Al día

Cuatro consejos para disfrutar y exprimir la recta final de las vacaciones

Descansar, disfrutar de la playa o la montaña, alejarnos del estrés y de la presión del día y, sobre todo, estar con los nuestros son algunas de las prioridades de los españoles en estos últimos días de vacaciones. Aunque debemos ser muy cautos y respetar las medidas de prevención recomendadas por las autoridades, el final del verano debe ser extraordinario para poder recargar nuestras pilas después de una primera parte del año muy dura.

La época estival es el momento del año idóneo para desconectar, dejar las obligaciones a un lado y hacer lo que realmente nos gusta junto a nuestros seres queridos. En definitiva, el verano es un período en el que el ocio tiene un mayor protagonismo y las tareas del día a día se quedan en un segundo plano. Para ayudarnos a conseguir esta necesaria desconexión y exprimir las vacaciones antes de volver a la rutina, desde La Gula del Norte® nos enseñan cuatro claves para ahorrar tiempo en tareas que no nos gusta realizar y hacer que cada momento, por corto que sea, importe.

 

Preparar la comida sin perder el día

Pensar el menú de cada día y elaborarlo es una actividad que para muchos supone la mayor fuente de estrés de las vacaciones. Sin embargo, en la actualidad contamos con alternativas que nos permiten llevar una alimentación equilibrada y saludable sin necesidad de pasar largas horas delante de los fogones. Por ejemplo, una de las recetas más sencillas y ricas que se pueden preparar en pocos minutos cuenta con La Gula del Norte® como protagonista absoluto. Estos son los pasos:

  • Picamos un diente de ajo y unos trocitos de guindilla y rehogamos a fuego vivo.
  •  
  • Posteriormente, añadimos un paquete de La Gula del Norte® al estilo tradicional y lo removemos durante un minuto.

En apenas unos minutos estaremos degustando un exquisito plato para compartir con toda la familia. 

 

Evitar los atascos gracias a la bicicleta

El mes de agosto es perfecto para dejar el coche en el garaje durante varios días o semanas seguidos. Tras los atascos cotidianos y el estrés de buscar sitio para aparcar, este final de verano es el momento perfecto para poder desplazarnos en este medio de transporte, una actividad que puede realizarse en familia y que supone una distracción perfecta para los más pequeños y el ejercicio que los adultos necesitan realizar. El uso de este medio de transporte nos ahorra pérdidas de tiempo innecesarias.

Para aquellos que aun siguen teletrabajando, el uso de la bici con buen tiempo puede tener un efecto reparador, gracias al contacto con el aire fresco si decidimos ir a un parque grande y a la práctica de ejercicio físico. Además, ahora no es necesario tener bicicleta propia: muchas ciudades han implantado ya servicios de bicis, tanto tradicionales como eléctricas, para poder dar un paseo por nuestros rincones favoritos.

 

Una cena gourmet en un abrir y cerrar de ojos

La vuelta de un largo día en la playa, en la montaña o descubriendo los rincones más sorprendentes de una ciudad despierta el hambre en todos nosotros, pero el cansancio muchas veces supera a nuestras ganas de preparar algo decente. En ese caso, solemos recurrir a la comida a domicilio o a irnos a la cama con el estómago vacío.

Sin embargo, desde La Gula del Norte® nos muestran una solución perfecta para preparar una cena de forma rápida pero sabrosa. Gracias a los nuevos sabores de La Gula del Norte® Alminuto® de Gamas y Setas y con sabor a Trufa tan solo necesitaremos abrir el frigorífico para encontrar nuestro menú nocturno delicioso. Con las nuevas variedades de La Gula del Norte® Alminuto®, solo necesitamos un minuto al microondas o a la sartén para disfrutar de una ración llena de sabor y perfecta para finalizar un gran día.

 

Usar tejidos de algodón para evitar la plancha

¿A quién le gusta planchar? A la inmensa mayoría, esta tarea le supone un suplicio y más en nuestra época de vacaciones, cuando queremos perder el menor tiempo posible en este tipo de actividades. Aunque durante el invierno es complicado deshacernos de esta tarea, los meses de calor representan la época perfecta para ponernos ropas de tejidos frescos, como el algodón, que podemos lavar sin necesidad de tener que estirar las prendas posteriormente, evitando el calor y el vapor que desprende la plancha y aprovechando ese tiempo para disfrutar de cualquiera de nuestras aficiones.