Al día

El Sector Hotelero y de Alojamientos Turísticos de Andalucía exige un plan de salvación específico

La FAHAT pide al Gobierno Estatal y al Autonómico que se coordinen con la Administración Local para aplicar medidas económicas paliativas ante la situación del sector

Desde la Federación Andaluza de Hoteles y Alojamientos Turísticos se han planteado medidas que permitan preservar y ayudar a sobrevivir al mayor número de empresas y, con ellas, a sus trabajadores para que en cuanto termine la pandemia esté disponible la mayor capacidad de producción instalada que permita la recuperación del sector y de la economía andaluza y española. Un plan que equipare a los hoteles y alojamientos turísticos andaluces con sus socios europeos que están actuando con planes, fondos y ayudas económicas directas y a fondo perdido que ayudan a sobrevivir a su industria turística

El sector hotelero andaluz está conformado por 8.551 establecimientos que, en su conjunto, suponen 449.520 plazas de alojamiento y dan empleo a 49.466 trabajadores de manera directa. Si a ello se suma el efecto que genera en el conjunto de la industria turística, como elemento esencial para el desarrollo de esta actividad (pues sin alojamientos no hay turismo), de manera indirecta el sector en Andalucía da empleo a un total de 402.100 trabajadores. En términos de PIB, de manera directa, el turismo aportaba en datos de 2019 un 14% en el ámbito de la Andalucía.

Sin movilidad no hay turismo. Y aunque no se haya adoptado una decisión que determine el cierre obligatorio de empresas –como en el primer estado de alarma–, el efecto de las últimas medidas tomadas ha provocado la imposibilidad de que el sector hotelero andaluz realice su actividad, provocando una pérdida del 80% de facturación respecto a 2019.

 

Las medidas que la FAHAT solicita son:

1–Ámbito financiero e impositivo: Ayudas directas para el pago de gastos fijos (alquileres, hipotecas, seguros, RITE) que atenazan la continuidad de las empresas. Coordinación con Entidades Locales para la bonificación del IBI, IAE, tasas y cánones al 95 %. Y reducción del IVA al tipo super reducido, 4%.

 

2–Ámbito social: Un plan de ayudas directas que complementen el 100 % de las cuotas a la Seguridad Social vinculadas a los ERTE. Y puesta en marcha de un plan de incentivos a las empresas del sector vinculados al mantenimiento y recuperación del empleo.

 

3–Otras: Exención del pago de cuotas correspondientes a las entidades de gestión de los derechos de propiedad intelectual. Medidas como pasaporte sanitario digital y habilitación de corredores seguros para posibilitar el turismo internacional. Contratación de un seguro médico para clientes extranjeros que posibilite garantizar la cobertura de asistencia en viajes por la COVID-19. Programnas de dinamización de la demanda (turismo senior Andalucía/Bono Turístico) y, respecto a este último, reformular el procedimiento de contratación y dotar una partida presupuestaria de 30 millones de euros a este programa. Desarrollo de una línea de ayudas específicas a la inversión para la mejora de la competitividad de la planta hotelera y de alojamientos turísticos andaluza en términos de sostenibilidad, equilibrio Social y Digitalización e Innovación. Todo en consonancia a la consecución de los ODS de la agenda 2030.