subida el hecho de que en este 2018 la celebración coincide con los primeros días del mes, el periodo más favorable para la economía doméstica. Los precios de estas piezas tradicionales de pastelería varían en función del tamaño de la figura de chocolate y el tradicional bizcocho. En las pastelerías se pueden encontrar monas artesanas a partir de 20 euros.

Desde el Gremio, se recuerda que el tiempo medio de trabajo para la elaboración de una mona de Pascua es de 3 horas, entre crear los moldes o cortar los patrones para formar las figuras, trabajar el chocolate, unir las piezas, pintarlas y decorarlas. Se trata de un trabajo que, aunque ahora, los pasteleros agremiados realizan de forma artesanal con cacao de calidad, sin aditivos, ni aceite de palma, ni grasas trans o colorantes azoicos presentes en las monas industriales. Como otras piezas de pastelería artesana, las monas actuales siguen nuevas tendencias como la reducción de azúcar en el clásico bizcocho (con mantequilla, chocolate y fruta confitada). Los pasteleros responden así a la preocupación por reducir el consumo de azúcares y grasas y en la preferencia por los sabores menos dulces.

Durante los últimos años las figuras de chocolate se han impuesto poco a poco al tradicional pastel con los huevos de chocolate. Tal y como apunta el Presidente del Gremio, el pastelero Elies Miró, de Castellterçol, "el cambio de tendencia se debe a las nuevas rutinas. El bizcocho implica compartir mesa, sentarse y pasar un rato con la familia aunque cada vez son más las personas que por estas fechas salen de viaje y prefieren llevarse la Mona con ellos y comerla poco a poco ", ya que la figura de chocolate se conserva mejor.
 

 


La mona de Pascua, seis siglos de tradición
La primera documentación sobre un bizcocho circular con huevos duros data del siglo XV aunque no es hasta 400 años más tarde cuando los pasteleros franceses acompañan estas piezas con chocolate. Es en el siglo XX cuando nace el arte de crear figuras con este ingrediente, una tradición que llegará a Barcelona en 1930 de la mano del pastelero Lluís Santapau quien desde la desaparecida Confitería Mora empieza a modelar las primeras figuras. Años más tarde, las monas de chocolate ya se habían popularizado por todo el país con grandes creaciones en las vitrinas de las pastelerías para sorprender grandes y pequeños.

En el año 2000 el Gremio de Pastelería de Barcelona impulsó la creación del Museo del Chocolate, en el que se exponen obras espectaculares y se repasa la historia del trabajo artesano de cientos de maestros chocolateros que han forjado la historia de esta tradición a fuerza horas de trabajo y de creatividad. Del 24 de marzo al 2 de abril, el Museo organiza talleres infantiles para que los más pequeños aprendan cómo se trabaja el chocolate y creen su propia mona como si fueran pasteleros artesanos. Se prevé que participen un millar de niños y niñas.

Junto al Museo se encuentra, la Escuela de Pastelería del Gremio de Barcelona, ​​todo un referente internacional en formación para futuros pasteleros y maestros chocolateros de todo el mundo, que estos días ya trabajan en sus creaciones.


Els buñuelos, otro clásico de Pascua
Otro dulce típico de los días de Pascua y que estas semanas convivirá con las monas son los populares buñuelos de Cuaresma. La tradición marca que los pasteleros solo los preparen y los comercialicen los 7 miércoles y los 7 viernes de Cuaresma, comenzando el Miércoles de Ceniza y terminando el Viernes Santo, una realidad que ha cambiado notablemente en los últimos años debido a la alta demanda de este dulce.

En Cataluña los buñuelos pueden ser de viento (rellenos o no) o del Empordà, si tienen una masa más consistente. Según datos del Gremio de Pastelería de Barcelona el precio medio de una ración de buñuelos artesanos se sitúa entre los 2 y 3 euros. 



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: