Al día

El producción de pan en España cayó un 4,3% en 2019

Según los datos presentados esta mañana, en rueda de prensa virtual, por Felipe Ruano, presidente de la Asociación Española de la Industria de Panadería, Bollería y Pastelería, Asemac, la producción de pan en España alcanzó un volumen de 757.302 miles de kg, lo que supuso una disminución de un -4’3% respecto a los datos de producción de 2018. En lo que respecta a la bollería, la producción del 2019 alcanzó un volumen de 185.373 miles de Kg, con un incremento superior al del pan, registrando una variación del 3’9% con respecto al año 2018.

En lo que a facturación se refiere, el pan, con una disminución de un -0’9% con respecto a los datos del 2018, ha registrado un total de 848.368 miles de €. Mientras que el de la bollería y la pastelería ha facturado 528.516 miles de €, lo que supone un incremento del 5’4% con respecto al 2018.

Respecto a los datos totales de panadería, bollería y pastelería, la producción del 2019 con respecto al 2018 ha tenido una significativa disminución del -2’8%, alcanzando los 942.675 miles de Kg. En cambio, la facturación del año 2019 con respecto al 2018 se ha incrementado un 1’4%, llegando a los 1.376.884 miles de €.

Si observamos  la evolución del sector de las masas congeladas en los últimos 8 años, vemos cómo la variación del 2012 al 2019 en lo relativo a la producción total, es de un 23,3%, mientras que la variación en el mismo período respecto a la facturación es de un 32,6%. Demostrando un crecimiento muy equitativo en el sector en lo que a producción y facturación se refiere, con una tendencia siempre positiva.

La variación en lo que respecta a la producción de pan en toneladas, del 2012 al 2019, ha sido de un 16,8%, dato que se duplica ampliamente en lo que a bollería se refiere, con una variación del 59,3%.

Una tendencia que se mantiene en la facturación, con una variación en miles de euros, en el período 2012 - 2019, de un 17,3% en el pan, y un 67,6% en bollería.

Manteniendo una cierta correlación entre producción y facturación a lo largo del tiempo.

Por otro lado, D. José Miguel Herrero Velasco, Director General de la Industria Alimentaria del MAPA, han ofrecido en exclusiva los datos del panel de consumo del Ministerio, a cierre de año. De entre los cuales cabe destacar que la compra de pan durante el año 2018 cae un 2% en volumen y retrocede un 2,2% en valor. Con un gasto por persona anual de un 2,5% menor que el del año anterior.

El consumo medio anual por persona y año varió en negativo un 2,4% respecto al periodo anterior, acusado en mayor medida por el descenso del consumo de pan fresco/congelado, ya que, en cambio, se incrementa el consumo per cápita del pan industrial. En contra, el pan fresco/congelado es el más consumido en los hogares, con más de un 80% de la cuota de mercado, siendo el resto pan industrial.

Destacando que el pan fresco integral sólo representa un 5,7% del total del pan, habiendo sufrido un descenso notable en el consumo, del 21,3%, en volumen y del 21,7% en valor.

Para terminar ha mencionado que la nueva Norma de Calidad del Pan pronto saldrá publicada en el BOE, una norma en la que el MAPA ha trabajado intensamente con las distintas partes implicadas; y que podría servir de ejemplo para otros sectores.