inicio
Miércoles 22 de enero de 2020
14/01/2020
preparar para imprimir

Amargo place to be comienza el año con un concepto renovado

COSTILLAS A FUEGO LENTO EN BARBACOA CON CÓCTEL PALOMUDO
COSTILLAS A FUEGO LENTO EN BARBACOA CON CÓCTEL PALOMUDO
          
    

El mítico espacio de Malasaña estrena 2020 con una nueva y ‘selvática’ imagen que al igual que su cocina, nos invita a viajar. Y es que ahora, a su propuesta gastronómica -más internacional que nunca-, se unen originales cócteles para maridar cada uno de sus platos, sí sí, todos tienen acompañante…

En este espectacular local de dos plantas, con cueva centenaria incluida -que por las noches se transforma en un rincón íntimo a la luz de las velas- se puede disfrutar desde la mañana -ahora también con brunch diario- hasta la madrugada sin olvidar nunca su esencia, basada en una oferta saludable donde las recetas veganas tienen un gran protagonismo

 

Sin necesidad de recurrir al clásico refrán, comenzar un nuevo año siempre trae muchas cosas buenas: novedades, aperturas cargadas de ilusión, alguna que otra promesa que busca contentar cuerpo y mente… Con este propósito Amargo place to be (Calle del Pez 2, Madrid. Tel. 91 084 79 90 www.amargoplacetobe.com), el polifacético restaurante situado en Triball, epicentro del ocio madrileño, estrena 2020 con una carta internacional, repleta de opciones ‘verdes’ y propuestas veganas, y para acompañar cada uno de sus platos, ¡un cóctel! Pero no uno cualquiera, sino uno de autor con el que maridan a la perfección. Así por ejemplo, el Chicken-katsu con curry thai y arroz japo lo recomiedan con una Caipirinha (20 € plato + bebida). Y es que su concepto se basa en sabores que se adaptan al barrio a través de apetecibles creaciones para viajar alrededor del mundo, con multitud de opciones veganas donde elegir; por supuesto, aquí todo es casero, incluso los helados. Además, la mayoría de las nuevas recetas están pensadas para compartir -se puede optar por la ración completa o bien una tapa a precio especial- y cada una tiene su maridaje perfecto al lado, eso sí, aunque escogerlo sea opcional, es 100% recomendable. En la nueva carta de Amargo place to be encontramos las Costillas cocinadas a fuego lento en nuestra barbacoa con el cóctel Palomudo -Souza, soda de pomelo rosa y sal del Himalaya- o el Ceviche organoléptico by Amargo con Margarita… Así hasta 30 tipos de cócteles, con sus respectivos platos viajeros, algunos tan curiosos como La Viuda Negra, hecho con ‘veneno de tarántula’, que duerme la boca; sin que falten clásicos como el Moscow mule o el Mai Thai o el Tartar de atún con aguacate, fresa y nube de wasabi con su cóctel La Fresca -vodka, lima, pepino y menta-. Otros se elaboran a partir de vino, para los que prefieran una base de zumo de uvas para acompañar… pero con un ‘punch’ como el New York Wine -Jack Daniel`s, Rioja, PX, Magdala, romero y piel de naranja- ideal para disfrutar con el Lomo de vaca vieja con setas y trufada.

Por supuesto, haciendo honor a su nombre, Amargo place to be se presenta como un ‘sitio para estar’, divertirse, compartir y dejarse llevar, porque se trata de un lugar en el que siempre hay una ‘buena excusa’ para ir. Comenzando por sus revitalizantes desayunos; siguiendo por sus recién llegados brunch, disponibles cualquier día de la semana y que pueden pedirse con Coconut bowls, Enrollados o Pancakes; o bien apostar por los ‘Combo brunch by Amargo’ -todos con opción vegana- para no enfrentarse a tan difíciles decisiones. Destacan el sugerente Inglés -con huevos Benedict, ensalada y Cheescake- o el saludable Detox, que se sirve con un Wrap de espinacas y otras verduras, ensalada y bowl de açai con granola. Cualquiera es perfecto para llenarse de energía. Sin olvidar su estupenda propuesta para el mediodía con su completo menú; y acabando con la cena y su recién estrenada carta acompañada de un cóctel o no… Una propuesta que de principio a fin se conforma de alternativas originales y, siempre con un toque healthy, pues su despensa se nutre en gran parte de los productos de La Huerta de Almería.

Además de las novedades gastro, el local también se ha transformado y detrás de su diseño está Mario Salmerón, propietario junto a su socio Javier. La planta calle se convierte en un pequeño oasis en medio de Malasaña sin pasar desapercibida por el vergel de plantas que recubre su fachada y su interior cautiva por la cascada de agua que arrolla por una de las paredes y los motivos tropicales que lo decoran, como los tucanes de las sillas. La parte de abajo la ocupa una cueva íntima que por la noche se ilumina con la luz de las velas y de los colores fluorescentes que destellan los cuadros que cuelgan de sus paredes.

Amargo place to be (www.amargoplacetobe.com) tiene una capacidad para 76 personas, y su precio medio es de 25 €. El menú de mediodía incluye primero, segundo (ambos con tres opciones a elegir), postre o café, bebida y pan, por 13’50 € de lunes a viernes. Su horario es de domingo a jueves de 9:00 a 2:00 h. y viernes y sábado de 9:00 a 2:30 horas.



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: