Al día

El restaurante Monastrell instala un sistema fotovoltaico que producirá más de 30.660 kWh al año


El restaurante Monastrell de Alicante se ha convertido en el primer establecimiento de restauración distinguido con estrella Michelín que cuenta con una instalación de autoconsumo fotovoltaico en España. El proyecto energético ha sido desarrollado e implantado por Cubierta Solar, empresa especializada en la creación de sistemas fotovoltaicos para autoconsumo eléctrico, y permitirá generar más de 30.660 kWh al año.

La instalación de energía solar está compuesta por 57 paneles fotovoltaicos con una potencia de 20,23 kWp y que han sido emplazados en la cubierta del restaurante. La chef Maria José San Román y el gerente de Cubierta Solar, Luis Navarro Buciega, han mantenido un encuentro hoy poner en marcha la instalación, un paso hacia la sostenibilidad en la restauración y el turismo inteligente.

Para Navarro “proyectos como el que acabamos de poner en marcha demuestran la tendencia hacia la sostenibilidad que están adoptando muchas empresas que buscan innovar y disponer de procesos más eficientes. Son muchos los sectores que ya tienen autoconsumo; y la hostelería y restauración, tan importante en nuestra Comunidad también pueden dar el paso y contribuir a la mejora del medio ambiente y mejorar su competitividad. La rápida amortización de este tipo de instalaciones y las ventajas competitivas que aportan en relación con la sostenibilidad energética suponen todo un valor añadido. Estamos convencidos que el paso que ha dado El Monastrell será seguido por más empresarios del sector”.

Por su parte, Maria José San Román ha destacado que “su intención es convertir el Monastrell en un restaurante lo más sostenible posible y este es el comienzo de una serie de acciones que vamos a emprender durante este año”.

Mediante el sistema de autoconsumo del restaurante Monastrell se evitará la emisión a la atmósfera de cerca de 13 toneladas de CO2 al año, lo que favorecerá la reducción de la huella de carbono de este establecimiento de restauración, contribuyendo así a la conservación medioambiental y a la disminución de emisiones de gases contaminantes que influyen en el cambio climático.

La energía creada a través de este sistema fotovoltaico tendrá un coste de 2,4 céntimos por cada kWh, lo que permitirá obtener un ahorro sustancial no solo a nivel energético, sino también en lo que se refiere a la factura eléctrica con un ahorro en el coste de la energía del 81%.