Al día

El vino blanco de Sonsierra, el mejor aliado de los jóvenes


El verano se acaba, pero no dejamos atrás las reuniones con amigos y familia en las que disfrutar de un buen vino. Así, Bodegas Sonsierra propone uno de sus vinos más característicos y a la vez más desconocido, el vino blanco con Denominación de Origen Rioja para disfrutar en compañía.

Bodegas Sonsierra elabora el vino blanco perfecto para cualquier reunión de jóvenes amigos y hacer de ellas un momento único y especial. Sonsierra Viura Fermentado en Barrica es elegante y complejo y sus tonos frutales a pera y piña combinan a la perfección con el postgusto que tiene lleno de sabores tostados, frutos secos y vainilla.

El blanco es la opción perfecta para los jóvenes por sus características de frutosidad, suavidad, y un paso por la boca amable que permite disfrutar de una sensación de frescor muy agradable. Además, es perfecto para estos meses en el que el buen tiempo no sigue acompañando porque se puede consumir a bajas temperaturas durante los días en los que el calor aún se deja ver.

La importancia y el auge que están adquiriendo los vinos blancos de La Rioja es gracias al trabajo que se hace con la variedad viura, que tiene ya una gran trayectoria en esta zona. Aunque sea una región donde la tradición son los tintos, hoy en día los elaboradores de Rioja buscan y proponen nuevas formas para expresar la uva blanca de la comarca.

En palabras de Rafael Usoz, Enólogo de Bodegas Sonsierra: “Este blanco es un vino sutil y diferente. Su nariz expresa una gran elegancia y complejidad ya que combina los tonos frutales tipo pera y piña con los de flores blancas y cítricos, en perfecta sintonía con los recuerdos tostados, frutos secos, coco y vainilla sobre un sugerente fondo de pastelería. En boca resulta cremoso y elegante. Con la acidez justa para otorgarle frescor y viveza. Con un paso sabroso a frutas blancas y cítricos. Muy goloso y persistente en su final con un postgusto lleno de notas frutales y tostados”.

 

Cuidado desde los primeros pasos de su elaboración

Otra de los aspectos que hacen a este vino blanco especial es su elaboración tradicional y cuidadosa.

Su elaboración empieza en la vendimia que se hace de forma manual y selectiva. A continuación, se deja macerando el mosto ligeramente unas horas con sus hollejos para pasar posteriormente a una prensa. La fermentación se realiza en contacto con las lías en barricas nuevas de roble americano (80%) y de roble francés (20%) con un tostado específicamente ligero. Una vez finalizada la fermentación alcohólica, permanece durante 3 meses en las barricas, realizando 2 battonages por semana para mantener sus lías finas en contacto con el vino protegiéndolo del oxígeno y aportando suavidad y cremosidad en boca y complejidad aromática.

https://sonsierra.com