Al día

El boom del Smart food llega a España

El acelerado ritmo de trabajo en Silicon Valley hacía que muchos de los trabajadores echaran mano de alimentos insanos o que incluso no comieran. En este entorno, es cuando surge un tipo de comida que se ha denominado Smart food o Complete food. Este nuevo concepto, tal y como se sostiene desde Satislent, consiste en utilizar de forma esporádica y por ahorro de tiempo, productos alimenticios en forma de batidos o barritas con la cantidad adecuada de nutrientes y calorías según necesidades. Este tipo de “comida o nutrición inteligente” se define por estar elaborada con ingredientes naturales y saludables. 

 

88 toneladas de alimentos son desperdiciados cada año

Aproximadamente 88 toneladas de alimentos son desperdiciados cada año en la Unión Europea por un valor de 143 mil millones de euros. La situación no es mejor en los Estados Unidos, donde el 40% de los alimentos producidos se tira a la basura. Frente a esto, una de cada siete personas en el mundo no tiene suficiente para comer. Todo este malgasto de comida provoca un impacto medioambiental grave. Del mismo modo, la salud y la alimentación saludable se resienten debido a estos hábitos. En este contexto, la Smart food da respuesta a este problema y se erige en un modelo de consumo respetuoso con el medio ambiente y apto para una dieta equilibrada.

 

Perfil del consumidor del “Smart food”

Los consumidores de la “nutrición inteligente”, según datos de Satislent, son mayoritariamente hombres de entre 25 y 35 años, profesionales del sector TIC y estudiantes. Lo suelen consumir en las comidas (72%), en el desayuno (68%), en la cena (42%) y como snacks (31%).

 

Para momentos puntuales

Y es que, el Smart food no está relacionado con los llamados batidos dietéticos, ni con la comida sustitutiva. Ayuda a mantener una alimentación saludable porque no se ingiere más de lo que el cuerpo necesita pero no está orientado a la dieta. El principal objetivo es que, en momentos puntuales, en los que no hay tiempo (o ganas) para cocinar o comprar, no caer en la tentación de la comida rápida, de no comer o comer mal, y poder disponer de un producto que aporte los nutrientes necesarios de forma rápida y cómoda.

Satislent es una startup madrileña de “complete food” puesta en marcha por los hermanos Carlos y Alfonso Ucha. Su idea se inspira en Silicon Valley. Allí el ritmo trepidante de trabajo y la necesidad, al mismo tiempo, de una alimentación equilibrada, hace que surja en 2014 una bebida de nutrición inteligente denominada Soylent dirigida a los trabajadores. Los dos jóvenes emprendedores decidieron trasladar este concepto de “smartfood” y “complete food” a España. Realizaron pruebas y estudios durante un año, contaron con la ayuda de expertos en nutrición, con el fin de conseguir una mezcla nutricionalmente completa. Carlos Ucha, ingeniero, diseñó una fórmula que daba respuesta a los requisitos que buscaban: un producto completo, hecho a base de ingredientes naturales y con una textura y sabor agradables al gusto. Se trata de un producto globalmente sostenible, producido íntegramente en España. Cuenta con ingredientes naturales y locales como el aceite de oliva virgen, el gofío de maíz canario, la proteína de guisante, la avena, las semillas de lino o la harina de soja.

Su producto se distribuye en más de 26 países, principalmente en Francia, Portugal y Alemania. El objetivo es posicionarse en Europa como marca de referencia en “complete food” mediterránea. En 2021 esperan aumentar las ventas en un 50% con la llegada a nuevos mercados europeos. 

Acerca de Satislent: https://www.satislent.com/es/