Al día

The Butler Catering Co: ‘Comer debe ser un gran placer’

El origen y calidad de la materia prima, del producto y cuya trazabilidad se conoce perfectamente es la gran apuesta de The Butler Catering Co y una de las razones que, en tan solo un año desde su fundación, la ha convertido en preferencia de quienes precisan confiar absolutamente a la hora de celebrar sus eventos. Sí, hablamos de alta gastronomía, de atención personalizada y de impecable mimo de cada detalle.

Bajo la premisa ‘Comer debe ser un gran placer’, esta compañía se ocupa de que todo resulte perfecto e inolvidable, y de que el cliente y sus invitados tan solo tengan una prioridad: disfrutar de una celebración única. Se consigue a través de bocados suculentos y originales, pero también apelando a la emoción y al factor sorpresa. Porque una de las grandes bazas de The Butler Catering Co son sus tablesides. Es decir, más de veinte estaciones o gastro-espacios en torno a un producto.

Los productores son seleccionados por su dedicación y cualificación. Ellos consiguen sorprender a los invitados demostrando maestría al tratar joyas como las ostras atlánticas seleccionadas en origen de Thierry; los ahumados elaborados artesanalmente de Carpier; el mejor marisco desde la lonja de Arenys de Mar gracias al pescador Manolo “el de la xarxa”; o la sofisticación japonesa gracias al maestro Shiro Uemura.

Pero hay más propuestas con el vermut como estrella o, en otras palabras, alta cocina en lata, a partir de la selección de La Brújula. Sin pasar por alto, la tableside en la que aquellos a los que siempre apetecen unos huevos fritos ven sus sueños cumplidos. Los de The Butler son de gallinas de corral y pueden acompañarse con patatas fritas y chistorra de Navarra hasta trufas, angulas, caviar… O el gastro-espacio denominado ‘La Brasa’ y capitaneado por Carles Bisbal, propietario de Gourmet Cerdà, deleita con las mejores piezas de vacas adultas, con los cortes específicos para cada paladar, diferenciándolos por su potencia de sabor o por la suavidad de su textura.

Todos estos bocados encuentran el acompañamiento perfecto en la tableside llamada 'El Celler y el Bar', que reúne aquellas bodegas que ofrecen vinos sorprendentes y de gran calidad. Por ejemplo, Cava Rimarts de Sant Sadurní d'Anoia, en el Alt Penedés, que trabaja de manera totalmente artesanal desde 1987.

De esta forma, los eventos se convierten en una auténtica experiencia gastronómica porque los invitados se sienten protagonistas en la aventura de conocer más en torno a los productos y, cómo no, degustarlos como nunca antes. Cada servicio gastronómico se rige por la transparencia de modo que se brinda información detallada sobre la procedencia y el tratamiento que la materia prima ha recibido hasta llegar a la tableside, es decir, al paladar del cliente.

Junto con el máximo protagonismo de la materia prima de temporada, para The Butler son de capital importancia el respeto por el medio ambiente, la sostenibilidad y la atención absolutamente a medida.

Para ello, un asesor que realiza la gestión personalizada de las necesidades (lugar, preferencias de productos, necesidades nutricionales, etc.) y deseos de cada cliente ofreciendo, además, los servicios complementarios requeridos. El objetivo es sorprender a todos aquellos que saben que comer debe ser un placer y que los encuentros de carácter social únicos deben dejar un gran sabor de boca.

 

Donde quiera el cliente y en Santa Fe (Can Pujades)

La compañía, que ha revolucionado el mundo del catering, se desplaza hasta el lugar en el que se celebre esa cita en la que la gastronomía debe ser capital. Para quienes buscan emplazamientos espectaculares, a tan solo 40 minutos de Barcelona, en el Parque Natural del Montnegre i el Corredor, en plena Cordillera Litoral catalana, se encuentra Santa Fe (Can Pujades).

Es un conjunto arquitectónico en el entorno privilegiado de Santa Fe, en el término geográfico de Vallgorguina. Incluido en el Inventario de Patrimonio Arquitectónico de Catalunya, está formado por tres masías de estilo popular concebidas originariamente como explotación agropecuaria que datan de los siglos XVI, XVII y XVIII. En una de ellas se encuentra la Iglesia de Sant Josep que cuenta con vidrieras construidas por Antoni Gaudí.

En Santa Fe (Can Pujadas) los eventos, siguiendo la filosofía de The Butler Catering Co, superan las expectativas y se alejan de lo usual. Tanto que cada estancia se convierte en un universo gastronómico único y los invitados tienen las puertas abiertas para viajar y saborear de tableside en tableside.

Más información: www.thebutlercatering.es