Al día

Productos frescos, su posición en la nueva normalidad

Frescos, gran potencial de crecimiento ante un escenario donde prima la salud

IRI, la consultora de investigación de mercados y líder en servicios big data, ha participado hoy en la jornada “Los productos frescos tras la COVID y el reto de la innovación”, organizado por AECOC, en el que distribuidores y fabricantes han debatido sobre la situación actual de los sectores de carnes, productos del mar y frutas y hortalizas.

Este encuentro ha analizado los cambios en la compra y consumo de productos frescos, se han dado a conocer los datos de mercado actuales y analizado la evolución durante la crisis sanitaria de las categorías de frescos mientras se han compartido previsiones y escenarios en el corto plazo. Además, se ha realizado un análisis de los hábitos de compra y consumo de los productos frescos y se ha podido conocer de primera mano la opinión de la distribución sobre el futuro de los productos frescos. 

Catalina González, consultora senior de Retailers, IRI, ha sido la responsable de analizar las tendencias y evolución del mercado de productos frescos con la ponencia “Productos frescos, avanzando hacia la nueva normalidad”.

Según el análisis de IRI, los frescos son los productos que más contribuyen al crecimiento del total gran consumo, aportando 1,9 M€ en el último TAM. Y, son la carne y las verduras y hortalizas quienes más contribuyen al crecimiento de los mismos.

El súper grande es el principal canal de venta de los frescos. Sin embargo, el online, aunque con un peso pequeño, alcanza una tasa de crecimiento por encima del 55%. Profundizando en la importancia del súper grande, Catalina González, consultora senior de IRI, revela que es el canal que más crece en número de establecimientos y superficies comerciales, en comparación con el hipermercado o el súper mediano y pequeño. Es más, en estas tiendas, gracias a la herramienta IRI Audit Fresh se ha podido observar cómo se ha incrementado el número de referencias de frescos en un 2% de enero a junio, con incrementos de hasta el 16% en carnes.

Durante el confinamiento, los productos frescos han mantenido un crecimiento por encima del total FMCG y han roto la barrera que suponía el canal online para el consumidor de este tipo de productos.

Analizando productos concretos, dentro del segmento de carnes, se aprecia que cerdo, pollo y vacuno son las categorías de las top 5 en facturación, que mejor evolucionan en el canal físico durante el periodo COVID, mientras que la evolución del cordero destaca en el online. Por su parte, analizando las frutas, se detecta que naranja y mandarina son las frutas con mayores evoluciones en valor en el canal físico durante este periodo probablemente muy relacionado con el aporte de vitaminas y generar defensas al organismo y se han registrado crecimientos en valor superiores al 150% para las top 5 familias de verduras y hortalizas en el canal online. Si nos fijamos en el pescado, la lubina, seguida de la dorada y el salmón son los pescados con mayores evoluciones en el canal físico. Todos estos productos han jugado un papel muy importante en las distintas necesidades del consumidor durante el confinamiento, como ingredientes para cocinar, como productos beneficiosos para la salud y como snack saludable.

Por otro lado, durante el confinamiento hemos visto como los frescos de peso fijo han crecido en valor a mayor ritmo que los frescos de peso variable, revirtiéndose la tendencia que veíamos en el periodo precovid. Y es que, los plásticos y los envases se han percibido negativamente por los consumidores en años anteriores, pero la pandemia mundial ofrece a los retailers y fabricantes la oportunidad de reforzar su valor mediante la importancia del envase individual, que protege los alimentos, manteniendo la comida fresca y evitando los desechos alimentarios, reduciendo el granel (los productos de venta a granel verán frenado su desarrollo por el temor al contagio de productos que han sido tocados potencialmente por otras manos y una percepción de falta de higiene por el consumidor) y mediante compras rápidas y seguras (los consumidores, con el fin de pasar el menor tiempo posible en la tienda y evitar el contacto, hacen compras rápidas. Por tanto, prefieren coger los productos ya empaquetados y no esperar la cola de la venta).

 

Qué esperar en el new normal

En una crisis que, además de ser económica, es sanitaria, la seguridad del consumidor prima por delante de todo. En el retail, la seguridad sanitaria será más un imperativo que una opción, imponiéndose la trazabilidad de los productos, un delivery seguro y tiendas donde se adoptan medidas de higiene para garantizar la seguridad de los clientes.

En este sentido, los frescos, que han demostrado en el periodo COVID un papel fundamental, tienen gran potencial de crecimiento ante un escenario donde prima la salud y bienestar y con un consumidor que pasa más tiempo en casa. Además, en este contexto,  la conveniencia y la proximidad son claves (los frescos envasados, los ecológicos y los productos locales se impondrán bajo la premisa de la seguridad) y adoptar nuevas estrategias de los frescos en el canal online, con la entrega a tiempo y la calidad son puntales fundamentales.

http://www.IRIworldwide.com