Al día

La Vaca que ríe presenta el primer cómic colaborativo hecho por niños hospitalizados

Si algo tiene la risa es su capacidad para hacernos más llevaderos los momentos más difíciles. Desde el pasado 15 de marzo, España vive una situación extraordinaria y el hecho de sentir la libertad de movimiento limitada puede provocar sentimientos de frustración.

La Vaca que ríe  tiene el convencimiento de que incluso en momentos tan excepcionales como el que estamos atravesando, el sentido del humor es un arma poderosa para combatir la reclusión. Porque está quedando demostrado que el confinamiento no puede con una cosa: la imaginación.

La imaginación es una cualidad maravillosa que se manifiesta de forma natural en mayor medida en los niños; su poder es tan grande que tiene la capacidad de trasladar a las personas a mundos mágicos y fantásticos. Por eso, con la ayuda de quince niños hospitalizados en el Hospital Universitario La Paz de Madrid y Fundación Theodora, La Vaca que ríe ha querido publicar un divertido cómic para que todos podamos reír y evadirnos con sus insólitos planteamientos, en estos momentos tan complicados.

La historia de “La risa de Mon”, título de este comic colaborativo, dio comienzo antes del confinamiento gracias a la colaboración de los Doctores Sonrisa, de Fundación Theodora. Ellos fueron los encargados de entregar una frase inspiradora a un niño hospitalizado del Hospital Universitario La Paz de Madrid para que continuase la historia de Mon, el entrañable monstruo protagonista. Este niño le entregó su frase a otro, y así sucesivamente; cada niño fue añadiendo una frase a la que había escrito el anterior, hasta crear el relato completo. De este modo, los participantes se convirtieron en coautores del primer cómic colaborativo creado por niños hospitalizados.

Finalmente, con la indispensable ayuda del ilustrador Pablo Matera, se ha creado la divertida historia de “La risa de Mon”. Aunque se trate de un relato escrito por 15 niños hospitalizados, no hay edad límite para disfrutar de las entretenidas aventuras de Mon y sus amigos.

El cómic estará accesible para todo el mundo en eligereir.es donde se podrá descargar en formato digital y podrá ser compartido a través de WhatsApp y redes sociales. Además, desde la marca, quieren invitar a todas las familias a que puedan participar también en el cómic ayudando a crear un final alternativo a la ya entrañable historia. Podrán hacerlo a través de su web eligereir.es. La propuesta más original y creativa, será ilustrada e integrada en el cómic y el guionista ganador recibirá un ejemplar impreso del mismo como recuerdo.

Además, La Vaca que ríe hará llegar de forma gratuita ejemplares del cómic a los centros hospitalarios españoles, una vez se normalice la situación, para que todos los niños ingresados puedan disfrutar de las aventuras de Mon y sus amigos.

Durante todo 2020, La Vaca que ríe colaborará con Fundación Theodora mediante diversas acciones que se traducirán, entre otras, en una dotación económica para que puedan seguir desarrollando su labor en los hospitales españoles. Alejandro Echegaray, Director de Fundación Theodora, destaca la importancia que la colaboración e implicación de marcas como La vaca que ríe tiene para poder llevar a cabo este proyecto: “Es muy motivador comprobar cómo, en esta ocasión, las risas de los niños hospitalizados han tenido un bonito retorno por partida doble: con el cómic colaborativo que se entregará a los niños hospitalizados, por un lado. Y también porque, gracias al apoyo de La vaca que ríe, podremos llevar más visitas de los Doctores Sonrisas a los niños, asegurando la continuidad de esas risas y sonrisas tan necesarias en el entorno hospitalario”.