inicio
Miércoles 17 de octubre de 2018
15/02/2017
preparar para imprimir

España continúa en lo más alto en cuanto a la cirugía estética a nivel mundial, según datos de la AECEP

 

La demanda de cirugía estética en este país ha descendido en torno a un 40% en el último año, tras alcanzar sus mejores cifras en 2015. Las cifras, que  han sido aportadas por The British Association of Aesthetic Plastic Surgeons , sitúan a esta práctica médica en los niveles más bajos de la última década. La culpa, según distintos portavoces de BAAPS, la tiene el “ugly brexit”, o lo que es lo mismo , en sus palabras , la “desagradable salida” de la Unión Europea, que comienza a notarse en algunos sectores de la economía.

Más tranquilidad dentro de el sector en nuestro país, donde los profesionales continúan trabajando con normalidad en las consultas y la percepción es francamente buena. Los últimos datos oficiales son de 2014, en plena crisis económica, ofrecían indicadores eran positivos para la demanda de cirugía plástica, donde, en general, las intervenciones más solicitadas eran y continúan siendo la mamografía, la liposucción y el lifting facial. Las tres operaciones “estrella” bailan según las necesidades de cada edad. Las más jóvenes prefieren ponerse pecho, las maduras reducir algo de grasa o volumen, que a veces es el resultado de embarazos y partos y las adultas devolver al óvalo facial la forma pérdida.

Si nos centramos en la mamoplastia, la técnica que quizá más la atención a nivel mediático y social, es Francisco Menendez- Graiño, presidente de la Asociación Española de Cirujanos Plásticos y Estéticos, AECEP, quien pone el acento en nuestros gustos y demandas: “Hace años el aumento y la reducción de mama se hacían al 50%. Sin embargo, en los últimos años, por cada 80 o 90 aumentos se hacen 10 reducciones. “ . Conclusión: Tengo la sensación de que las mamas con volúmenes grandes todavía son las favoritas de las mujeres en España.”

No hay, por lo tanto, descenso de demanda de cirugía estética en España, pero sí realización de cirugías plásticas estéticas por no cirujanos plásticos. En palabras del propio Graiño otros especialistas como otorrinos, oftalmólogos o maxilofaciales están interviniendo en cirugía del rostro, en cuestiones relacionados con el aspecto general. De idéntica forma actúan ginecólogos y cirujanos generales con respecto a la mama y, por último, “hay muchos médicos sin especialidad reglada haciendo cirugías plásticas estéticas.”

En cuanto a un posible descenso de las intervenciones estéticas , digamos, tradicionales, en quirófano, a favor de los tratamientos de medicina estética, el Doctor Gustavo Sordo, miembro de la Junta Directiva de la AECEP considera que "de ninguna manera deben verse como alternativos, sino como complementarios".

Lamentablemente , advierte el Dr. Sordo, "a veces nos encontramos con publicidad engañosa que asegura que sí se puede, pero no es cierto. Un lifting facial, una blefaroplastia, una rinoplastia o una otoplastia no pueden sustituirse por un tratamiento no invasivo en clínica. Eso sí, añade, la medicina estética si puede suavizar arrugas de expresión, dar volumen a los labios o a los pómulos. Uno de sus efectos es retrasar la cirugía estética".

Finalmente, desde la AECEP, y a pesar de los problemas de intrusismo y clínicas low cost a los que la cirugía en España tiene que hacer frente, se recuerda que el nivel de nuestro país en nuestro sector se encuentra en lo más alto de Europa y el mundo.

Dr. Francisco Menéndez Graíño es presidente de AECEP

Dr. Gustavo Sordo es vocal de la junta directiva de AECEP

www.aecep.es



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: