Al día

Saluvital presenta protocolo perfecto con carbón de bambú para luchar contra el MASKNÉ


Tras meses llevando mascarilla a diario, el maskné es uno de los términos de belleza y salud que más ríos de tinta está haciendo correr. Su término técnico es acné mecánico, también conocido como "acné del deportista" o "de fricción". Se denomina así porque es el resultado de la fricción mecánica de un tejido contra la piel con sudor y, por eso, hasta este momento, era una dolencia más usual en deportistas.
 
Esto se debe a que, tras una actividad física, la mezcla del sebo con células muertas y suciedad, junto con el roce continuo con algún objeto, como pueden ser el uso frecuente de gorras, hablar mucho por teléfono, tocar instrumentos, frotarse la cara de modo inconsciente por estrés…pueden ocasionar brotes de acné tanto en el rostro como en el cuerpo.
 
Con el uso de la mascarilla se provoca precisamente eso, un acné mecánico por la utilización prolongada de la misma. Y es que al roce mecánico se le une, además, un exceso de humedad en la zona, lo que convierte a esta área en un caldo de cultivo perfecto para la proliferación bacteriana. Así, se provoca la inflamación de las glándulas sebáceas y la oclusión de los poros en la zona peribucal (nariz, barbilla y boca), que se traduce en forma de granitos y espinillas, dando origen al denominado maskné.
 
Ahora bien, ¿es necesario el uso de productos específicos para tratar y evitar el maskné? La respuesta es un rotundo sí. “Sobre todo es clave mantener una higiene facial correcta mañana y noche con productos específicos”
afirma Juan Manuel Mata, director técnico de Saluvital.

Ante esta problemática, Saluvital, de laboratorios Unidex-Farma, propone una limpieza perfecta del rostro con un limpiador y una mascarilla ricos en carbón de bambú. Además, a este tándem tan poderoso de higiene facial se le une la nueva mascarilla de tratamiento facial tissue Sérum Intensivo carbón de bambú.

El carbón de bambú

El origen de este poderoso activo se remonta a la historia de China, alrededor del año 1480, durante la dinastía Ming. Al igual que otros carbones activados, este ayuda a eliminar restos químicos en la piel. Además:

  • Desintoxicante y exfoliante: depura la piel y la deja limpia y suave.
  •  
  • Disminuye el tamaño de los poros: ya que elimina la suciedad acumulada que los obstruye.
  •  
  • Antibacteriano: ayuda a eliminar las bacterias de la piel que pueden traer consigo la aparición de granos y espinillas.
  •  
  • Aporta luminosidad: ya que limpia la piel en profundidad y evita la obstrucción de los poros.

Además, hay que saber que el carbón de bambú, antes pasa por un proceso de oxidación que potencia su capacidad para extraer toxinas a su superficie y aumentar su porosidad. Por eso se le denomina también carbón activado.

Gel Limpiador de Carbón de Bambú 200 ml.- PVPR: 7,70 €

El Gel limpiador de uso diario de Carbón de Bambú deja la piel limpia, fresca y libre de contaminación. Además, elimina en profundidad suciedad, impurezas, exceso de grasa y maquillaje.

Tiene como principales componentes el carbón de bambú, oligoelementos (zinc, cobre, magnesio, sodio, potasio y manganeso) y vitaminas B3 y B5. No contiene parabenes ni aceites minerales. Además, está dermatológicamente testado.

Es apto para todo tipo de pieles y especialmente indicado para mejorar el aspecto de pieles grasas con tendencia acneica.

Modo de empleo:
Aplicar una pequeña cantidad de gel sobre la piel húmeda realizando movimientos circulares por todo el rostro hasta hacer una ligera espuma. Aclarar con agua templada.

 

Mascarilla Serum Intensivo carbón de bambú – 20 gr – PVPR: 2€

Su innovador tejido ultrafino está impregnado con un sérum concentrado en activos seborreguladores (niacinamida, ácido hialurónico, trikenol, alpha hidroxiácidos, ácido salicílico, carbón de bambú) que rehidratan en profundidad, matifican, reducen brillos y minimizan los poros. En 15 minutos la piel se muestra intensamente hidratada, lisa y con una agradable sensación de bienestar.

Está especialmente indicada para el cuidado de pieles grasas con tendencia acneica.

Modo de empleo:

1. Retira la máscara de la funda desplegándola con cuidado.

2. Coloca la máscara cuidadosamente sobre el rostro limpio y seco ajustándola a la altura de tus ojos. Adáptala al contorno del rostro y déjala actuar 15-20 minutos antes de retirarla.

3. Reparte el sérum restante con un suave masaje hasta que se absorba completamente, si es necesario retira el exceso.


Mascarilla plástica de carbón de bambú 50 ml – PVPR: 9,90 €

Formulada con carbón de bambú, tiene una excelente capacidad absorbente que limpia el rostro en profundidad eliminando las células muertas, así como el exceso de grasa y puntos negros. Además, gracias a su contenido en pantenol (vitamina B5), caléndula y otros extractos descongestivos de origen vegetal con propiedades calmantes e hidratantes, mejora el aspecto natural de la piel, unificando el tono de la misma y proporcionando una sensación de bienestar. Está indicado para todo tipo de pieles y es perfecta para pieles grasas y con tendencia acnéica.

Modo de empleo: Con la piel limpia, aplicar una fina capa de producto, evitando el contorno de los ojos y los labios. Dejar actuar durante 15 minutos aproximadamente, una vez seca retirar. Los restos se pueden eliminar con agua tibia o toallita húmeda. No contiene parabenes ni aceites minerales. Además, está dermatológicamente testado.

Además, Juan Manuel Mata, director técnico de Saluvital, nos ofrece 5 consejos para cuidar la piel, tratar y evitar el maskné:

1- Además de una limpieza mañana y noche es fundamental mantener una correcta hidratación. Así evitaremos lesiones cutáneas por fricción.

2- Lavar la mascarilla a diario, o cambiar las desechables tras las horas recomendadas según el tipo: quirúrgicas 4 horas, EPI 8 horas.

3- En el caso de utilizar maquillaje, es recomendable utilizarlo lo más ligero posible y, por supuesto, desmaquillar y limpiar la piel por la noche.

4- No tocarse los granos y utilizar productos específicos para tratarlos.

5- Es clave utilizar una toalla solo para el rostro y cambiarla a diario. También es muy importante no utilizar la misma toalla para secar las manos y la cara, ya que tiene una microflora distinta a la del cuerpo y así evitaremos cualquier otra patología que sea transmisible.

De venta en farmacias.