Al día

Arla Havarti: un aliado con valor nutricional para tu cocina

El queso Havarti no solo destaca por la suavidad y especialidad de su sabor, su aporte nutricional es también un factor clave para decidirnos a incluir este queso en nuestra dieta diaria. Principalmente, los quesos son ricos en proteínas de origen animal, grasas y calcio. Sus proteínas se consideran de alto valor biológico y ayudan a formar, reparar y mantener los tejidos de nuestro cuerpo. Si bien es cierto que debemos consumir queso con moderación, un buen queso y en las cantidades adecuadas suponen un plus de salud para nuestro organismo. En este caso, Arla Havarti es uno de los quesos más apropiados para lograr este objetivo, te explicamos por qué:

 

1- Autenticidad en su origen y receta. Arla Havarti ha sido uno de los afortunados quesos seleccionados por el sistema europeo de indicaciones geográfica, para lucir el sello de Indicación Geográfica Protegida (IGP), blindando su origen y receta auténticos. Solo los quesos Havarti con este sello estarán producidos en Dinamarca y habrán seguido al pie de la letra el método original para su obtención, el cual caracteriza su textura, composición y sabor único.

 

2- 100% natural. A diferencia de otras marcas, todos los quesos de Arla -por lo que Arla Havarti está incluido- están hecho con ingredientes 100% naturales, sin colorantes ni conservantes ni aditivos de ningún tipo. Un queso real, un queso cien por cien queso: leche, cultivos lácticos, cuajo y sal (2%).

 

3- Nutritivo. Arla Havarti tiene un aporte nutricional de 19 gramos de proteínas por cada 100 gramos de producto. Además, tiene bajo contenido en sal e hidratos de carbono, y las grasas saturadas son de solo 24 gramos. No obstante, y para lo más preocupados por las grasas, Arla cuenta con Arla Havarti Ligth, que reduce hasta en un 58% (10 gramos de grasas saturadas por cada 100 gramos de producto) las grasas de este queso, manteniendo, aun así, la receta original de los auténticos Havarti (véase IGP).

 

En sándwiches o ¿y por qué no? En todas tus recetas con queso. Arla Havarti se acopla con facilidad a recetas tan variopintas como puede ser la quiche de verduras, la tarta de espinacas y queso, la pizza o, incluso, como parte de una salsa. Se trata de la joya de la corona de la cooperativa danesa, Havarti se funde, se gratina, se dora, se estira y, por encima de todo, se disfruta, en cualquiera de los platos en el que lo incluyamos. Pero si algo termina por hacer a este producto realmente único no es solo su versatilidad, por eso Arla Havarti es una opción tan acertada, porque más allá de su delicado sabor, es un producto saludable, real, 100% natural, seguro y que está respaldado por una producción sostenible y responsable. Y es que los productos saben mejor cuando lo que los hace realmente saludables, es que no solo son buenos para nosotros sino también para el planeta.