inicio
Martes 18 de diciembre de 2018
30/11/2017
preparar para imprimir

La Salve vuelve a Bilbao con su fábrica 40 años después

 
 
  

La Salve volverá a contar con una fábrica en Bilbao 40 años después desde que la original cerrase sus puertas. Y lo hará a través de unas instalaciones de más de 900 metros cuadrados, que tras seis meses de obras, se inaugurarán el próximo mes de febrero y convertirán esta fábrica en el principal centro productor de cerveza en Euskadi. Hoy por la mañana, se han acercado hasta la nueva fábrica, ubicada en la calle Tellería 31A, los promotores de La Salve, Jon Ruiz Ibinarriaga, y Eduardo Saiz de Lekue para visitar las futuras instalaciones, acompañados por Xabier Otxandiano, concejal de Desarrollo Económico, Comercio y Empleo del Ayuntamiento de Bilbao; Rogelio Pozo, Director General de AZTI, socio tecnológico de La Salve; y Gorka Pérez-Yarza, consejero de La Salve y representante de la familia Pérez-Yarza, anteriores dueños de la empresa y de la fábrica de cervezas La Salve.

Esta vuelta a los orígenes, que ha conllevado una inversión de más de 1,8 millones de euros, supondrá el arranque de la producción de La Salve en Bizkaia, generando empleo y riqueza en el entorno. Así, la nueva fábrica implicará la creación de siete nuevos puestos de trabajo y producirá inicialmente más de 200.000 litros de cerveza de km0 al año, cerveza generadora de valor en unas instalaciones a la vanguardia de las fábricas cerveceras de Europa. La empresa, que prevé aumentar progresivamente la producción de cerveza en estas instalaciones, busca conseguir su objetivo de crecimiento y llegar a un 10% de cuota de mercado en Euskadi, anclándose en lo más cercano y reactivando un sector productivo hasta ahora alejado del entorno.

Durante la visita realizada esta mañana, Saiz Lekue ha asegurado que “nuestro objetivo es trasladar a Bizkaia la cadena de producción de cerveza y así generar riqueza y valor en nuestro entorno. La iniciativa supone además un paso más en nuestra apuesta por la innovación, la mejora continua y sobre todo, el compromiso con Bizkaia y con Euskadi”.

Por su parte, Xabier Otxandiano, concejal de Desarrollo Económico del Ayuntamiento de Bilbao, ha afirmado que “empresas como La Salve son un claro ejemplo de la apuesta que se está haciendo en Bilbao por la búsqueda de firmas innovadoras, que primen la calidad y estar en la vanguardia, reactivando la economía de nuestra ciudad mezclando con mucho talento la tradición y el futuro”.

 

La fábrica

Las nuevas instalaciones de La Salve contarán con el equipamiento más puntero del sector y en ellas se producirá cerveza de máxima calidad con materias primas 100% vascas, ya que toda la cebada que La Salve utiliza para su producción, procede de Álava, fruto de un acuerdo firmado con INTERMALTA hace ahora un año.

La nueva fábrica incluirá un almacén para cebada; cámaras de frío para la levadura y el lúpulo; una sala de cocción; un laboratorio donde se realizarán las analíticas necesarias y donde también se desarrollarán proyectos de investigación, como los que actualmente está realizando junto con AZTI.

Por otro lado, habrá también una línea de envasado que dará salida al producto ya elaborado en tres formatos distintos: botellas, barriles para hostelería y tanques, demandados por algunos establecimientos.

La zona de embotellamiento contará con un pasteurizador, lo que permitirá alargar la vida útil del producto y garantizará la permanencia de su alta calidad a lo largo de la misma.

 

Apuesta por la innovación

La Salve lleva implícito en su ADN la innovación como una palanca significativa de competitividad. Fruto de ello, hace tres años se puso en marcha su colaboración con AZTI, antes incluso de empezar a producir. Su acuerdo se concreta en ocho proyectos de innovación y desarrollo, que en la actualidad siguen su curso, para  liderar el sector cervecero. Es un plan ambicioso que abarca objetivos tan dispares como el nacimiento del Instituto de la Cerveza, la creación de una cerveza auténtica sin alcohol y otra apta para celíacos y LA SALVE Local, que define el compromiso de la empresa bilbaína con lo cercano y con el respeto al medio ambiente.

El acuerdo supone la suma de industria  e innovación; una suma que supone un fuerte impulso para que la industria de la cerveza de Euskadi sea fuerte, competitiva e innovadora. Fruto de esta colaboración entre La Salve y AZTI se creará valor, riqueza y vanguardia para toda la sociedad vasca.

 

Acerca de LA SALVE

LA SALVE nace en 1886 de la mano de José Schumann y Cordés, hijo de un cervecero alemán, que instala una fábrica destinada a la elaboración de cervezas y bebidas gaseosas junto a la ría. La fábrica original se ubicó en sus orígenes en la Campa de La Salve y de ahí heredó su nombre. Posteriormente se trasladó a poca distancia, al inicio de la calle Artasamina, hasta su cierre en 1977, pero siempre mantuvo un puesto de venta de cervezas en la Campa donde nació.

Durante años, LA SALVE estuvo en manos de la sociedad familiar, ‘Viuda e hijos de Francisco Pérez’, que regentaba en Bilbao numerosos negocios de alimentación y hostelería, entre ellos los cafés Boulevard y Arriaga, el Bar Carabanchel y el Hotel Excelsior. Después, volvió a manos de la Sdad. Pérez-Yarza e hijos desde 1905 hasta 1977, cuando cerró sus puertas definitivamente. Cuarenta años después, vuelve a Bilbao para convertirse en un referente en el sector.



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: