¿Sabías que no todas las cervezas son aptas para vegetarianos y veganos?

Escribir el camino de nuestra vida implica, en ocasiones, tomar decisiones que cambian tu día a día, como la elección de ser vegano, que conlleva un cambio de estilo de vida significativo. Una transformación que se basa en unos valores que consisten en no consumir carne animal ni sus derivados, como leche, huevos e incluso miel.  Una filosofía y un modo de entender la alimentación que ya han elegido más de 5 millones de españoles, según datos de la consultora Lantern, en su último análisis “The Green Revolution 2021”, que se ha consolidado como el estudio de referencia sobre el movimiento veggie en España.

Entre los alimentos que están permitidos por la alimentación vegana se incluyen frutas, verduras, legumbres, cereales, frutos secos y semillas. También alternativas veganas a la carne como las versiones hechas con tofu, soja, seitán y altramuz, así como opciones sustitutivas de leche, como las bebidas vegetales, el yogur y el queso, elaborados con soja, frutos secos y cereales. Según este listado, ¿podríamos considerar la cerveza una bebida apta para veganos?

En busca de la alternativa vegana

Lo que muchos no saben, quizá, es que la cerveza, en contra de lo que pueda parecer, no es siempre apta para el consumo vegano. Hay muchas opciones en el mercado y es importante conocer los ingredientes para asegurarse de que no tiene ninguno de origen animal. La cerveza está hecha de agua, malta, lúpulo y levadura, pero en ocasiones, podemos encontrar un agente clarificador como la cola de pescado e, incluso, cervezas que se elaboran con miel o leche y que por su origen animal dejan ser aptas para el consumo vegano. ¿Cómo saber, entonces, si una cerveza es vegana?

Existen opciones aptas para este tipo de alimentación, para que veganos y no veganos puedan disfrutar del placer de beber una cerveza. Entre ellas, una es El Águila, con sus dos variedades: El Águila Dorada y El Águila Sin Filtrar. Según Paco Ruíz, maestro cervecero de El Águila, “los veganos se alimentan exclusivamente de alimentos de origen vegetal, no comen animales o productos derivados de ellos. La cerveza El Águila cubre al 100% este requisito, pues en su elaboración sólo utilizamos agua, malta de cebada, lúpulo y levadura. No empleamos ningún ingrediente, coadyuvante o material auxiliar de origen animal, por tanto, es un alimento apto para veganos”. Además “la cerveza es rica en todas las vitaminas del complejo B, incluida la vitamina B12, y contiene trazas de vitamina A, además de una larga lista de minerales: calcio, hierro, potasio, yodo, zinc, etc”, según indica el maestro cervecero.

En contra de lo que puede parecer, en el mercado se pueden encontrar cervezas no veganas porque en su elaboración se utilizan unos componentes procedentes de cola de pescado para clarificarlas. Estos componentes no son utilizados en ninguna de nuestras cervezas, son tecnologías que prácticamente están en desuso”, confirma Ruiz.

Tanto El Águila Sin Filtrar como El Águila Dorada, ambas con un sabor genuino para todos, se pueden disfrutar en diferentes locales de comida vegana de España, como Vegaviana en Madrid, La Lonchería BCN y Vegan Junk Food Bar en Barcelona y el Miracle en Valencia.

  

Saborea la libertad con El Águila

Si optas por el veganismo o si ya lo practicas, El Águila es una opción que encaja en tu elección. Como la cerveza que aboga por elegir tu propio camino, por la libertad y la autenticidad, es perfecta para seguir acompañándote en tus mejores momentos porque garantiza que, en todo su proceso de elaboración, todos los ingredientes son de origen vegetal.

La marca, singular y genuina desde su origen en el año 1900, cuando se fundó como una cerveza inconformista que rompiera moldes en su categoría, sigue mostrando su personalidad y carácter autentico y con un sabor genuino que se transmite antes incluso de destaparse.