Al día

Calidad y durabilidad, los criterios más valorados por los consumidores

Con la entrada en vigor de la ley General de Defensa de los consumidores y usuarios los compradores podrán disfrutar de una garantía más amplia

Desde el 1 de enero ha entrado en vigor la nueva normativa de consumo que amplía la garantía legal de los productos. El nuevo periodo de garantía pasa de dos a tres años  y también establece que las empresas deben disponer de al menos durante 10 años las piezas de repuesto de los productos que ya no venden. Un paso importante en la sostenibilidad de los artículos. 

En ese camino trabaja desde hace más de 120 años la firma alemana, Miele, que desde sus orígenes ha apostado por la calidad y durabilidad de sus productos. Y así lo confirma la última encuesta realizada por la prestigiosa organización de consumidores. La calidad y la durabilidad son dos de los criterios que más valoran los compradores europeos. El estudio se llevó a cabo entre más de 84.000 usuarios de Bélgica, Francia, Italia, Portugal y España. Miele ha resultado ser la marca con los productos más duraderos y fiables en lavadoras y secadoras. El fabricante de electrodomésticos testa sus productos para una vida útil equivalente a 20 años.

La vida útil media de los electrodomésticos Miele está en un intervalo de tiempo que va de los 15 a los 17 años, frente a otros que tan solo alcanzan una duración que ronda los 6 y 9 años de vida útil. Por lo general, la longevidad de los grandes electrodomésticos oscila en un tiempo estimado entre los 10 y los 12 años. 

Respecto a la encuesta, el director general en Iberia, Ditmar Vierbuchen ha declarado que “Estamos muy orgullosos de los resultados obtenidos, un año más se confirma la apuesta de Miele por testar sus productos y alcanzar con ellos una vida útil equivalente a 20 años. Para ello, la compañía somete a los productos a constantes y rigurosas pruebas que garantizan también la mayor eficiencia y unas excelentes prestaciones. Como, por ejemplo: en las lavadoras utilizamos el programa de algodón -que es el más difícil para una lavadora- de forma continua durante más de 10.000 horas, lo que equivale a cinco lavados semanales durante 20 años. Las máquinas que no pasan estos controles son productos que no comercializamos”. 

 

Miele, líder indiscutible en durabilidad 

Según los resultados obtenidos, la marca ocupa la primera posición en lavadoras y secadoras y entre las primeras posiciones en lavavajillas. Además, el estudio resalta que en la categoría de lavado es en la que se puede apreciar una mayor oscilación de la durabilidad del producto alcanzando una diferencia de hasta 10 años entre la más y la menos duradera. Miele lidera dicha categoría con una duración media de 16 años, tres años más que la siguiente en durabilidad y siendo 10 el promedio de vida útil de este tipo de máquinas. Asimismo, también es la marca más duradera en el ámbito de las secadoras, con un promedio de 16 años de vida respecto a los 10 que se encuentra la media del resto de los fabricantes. 

Los lavavajillas del fabricante alemán tienen de media una duración de 15 años, cuando la media está alrededor de 10. Los frigoríficos destacan por su fiabilidad y por ser los que menos reparaciones tienen. En esta línea, la compañía continúa aunando todos los esfuerzos junto al departamento de I+D+i, para seguir ofreciendo a los consumidores la mejor calidad y durabilidad del mercado.  

Fabricar electrodomésticos que alcancen una vida útil de 20 años implica muchos aspectos: por una parte, desarrollar y testar los productos siguiendo altos niveles de exigencia y, además, mantener todos los recambios que puedan ser necesarios a lo largo de ese tiempo de vida. “Por dar un ejemplo: tenemos más de 60.000 piezas en nuestros almacenes centrales de Alemania, listos para ser suministrados a todo el mundo” afirma Vierbuchen. 

Además, otro de los valores por los que Miele se rige para fabricar sus electrodomésticos es la eficiencia energética y la sostenibilidad, aspecto fundamental de todos los productos que salen de nuestras fábricas. En Miele se producen los electrodomésticos pensando en el impacto que pueden tener en el planeta consiguiendo así ser la marca líder en el sector en desempeño ambiental, especialmente en cuanto a la emisión de CO2, pero también en eficiencia energética, reparabilidad y recursos. El bajo consumo energético y la preservación de recursos gracias a una durabilidad testada equivalente a 20 años son demostraciones del compromiso con el medioambiente. La firma defiende firmemente que la durabilidad de los electrodomésticos es la forma más pura de la sostenibilidad.