Al día

BLAUCELDONA

PRESENTA I AM THE CREAM

Más de 25 años tratando la piel, escuchándola, tocándola, atendiendo sus necesidades, desequilibrios… Más de dos décadas utilizando las mejores marcas de cosmética internacionales, las fórmulas más preciadas, la formación constante y la visión que nace de la excelencia son los pilares ha permitido a Silvia Oliete, una de las más reconocidas facialistas nacionales y fundadora de los centros Blauceldona, sustentar el desarrollo de SO SILVIA OLIETE, su marca homónima que presenta ahora su segundo producto, I AM THE CREAM.

I AM THE CREAM es una crema indispensable que combate de forma global los signos de la edad y recupera el estado óptimo de una piel sana y bella. Un cuidado para las/os que buscan regalarse el mejor cuidado a diario, mañana y noche. Una emulsión cuya estudiada fórmula, apoya a nivel interno los mecanismos endógenos de hidratación, reparación y dinamización cutáneos, a la vez que infunde a los tejidos una nutrición inmediata y duradera sin sensación grasa. Así mismo, proporciona la protección esencial a nivel epidérmico externo, limitando la TWEL (trans epidermal water loss), suavizando y calmando la piel que se ve fortalecida para enfrentar los envites propios del día y entregarse a una regeneración intensa durante la noche.

“Tras crear I am the serum, primer producto de la marca, y de su enorme éxito e inmejorable acogida, sigo avanzando en aumentar la gama, ahora con I am the cream, una crema que complementa el cuidado diario de la piel, aportándole un verdadero regalo de nutrición, protección y acción dinamizante. Una crema universal que repone la piel rápidamente a su estado óptimo de salud y belleza, con una cosmeticidad exquisita, a la que acompaña una Gua Sha de jade blanco con la que aumentar sus beneficios y ofrecer otros añadidos a la rutina facial.” Explica su creadora y directora de Blauceldona Silvia Oliete.

LA FÓRMULA, UN REGALO PARA LA PIEL:

Hydromanil: Un exclusivo complejo hidratante a base de algas marinas que ofrece una liberación sostenida a la piel durante 48h.

Ácido Hialurónico: Capaz de retener hasta 1.000 veces su peso en agua y liberarla progresivamente en la piel, este polisacárido ofrece una hidratación profunda, mejorando su elasticidad y salud general.

Hyaluronic Filling Spheres: Nueva forma de última generación en la vehiculización y liberación de ácido hialurónico en las capas más profundas que liberan esferas de silicio orgánico para un efecto relleno inmediato.

Niacinamida: Vitamina B3 virtuosa, regala beneficios antioxidantes y equilibrantes a la piel, mejorando su tono y claridad, regulando la secreción sebácea y estimulando la producción de lípidos, colágeno y elastina.

Miniporyl: Este activo de vanguardia, alisa el relieve cutáneo y minimiza el aspecto de los poros de manera duradera ofreciendo un efecto “photo-shop” inmediato.

Argireline: Péptido con inmejorable acción sobre las líneas de expresión, las cuales relaja de manera inmediata con efecto “botox-like” y trata y minimiza a corto y largo plazo.

Pentavitin: Carbohidrato vegetal patentado que ofrece una poderosa hidratación y una acción lubricante no grasa que reduce la incomodidad epidérmica y la descamación alisándola visiblemente y captador de la humedad ambiental que regala a los tejidos.

Karité: Manteca obtenida de las semillas del fruto del árbol africano del mismo nombre, de extraordinaria riqueza en ácidos palmítico, esteárico, oleico, linoleico y linoleico de marcada acción reparadora, suavizante, flexibilizadora, protectora y nutritiva del tejido cutáneo.

Aceite de Macadamia: Regalo natural de presión en frío de esta deliciosa semilla, su contenido en ácidos grasos monoinsaturados y vitaminas del grupo B y E, nutren, dinamizan, iluminan la piel y la calma con un marcado efecto antiinflamatorio.

Glicerilo Tricapil Caprato: Triglicérido de ácidos grasos vegetales saturados de total afinidad con la piel y poder de penetración, que garantiza una nutrición óptima sin sensación grasa.

I AM THE CREAM tiene una textura de una sensorialidad exquisita, ligera y a la vez fundente, que se desliza fácilmente sobre la piel tras la limpieza facial y la aplicación del serum I AM THE SERUM, calentando una pequeña cantidad de crema entre las manos para, a continuación, ir posándolas suavemente por todo el rostro, cuello y escote sin masajear, dejando que el producto se deposite en superficie y proseguir palpando hasta haberla repartido por toda la zona y sentir su absorción total.

Aroma: Creado por Ramón Monegal, con salida de pomelo, naranja, bergamota, piña y hierba, corazón de jazmín, neroli, rosa, lila e iris y fonde de musk, pachuli, sándalo, haba tonka y ámbar.

I AM THE CREAM se acompaña de una herramienta Gua Sha de jade blanco natural realizada a mano en la India, para ir un paso más allá en el cuidado diario y sumar los beneficios de esta técnica oriental de masaje, uno de las técnicas que mejor conoce Silvia Oliete, y que le han granjeado un gran éxito gracias a su famoso masaje de remonte, que consigue liberar contracturas y tensiones, y promover la eliminación de toxinas y oxigenar el tejido.

Los pasos para utilizar el Gua Sha por Silvia Oliete:

• Tras limpiar la piel y aplicar I am the serum y I am the cream…

• Con la parte cóncava del Gua Sha, realizar 10 veces el masaje de barrido desde las mejillas hasta las sienes.

• Seguidamente, con la punta del Gua Sha, y presión baja, 10 masajes desde la parte interior inferior del contorno de los ojos hasta la sien.

• Con la parte cóncava, 10 masajes ascendentes en la frente, de la parte superior de la ceja hasta el nacimiento del cabello, terminando con una presión mayor mantenida durante 2 segundos.

• Nuevamente, realizar otras 10 veces el mismo masaje de mejillas hasta las sienes con la parte curvada cóncava del Gua Sha, ampliando ahora el recorrido a lo largo de cuello hasta la clavícula.

• Nuevamente, con la punta o talón del Gua Sha, y presión baja, 10 masajes desde la parte inferior interior del contorno de los ojos hasta la sien.

• Con el extremo de formas redondeadas, masajear desde el inicio de la ceja hasta su final 10 veces.

• Nuevamente, con la parte cóncava, 10 masajes ascendentes en la frente, de la parte superior de la ceja hasta el nacimiento del cabello, terminando en este con una presión mayor mantenida durante 2 segundos.

• Nuevamente y para finalizar, realizar otras 10 veces el mismo masaje de mejillas hasta las sienes con la parte curvada cóncava del Gua Sha.

El masaje Gua Sha activa la microcirculación cutánea de manera inmediata, por lo que es normal ver como el rostro muestra un aspecto sonrosado, que desaparece en unos minutos tras su realización.

Pvp: 160€ - A la venta en centros Blauceldona y en blauceldona.com