Al día

La carne más exclusiva del mundo y dónde comprarla


Según han constatado varios estudios, la ingesta de alimentos que nos gustan está directamente relacionada con la mejora de nuestro estado de ánimo. Es por ello que cada vez son más las personas que apuestan por darse un capricho y no escatimar a la hora de hacer la compra. La carne de Wagyu, valorada en un precio aproximado de 100 euros el kilo, es un claro ejemplo de esta tendencia.

El Wagyu es un buey de raza japonesa que empezó a comercializarse en el puerto de Kobe (Japón), de ahí que se le suela llamar también kobe. “Este tipo de carne se caracteriza por su gran terneza y por tener un sabor diferente a los demás chuletones”, explica el conocido carnicero Pepe Chuletón

La razón por la que esta carne es tan exquisita tiene que ver, no solo con la raza en sí misma, sino con como estos bueyes son criados. “A su alimentación se le añade vino y cerveza. Asimismo para propiciar que vivan en un ambiente tranquilo, se les pone de forma constante a escuchar música clásica”, cuenta Pepe.

Especial atención merece también el tratamiento de esta carne. El truco para conseguir el resultado deseado es madurarla con muy poca humedad, proceso que se conoce como dry aged o maduración en seco, de forma que, al degustarse, mantenga la terneza y ese sabor mantecoso.

El dry aged es un proceso de secado, con una humedad controlada y una temperatura constante de entre 1º a 3ºC durante el tiempo que cada animal requiera y resista dependiendo de muchos factores como el peso o la edad del animal. “No es lo mismo, para una vaca de cuatro años, que para un buey de ocho. La vaca tiene una maduración entre 60 y 90 días y a mientras que los bueyes requieren una maduración extrema de mínimo 120 días”, indica Pepe Chuletón.

En España, el Wagyu, además de poder degustarse en los restaurantes más exclusivos del país, puede adquirirse en carnicerías como La Despensa, regentada por  Pepe Chuletón y ubicada en el municipio de Calahorra (La Rioja). Este establecimiento comercia con dicha carne por un precio de 83,90 y 104,70 euros el kilo (dependiendo del marmoleado). No obstante, no hace falta desplazarse a este municipio riojano para hacerse con uno de estos preciados chuletones. Y es que la manifiesta fama del empresario no solo la ha conseguido por la calidad, frescura y calidad de sus carnes, sino por poner en marcha una potente tienda electrónica a través de la cual comercializa el 80% de su género.

Su carnicería online pepechuletón.com tiene la capacidad de enviar a muchas regiones del mundo en 48-72 horas.

De esta forma, el también llamado “carnicero de Internet”, se ha convertido en un todo un referente empresarial al haber sido capaz de adaptar exitosamente una carnicería tradicional a una tienda electrónica con venta online a nivel internacional: pepechuleton.com.

Si bien hace no mucho el comercio electrónico todavía era tratado con cierta desconfianza por parte de los usuarios de Internet, en los últimos años se ha afianzado la tendencia a realizar compras online. Los últimos estudios ya sitúan a España como el cuarto país de Europa en lo que a e-commerce se refiere, solo superado por Reino Unido, Alemania y Francia. Por otra parte, España continúa siendo uno de los mayores consumidores de carne de Europa, solo por detrás de Luxemburgo. 

http://www.pepechuleton.com/