Al día

Cómo cocinar la hamburguesa perfecta


El chef Jose Sola, chef y responsable de innovación en Carpisa Food, comparte tres secretos para cocinar la receta definitiva

El 28 de mayo se celebra el Día Internacional de la Hamburguesa, una fecha para conmemorar y celebrar uno de los platos más emblemáticos y apreciados del mundo. En los últimos años, las hamburguesas se han convertido en una de las tendencias gastronómicas más destacadas, combinando calidad, sabor e innovación.

En Carpisa Foods, empresa líder en el mercado cárnico y especialista en hamburguesas, sabemos que crear una buena burger no es tarea fácil; la disposición de los elementos y la calidad de la carne deben escogerse meticulosamente para conseguir un plato de calidad. Para celebrar este día como se merece, Jose Sola, chef y responsable de I+D+i de Carpisa Food, comparte tres trucos que marcan la diferencia a la hora de cocinar este delicioso plato.

La calidad de la carne

El elemento principal de una hamburguesa es la carne y según la opinión del chef, “es importante dedicar tiempo a seleccionar el tipo de carne que combina mejor con nuestra hamburguesa, valorando el sabor y la textura que queramos conseguir”.  Además de utilizar carne de buena calidad, es recomendable elegir un corte con buena infiltración de grasa, como puede ser el lomo vetado, para aportar sabor y textura. Por ejemplo, si se quiere disfrutar de una hamburguesa simple, con pocos elementos, Jose sola recomienda utilizar carne de vacuno, ya que “su sabor intenso y su textura tierna aportan suficiente intensidad a la hamburguesa, incluso sin añadir excesivos acompañantes o salsas”.

La carne de Angus, por su parte, es una de las más recomendadas para crear hamburguesas gourmet. Su aspecto veteado aporta una textura particular y un sabor único al plato que sorprenderá a los paladares más exigentes. Para los consumidores sibaritas que no tengan mucho tiempo para cocinar, el chef de Carpisa Food recomienda la variedad de hamburguesas Brooklyn Town Lista para comer con carne de Angus. Esta burger permite disfrutar de un bocado único, creado con esta raza vacuna tan particular, tras tan solo 90 segundos de cocinado al microondas.

El grosor, cuestión de gustos

El grosor de la hamburguesa es un dato significativo a tener en cuenta si se quiere cocinar una burger de calidad. Durante muchos años se consideró que la hamburguesa perfecta tenía como mínimo dos dedos de grosor.  Esta tendencia ha cambiado en la actualidad con la aparición de las Smash Burger, una hamburguesa elaborada a partir de una bola de carne que, una vez colocada sobre la plancha caliente, se aplasta para que adquieran forma de disco

Para acertar con el punto perfecto de la carne, deben tenerse en cuenta sus propiedades a la hora de realizar el cocinado. “Una burger que tenga más de 130 gramos debe prepararse con una hendidura al medio para conseguir la jugosidad ideal, sin que la carne quede cruda”, asegura Jose Sola.

Sin miedo a innovar

Las hamburguesas son un plato que favorecen la innovación en la cocina “se pueden combinar ingredientes de forma infinita hasta conseguir el bocado perfecto, no hay que tener miedo a la hora de crear nuestras propias recetas”, explica el chef Jose Sola.

Es importante seleccionar elementos que mariden entre ellos, atendiendo al equilibrio entre textura y sabores. Eso sí, innovar no siempre es sinónimo de éxito y para aquellos que prefieran no arriesgar, deben optar por la sencillez.  “Con una receta clásica como la hamburguesa con queso y beicon puedes asegurarte el éxito. Es una combinación perfecta que resalta los matices de la carne y conquista los paladares más exentes. Imposible que tus comensales no caigan rendidos ante esta receta, es infalible”. 

Gracias a estos consejos, cocinar la hamburguesa perfecta es más sencillo. Sin embargo, todo el mundo sabe que el cocinero se lleva los aplausos finales de la familia y amigos, pero se pierde las conversaciones del aperitivo. Para resolverlo, Brooklyn Town ha innovado en este sector con su gama de burgers Lista para comer, una forma rápida para disfrutar de todos los matices y sabores de una buena hamburguesa… sin perder tiempo en la cocina. Con estos trucos podremos celebrarlo de la mejor manera posible: saboreando el mejor de los bocados por todo lo alto.

¡Feliz día de la hamburguesa!